fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2019 |Summit Agro x RA360 |Uva de mesa

Fabrizzio Vercellino, asesor internacional, especialista en uva de mesa

Uva iqueña, en búsqueda del ajuste necesario para tener una campaña exitosa

De dulce y agraz. Quizás esa sea la mejor forma de graficar la pasada campaña de uva de mesa en Ica. Hubo fundos que sacaron buena cantidad y calidad de fruta, por la que se pagó buenos precios. Sin embargo, para otros esta fue una campaña para el olvido. La lección pareciera que está aprendida y quien no produzca fruta de calidad quedará fuera del mercado, más aún cuando se vienen años complicados, con EE UU produciendo más y mejor y con Piura. Forzosamente deberá atrasar sus producciones para no toparse con la fruta piurana y californiana.

Fabrizzio Vercellino, asesor internacional, especialista en uva de mesa.

Fabrizzio Vercellino tiene motivos para estar contento tras la última campaña de uva de mesa en Ica. Concentrado siempre en sacar fruta de calidad, las empresas a las que asesora vivieron una campaña impecable, tanto en calidad y cantidad de fruta, como en precios, a excepción de la Red Globe, por temas comerciales. ¿Cuál es la receta? “Realizar podas tardías para no acercarse a Piura ni a las guardas de EE UU. Esta estrategia ha funcionado bien porque se produjo una gran cantidad de cajas con fruta de excelente calidad”, añade.

– En el caso de las empresas a las que asesoras, ¿a qué obedeció esa estrategia de podas más tardías?
– En general, las podas tempranas se usan con el objetivo principal de cosechar antes, y obtener buenos precios en algunos mercados de destino.

 

Mildiú, la nueva amenaza

“El mildiú llegó para quedarse”. Así de categórico es Fabrizzio Vercellino cuando describe lo sucedido con esta enfermedad esta campaña. Pero, ¿qué ha motivado su entrada a Ica? El asesor lo tiene claro: “Creo que hay muchas plantas que se están trayendo de Piura para acá, que llegaron contaminadas. A ello hay que sumar el factor climático, que nos jugó en contra esta campaña para que entrase esta enfermedad”, añade.

El problema ha afectado a todo el valle y la Pampa de Villacurí, principalmente a las variedades licenciadas que, “si no se les realiza un buen manejo preventivo, son mucho más sensibles. Con este tipo de variedades debemos estar mucho más pendientes en todo lo relacionado al tema sanitario, partiendo los programas muy temprado, sin dejar ventanas”, sostiene el experto.
Concretamente en Ica, según Vercellino, el mildiú se detectó desde cuaja en adelante. “Nadie tenía al

mildiú en los programas preventivos”, afirma el asesor. “Entonces, cuando lo detectamos, ya había atacado a la planta e hicimos aplicaciones curativas. Sin embargo, a partir de este año haremos un cambio en el programa de control para hacer un manejo preventivo de la enfermedad. Estimo que serán entre cinco o seis aplicaciones por campaña”, explica.

En plantaciones nuevas, en los campos que asesora Vercellino, harán aplicaciones preventivas durante todo el periodo que tenga material vegetativo joven. “Cuando se tienen plantas con material vegetativo poscosecha, es decir, más apagado o más dormido, cuesta más que se meta la enfermedad. Ante una situación así, el programa fitosanitario puede ser más suave. Pero con material vegetativo joven (repodas o plantaciones nuevas), debemos prevenirlo desde un inicio, aplicando moléculas para mildiú. También estamos haciendo pruebas con aceite y, parece ser una muy buena herramienta”, sostiene.

La estrategia de hacer podas tardías apunta principalmente a conseguir plantas fuertes y fruta de calidad: firme, con buen sabor, con buen escobajo, que llegue a destinos lejanos en excelentes condiciones, lo que siempre va a ser valorado por el comprador chino, que está dispuesto a pagar bien por fruta de buena calidad, independiente del momento en que esta llegue a destino (antes o después del Año Nuevo Chino).

– Entonces, una poda temprana implica un riesgo.
– Claro, la poda temprana genera también una brotación temprana, cuando las temperaturas aún son bajas y las plantas corren el riesgo de presentar una desaceleración del crecimiento vegetativo. Una mala brotación en Red Globe significa sacar pocas cajas o mala calidad de fruta, con bayas de un calibre más pequeño y de color oscuro, como se ha podido ver en algunos campos esta campaña aquí en Ica. Hubo plantas que se podaron en abril o en mayo, que tuvieron una brotación muy deficiente, fruta muy oscura en algunos casos, con problemas de grados Brix y de calibre.

– Fruta que igualmente se terminó exportando.
– Sí y hubo fruta que llegó cuando aún había fruta piurana en el mercado chino. Eso también terminó golpeando en el precio. Creo que, sobre todo en Red Globe, la estrategia es sacarla más tarde. Por eso es que hay muchos campos que no quieren saber de Red Globe y vemos como hay algunos que están arrancándolas y se están yendo a variedades licenciadas. Sin embargo, con estas variedades también se ha visto fruta de mala calidad que fue exportada y que fue castigada en el precio. Entonces, si no se puede manejar bien una variedad como Red Globe, difícilmente se manejará bien una variedad licenciada. Hay muchos que aún creen que, por tratarse de una variedad licenciada, la fruta que se obtiene es mágica y que saldrá buena. Pero eso no es así. Por ejemplo, a China arribó mucha Sweet Globe, que se ha pagado muy bien, incluso la fruta de calidad regular se ha pagado bien. Sin embargo, también ha llegado fruta con desgrane, con pardeamiento interno y problemas de pudrición; que se ha pagado muy mal. Hay fruta que se ha pagado sobre US$30/caja, mientras que otra se ha pagado a US$8/caja FOB. Ahí está la diferencia. El comprador chino quiere calidad y le da lo mismo si es la variedad licenciada o si es Red Globe. Obviamente, una licenciada con buena calidad y con buena condición de escobajo, tiene un mejor precio que la Red Globe, de todas maneras. Y eso también ha influido que los precios de una buena Red Globe tampoco hayan sido espectaculares. Han llegado a US$17/caja, pero esa misma fruta, hace justo un año se pagaba a US$24/caja FOB. También jugó en contra el hecho de que había mucha fruta de Piura dando vuelta. La buena recepción por parte del mercado asiático por variedades blancas patentadas, ha hecho que los precios de Red Globe más altos hayan sido de US$17 FOB, precio suficiente para que el negocio funcione, si se es eficiente en los costos, manteniendo los parámetros de calidad antes mencionados y la cantidad de cajas por ha (4,000). Sino, es mejor arrancarla y optar por otras variedades.


– Y variedades blancas, como Sweet Globe, ¿están teniendo aceptación en el mercado chino?
– Llegó Sweet Globe al mercado chino y el comprador la está aceptando porque le ha gustado. Es una variedad muy viajera, con buena postcosecha. Si bien es fruta blanca, le está compitiendo mucho a la Red Globe. Entonces, volviendo al principio, si tú no sacas una Red Globe de buena calidad, no es negocio, sobre todo, ahora que ya tenemos competencia de otra fruta y que se ha visto que ha tenido una buena recepción en China.

NUEVAS VARIEDADES, NUEVO MANEJO

– La estrategia de manejo es clave. Eso es lo que dices. Pero en una variedad nueva, las recetas son bien distintas dependiendo de dónde se produce y eso lo han tenido que ir descubriendo ustedes campaña tras campaña.
– Qué bueno que me tocas ese punto. En general, todo el manejo que recomiendo en las variedades patentadas no tiene nada que ver con lo que se hace en California, que es donde han nacido la mayoría de ellas. Es un manejo totalmente distinto, que tampoco tiene que ver con lo que se hace en Chile, ni en Piura.

– ¿Podrías dar algún ejemplo?
– En General, lo primero que te dicen es que las variedades nuevas ralean solas y no es así, mentira. Es decir, hay que hacerle una aplicación en el raleo. En algunos campos puede ser con urea, en otros con giberélico, a distintas dosis dependiendo del clima y del suelo. Pero, en mi opinión, siempre necesitan aplicaciones de raleo. He visto que con un manejo de raleo químico, puede que haya tres racimos con corrimiento, pero resulta que tengo 80 racimos por plantas. Entonces, si se sobre ralean esos racimos, me da lo mismo. En cambio, sí me importa mucho que el racimo quede bien raleado químicamente para que luego entren los trabajadores y les cueste menos trabajar en ellos. Hay campos en los que la gente llega sola, principalmente porque tienen un manejo tan bien hecho, que el trabajador gana plata con rendimiento.

OBTENER EL MEJOR COLOR. Arriba, postura de papel para lograr color en una variedad roja. A la izquierda, el resultado tras sacar el papel.

– Y porque en definitiva, tú le facilitas la vida a ellos. Y ellos quieren ir a ese campo porque ganan más.
– Exactamente, ganan plata y terminan temprano y no se tienen que esforzar en exceso. Yo te aseguro que la gente prefiere trabajar en un campo que raleó bien, antes que ir a un campo que tiene un raleo químico mal hecho, donde el racimo está medio apretado o medio ‘achoclado’, aun cuando les paguen más plata y la gente al final gane lo mismo. En general la gente prefiere avanzar, prefieren ir arreglando más racimos porque es más dinámico. En cambio, a un campo que tenga un raleo químico mal hecho, una labor mal hecha y que el trabajo sea más pesado, no van a querer ir. Y como tienen la posibilidad de elegir, porque tienen diez campos más que están esperando gente, prefieren ir a donde tengan un trabajo más grato.

– Volviendo al temas de las recetas en las variedades licenciadas…
– En muchas variedades, el obtentor dice que no necesita giberélico. Sin embargo, he hecho pruebas con todas las variedades y el diferencial en peso y en calibre es tremendo. Otro tema es que decían que no había que aplicar giberélico, porque en aquellas variedades con sabor especial si se agranda mucho la baya, ésta no toma sabor, pero demostramos este año que variedades que decían ser de 16 mm, las sacamos con 20 mm y con un sabor espectacular. El sabor está definido finalmente por el manejo de riego (uno de los mayores problemas a mi entender junto con la gestión en varios campos de Ica), de carga y de distribución de cantidad de bayas por racimo. Son varios factores. No creo que el calibre afecte finalmente el sabor, pero sí la materia seca. Entonces, hay que trabajar bien los riegos, bien las cargas, bien las canopias. El manejo de canopias también es fundamental. Y todavía veo en muchos campos que las canopias no las manejan bien y eso también afecta el color, la terminación de la fruta y el tema fitosanitario.

– ¿Y por qué no manejan?
– Hay un problema de gestion generalizado, en cuanto a que hacer y los momentos adecuados para hacerlo. Cuando tú manejas mal un parrón, tienes que ir a hacer repasos. Sin embargo, eso de dar repasos no existe para mí, porque al final tu costo por hectárea es mucho más caro. Otro tema que he visto y que creo que es un error, es que algunos campos están tratando de hacer menos labores o están dejando de hacer aplicaciones para abaratar costos. El abaratar costos no va por ese lado. Yo creo que el abaratar costos va por el lado de ser eficiente, de hacer las cosas bien de una sola vez. Entonces, el manejo en ese sentido, es fundamental para sacar una uva de buena calidad y condición ideal, de acuerdo a lo que están pidiendo los mercados de destino.

– ¿Dónde crees que está el techo de las nuevas variedades?
– Yo creo que más que techo, el mercado se va a empezar a apretar por lo mismo que te digo la Red Globe que, cuando partió, sacabas cualquier calidad de fruta, la mandabas a China y te la pagaban bien. O sea, no había grandes restricciones porque necesitaban fruta en un período que no tenían. Pero, cuando empieza a haber más oferta, la demanda se contrae y al final lo que empiezan a pedir es calidad. Entonces, ahí el que ofrezca esa calidad, se va a diferenciar y va a hacer un buen negocio, ya sea con variedades patentadas o tradicionales. Yo creo que las variedades patentadas ahora están de moda y se conocen por el nombre, pero después lo que se va a pedir es buena calidad de fruta, bien terminada, viajera. Y al comprador le dará lo mismo qué variedad específica es y van a pedir uva blanca, roja o negra. Pienso que los nombres varietales a la larga van a desaparecer, y como el mercado va creciendo y los viveros cada vez están sacando más variedades nuevas, al final se va a regir por un tema de colores y calidad. Y el campo que trabaje bien, el que busque bien su mercado y el que tenga bien manejado su tema comercial, no tendrá problema. Lo que sí va a haber es una renovación de variedades, que ya se está dando en California, donde ya se están reemplazando las primeras variedades licenciadas. Aquí pasará lo mismo, porque creo que las variedades nuevas van a durar unos siete u ocho años y después habrá un primer recambio de ellas. Por ejemplo, ya está apareciendo una nueva generación de variedades con sabores especiales o pulpas de colores.

COLOR Y MÁS COLOR. “En Red Globe, en los campos que asesoro conseguimos el color adecuado, aplicando dosis de normales o altas de etefón o de ácido absícico”, explica Vercellino.

– Este nuevo escenario de la fruta californiana, ¿Golpeó a Ica esta campaña? y ¿Cómo crees tú que será a futuro?
– En Ica no nos afectó tanto porque, en general, al menos a los campos que yo asesoro, podamos más tarde. Yo pensaba que nos iba a pegar duro en la Flame, pero al final la Flame que sacamos en diciembre llegó bien y se pagó a un buen precio. No a un precio espectacular como se pagaba antes, pero sí un precio que es rentable para la cantidad de cajas que se sacó y para la calidad de Flame que se obtuvo. Y el resto de las variedades yo las corrí y las sacamos entre diciembre y febrero e incluso algo de marzo. Por eso el tema de las guardas de EE UU no nos afectó. Optamos por corrernos con podas más tardías y agarrar el nicho o la ventana que dejó el norte de Chile. La ventana más temprana está más complicada para Piura que, creo sus producciones se correrán de cara a la próxima campaña.

– Si Piura se atrasa, eso también golpea de alguna forma a Ica.
– Sí, y pienso que la decisión aquí es atrasar un poco más las podas, tanto de las ‘seedless’, como de las Red Globe.