icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Uva de mesa

17 de diciembre de 2020
Escenarios del mercado internacional en tiempos del Covid-19

Uva de mesa: China se transformaría en un atractivo mercado en la campaña 2020/2021

Uva de mesa: China se transformaría en un atractivo mercado en la campaña 2020/2021

Si se tiene en cuenta el retraso en la reactivación económica de EE UU y la Zona Euro, China se podría convertir en un interesante mercado para la presente campaña de uva de mesa.

Marienella Ortiz

Las festividades del Año Nuevo Chino, que se celebrarán el próximo 12 de febrero, despiertan el optimismo de los exportadores de uva de mesa, debido a que el mercado chino comenzó a registrar similares indicadores de crecimiento económico previos a la pandemia.  Otros mercados importantes para esta industria, EE UU y la Unión Europea, se espera que se reactiven económicamente recién en febrero y mayo de 2021, respectivamente.

A la hora de hacer un balance de lo que ha ocurrido este año, EE UU, China, Reino Unido y la Zona Euro fueron los principales mercados donde se vio afectada la comercialización de uva de mesa procedente de Chile y Perú, debido a las restricciones logísticas y comerciales originadas en el mundo, a raíz del coronavirus.

“Un mercado que no esté saludable y se muestre recesivo, necesariamente se verá afectado en sus compras, de todo tipo de productos, incluido los alimentos. En época de bonanza se compran productos más caros y de mayor calidad, mientras que en las épocas de recesión se prefieren productos de tiendas por descuento o que sean más baratos. La presión que ejerce la menor demanda, incluso, tiende a la baja a los precios”, explica Isabel Quiroz, directora ejecutiva de IQonsulting. Según el último informe del Fondo Monetario Internacional -el último es de octubre-, hay una recesión económica que enfrentan este 2020 las economías desarrolladas y emergentes del mundo. En tanto, las proyecciones del PBI del 2021 dan luces de lo que podemos esperar en los siguientes meses. En el informe de abril ya se estimaba que la economía mundial del 2020 iba a cerrar con un decrecimiento de 3%; ya en junio este indicador se reajustó a 4.9% y para octubre se hablaba de una caída de un 4.4% para el cierre del año.

Este último informe también estima que en 2021 habrá una recuperación de todos los mercados, con un crecimiento mundial de 5.2%, aunque aún hay incertezas de cuándo se producirá. Si se observa las economías por mercados, la caída de EE UU será este año de -4.3%; en la Zona Euro la recesión llegaría a un -8.3%; en Oriente Medio y Asia Central la caída sería de 4.1%, mientras que en Asia emergente se registraría un descenso de un -1.7%. Lo que observa Quiroz y resalta es que China ralentizó su crecimiento económico, pero cerrará con una cifra positiva el 2020, con 1.9% de PBI. Inclusive, para el 2021 crecerá en 8,2%, según el último informe del FMI.

Los nuevos mercados para la uva de mesa

Un mercado que podría considerarse una promesa sería Corea del sur, donde se consume mucha fruta. Igualmente, se está a la espera que mejoren sus mercados tanto India como Rusia y otros países de Europa del Este. Y en la medida que mejore la situación económica de países de América Latina, también son un mercado de interés para los productores de uva de mesa.

LA GRAN NOTICIA: LA EVOLUCIÓN DE LA ECONOMÍA CHINA

“El primer trimestre del 2020, cuando se desató el coronavirus, la economía china fue una de las primeras en caer estrepitosamente; sin embargo, su recuperación ha sido rápida, pues ya al segundo trimestre se niveló con el crecimiento que registraba el último trimestre del 2019. De allí ha seguido creciendo y será el país con el mayor crecimiento en términos relativos y con relación al resto del mundo. Esta es la gran noticia. Mientras tanto, en las economías avanzadas de la zona euro y de EE UU, la gran depresión fue en el segundo trimestre del 2020 y de allí recién parte la recuperación, así que no les alcanzará el tiempo para que este año regresen al momento anterior a la pandemia”, explica Isabel Quiroz.

Especialmente destacable para la industria agrícola ha sido la recuperación de China, que ha incrementado sus importaciones de cerezas entre mayo y agosto, procedentes principalmente de Turquía y EE UU y que, si bien comenzaron con bajos precios, la campaña de esta fruta finalizó con altos precios.

Exportación de uva de mesa bajó desde el hemisferio sur

En la campaña 2019/2020 la oferta en toneladas del hemisferio sur, incluido México, cayó en 1%. Pese a ello, Perú registra un máximo histórico con 401.367, lo que representa un crecimiento de 2% con relación a la campaña anterior. “Perú continúa creciendo y extendiendo su temporada, poniendo presión a todos sus competidores, tempranos o tardíos”, refiere Isabel Quiroz. Chile fue el único proveedor de este lado del mundo con cifras a la baja con (-7%), debido a sequía, heladas, bajos calibres y otros problemas de clima.

En tanto, Sudáfrica registró un crecimiento de 6%, Australia con 4% e India con -30% (lluvias y efecto de coronavirus en cosechas).

TENDENCIAS EN EL CONSUMO COMO CONSECUENCIA DEL COVID

El informe ‘El sentimiento de los consumidores durante el coronavirus’, elaborado por la PMA, examinó el comportamiento de los consumidores entre abril y las primeras semanas de junio, poniendo énfasis en el gasto y el consumo de frutas y hortalizas durante el confinamiento. El balance, según este trabajo, es positivo. Un 61% de los consumidores chinos encuestados respondió que habían comprado más frutas durante este periodo, mientras que un 65% había comprado más hortalizas frescas. En EE UU, la respuesta fue un 49% para las frutas y un 47% para las hortalizas. Es más, en China un 74% de los consumidores consultados estima que preferirá comer alimentos frescos con mayor frecuencia. En el caso de los consumidores estadounidenses, un 58% de los encuestados se muestra interesado en la seguridad y limpieza de los productos frescos, mientras que un 55% de los británicos se fija en la vida útil de los alimentos. Así es, por ejemplo, como las fresas españolas sufrieron una caída, por tener poca vida de poscosecha.

LA UVA DE MESA NO FUE LA FAVORITA EN PANDEMIA

En EE UU, el consumo de frutas frescas se vinculó a los beneficios para la salud. Eso motivó que el consumo de berries creciera en ventas un 18% durante el mes de marzo y un 16% en mayo, en iguales periodos del año pasado. Las naranjas sufrieron un espectacular incremento pasando de un 3.3% en marzo a un 73% en mayo.

En cambio, las ventas de uva de mesa cayeron un 5.5%, 4.7% y 9.7% entre abril y junio, probablemente porque no hubo campañas promocionales que la vinculasen como una fruta  positiva para la salud humana.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados