icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Uva de mesa

19 de abril de 2021
Récord histórico para la uva peruana

Una campaña que concluyó con gratos resultados

Una campaña que concluyó con gratos resultados

Por primera vez la uva peruana superó la barrera de los US$ 1,000 millones en exportaciones. Las oportunidades que ofreció el mercado estadounidense permitieron este, hasta ahora, esquivo resultado.

Luis Corvera, director general de Fresh Fruit Perú.

La campaña de uva fresca peruana 2020/21 llegó a su fin en marzo y, a pesar de la pandemia del Covid-19, obtuvo resultados impensados. Entre octubre y marzo, se estima que los envíos de uva peruana sumaron 452,794 toneladas por US$ 1,105 millones. En comparación a la campaña anterior, los envíos de la fruta crecieron 24% en volumen y 28% en valor. Los resultados alcanzados por los envíos de la fruta peruana marcan un récord para las exportaciones peruanas, pues antes ningún producto se había acercado a los US$ 1,000 millones en términos de campaña o de año calendario. En realidad, ni siquiera se había logrado los US$900 millones.

El crecimiento de las exportaciones de uva peruana se dio en un contexto en el que los principales competidores del globo enfrentaron problemas con sus campañas locales, por lo que si bien no se han publicado las cifras oficiales de todos durante el año calendario 2020, es muy probable que el Perú se haya ubicado, sino líder mundial, a un escaso margen de distancia de China. Hasta el 2019, el Perú estuvo en cuarto lugar, detrás el país asiático y de Chile y Estados Unidos, proveedores que mostraron ligeras contracciones en sus envíos durante el 2020. El salto en exportación de la uva peruana, sin embargo, no fue suficiente para que este producto continuará liderando la canasta agroexportadora local. En términos anualizados, en 2020 el arándano logró imponerse (13.4% de participación) y desplazarlo al segundo lugar (13.2%).

DINÁMICA DE LA CAMPAÑA

Las exportaciones de uva tuvieron un inicio lento. Durante los primeros meses de la campaña, septiembre y octubre, los envíos de la fruta sumaron 31,635 toneladas por US$ 79 millones, 12% menos en volumen y 4% menos en valor con respecto al mismo periodo en el 2019. Durante estas semanas, la uva peruana alcanzó un precio promedio de US$ 2.31 por kilogramo, 8% más que el precio obtenido en similar periodo en el año anterior. Los principales países a los que se exportó uva peruana fueron los Países Bajos, con 32% de participación, y el Reino Unido, con 19%.

Gráfico 1. Evolución semanal de las exportaciones peruanas de uva (en toneladas).

Con el paso de las semanas, el mercado estadounidense se volvió más atractivo. Este destino estaba enfrentando una escasez de uva, debido a que la producción local no alcanzó los volúmenes esperados (el clima afectó los cultivos) y a que no había proveedores internacionales en campaña (Chile terminó su campaña en julio). En este contexto, el Perú aprovechó para incrementar sus exportaciones sin afectar los precios de la uva. Así, entre noviembre y enero, las exportaciones de la fruta peruana sumaron 348,165 toneladas por US$ 882 millones, 31% más en volumen y 33% más en valor con respecto al año anterior. En esta época, el precio de la fruta fue de US$ 2.53 por kilogramo, 2% mayor que en el periodo anterior. Los principales destinos de la uva en este periodo fueron Estados Unidos, con 45% de participación, y los Países Bajos, con 14%.

Gráfico 2. Dinámica de las exportaciones peruanas de uva.

Durante los últimos meses de la campaña, entre febrero y marzo, las exportaciones de uva peruana sumaron 72,993 toneladas por US$ 144 millones. En comparación al mismo periodo en el 2019, los envíos de la fruta crecieron 12% en volumen y 23% en valor. En este periodo, el precio obtenido por la uva peruana fue US$ 1.97 por kilogramo, 9% más alto con respecto al 2019. Los principales destinos del producto peruano en este tiempo fueron Estados Unidos, con 45% de participación, y China, con 16%. Cabe mencionar que la mayor participación del país asiático en este periodo se debe a un incremento de la demanda por las festividades de su Año Nuevo.

En términos agregados, durante la campaña 2020/21, los principales destinos de la campaña peruana fueron Estados Unidos, con 42% de participación (2 puntos porcentuales más que en la campaña anterior), y los Países Bajos, con 16% (participación similar).

LAS OPORTUNIDADES QUE OFRECIÓ EE UU

Entre septiembre y marzo, meses que dura la campaña peruana, las importaciones de uva en EE UU sumaron 388,348 toneladas por US$ 1,124 millones, volumen y valor similar al de los años anteriores. Los principales proveedores de uva en este mercado, durante la campaña, fueron el Perú, con 56% de participación (14 puntos porcentuales más que en la campaña anterior), y Chile, con 42% (13 puntos porcentuales menos). Cabe mencionar que el pico de los envíos peruanos se da entre noviembre y diciembre, mientras que el pico de las exportaciones chilenas se da entre febrero y abril.

Las importaciones norteamericanas provenientes del Perú sumaron 215,866 toneladas por US$ 677 millones, 33% más en volumen y 27% más en valor con respecto al año anterior. Los meses más importantes para el producto peruano fueron noviembre y diciembre, cuando las importaciones de Estados Unidos crecieron hasta 50%. Fue en este periodo que se observó la escasez de oferta local en el mercado, la cual fue compensada por mayores importaciones de uva peruana. Así, en estos meses, el Perú mandó 57,875 toneladas de uva por US$ 188 millones, 49% más en volumen y en valor con respecto al año anterior.

En cuanto a las importaciones estadounidenses de uva chilena, cuya campaña aún no cierra, estas han alcanzado hasta mediados de marzo las 161,591 toneladas por US$ 406 millones, 25% menos en volumen y 29% menos en valor con respecto al año anterior. La campaña chilena va de diciembre a junio, por lo que el país sureño no pudo aprovechar las oportunidades que ofreció EE UU durante los meses de escasez. Asimismo, Chile está enfrentando problemas de producción a causa de problemas climáticos, que ocasionaron grandes pérdidas. Por este motivo, entre enero y marzo, meses en los que se posiciona como el principal proveedor, las importaciones de uva chilena sumaron 160,395 toneladas por US$ 404 millones, lo cual significó una contracción de 24% en volumen y 28% en valor con respecto al año anterior.

Durante los meses señalados, EE UU pagó por la uva US$ 2.89 por kilogramo en promedio, 2% menos con respecto al periodo anterior. La fruta peruana fue la mejor cotizada en el mercado norteamericano alcanzando un precio promedio de US$ 3.14 por kilogramo, 5% menos en comparación al año anterior, aunque con un pico en el mes de noviembre con US$ 3.28 por kilogramo. Por el contrario, la uva con menor precio fue la chilena, al alcanzar un valor de US$ 2.52 por kilogramo, 5% menos con respecto al año anterior. La uva chilena alcanzó su precio máximo en febrero con US$ 2.64 por kilogramo.

Durante la campaña, más de 100 empresas exportaron uva peruana a Estados Unidos. Del total, cinco concentraron el 35% de los envíos. Estas empresas fueron Los Olivos de Villacuri S.A.C., con 10.3% de participación, Sociedad Agrícola Rapel S.A.C., con 8.5%, El Pedregal S.A., con 8.0%, Camposol S.A., con 4.6%, y Agrícola Andrea S.A.C., con 3.3%. A diferencia del año anterior, se observó que El Pedregal perdió su posición como principal proveedor para ubicarse tercero. Asimismo, se observó que Camposol incrementó su participación de mercado para posicionarse como el cuarto proveedor, desplazando a Agrícola Andrea (que quedó en quinto lugar) y a Complejo Agroindustrial Beta (que se ubicó en el sexto puesto).

En cuanto a los compradores del mercado norteamericano, destacó Vanguard Direct Llc., con 9.2% de participación, que fue provisto por tres empresas peruanas, de las cuales la más importante fue Los Olivos de Villacuri S.A.C, con 95% de participación. Otro comprador importante en Estados Unidos fue Dayka Hackett Llc., con 6.5% de participación, que comercializó con veinte empresas peruanas, de las cuales destacó Campos del Sur, con 14% de participación. La tercera empresa más importante en Estados Unidos fue Terrasur Imports Inc., con 6.5% de participación, que adquirió uva de tres proveedoras peruanas, de las que destacó El Pedregal, con 97% de participación.

PAÍSES BAJOS QUEDÓ RELEGADO

Entre septiembre y marzo, se estima que las importaciones de uva en los Países Bajos sumaron 308,208 toneladas por US$ 731 millones. En comparación al año anterior, las adquisiciones de la fruta crecieron 10% en volumen y cayeron 2% en valor. Los principales proveedores de la fruta en este mercado fueron Sudáfrica, con 41% de participación (2 puntos porcentuales más que en el 2019), y el Perú, con 21% (1 punto porcentual arriba). Cabe mencionar que las exportaciones peruanas y las sudafricanas tuvieron su pico en febrero. En el caso del primero, cuando está terminando su campaña, mientras que en el caso del segundo cuando está a la mitad.

Las importaciones de Países Bajos provenientes del Perú sumaron 65,256 toneladas por US$ 167 millones, 16% más en volumen y 3% más en valor con respecto al mismo periodo en el 2019. El mes más importante para el producto peruano fue febrero, cuando las exportaciones sumaron 17,061 toneladas por US$ 42 millones, 91% más en volumen y 61% más en valor con respecto al año anterior. Este fue el mes en que el mercado norteamericano ofrecía uno de los precios más bajos, puesto que iniciaron los envíos de Chile, por lo que el país europeo se perfiló como mejor opción.

En cuanto a las importaciones de Países Bajos de uva sudafricana, estas alcanzaron las 133,643 toneladas por US$ 315 millones, 15% más en volumen y 2% menos en valor con respecto al año anterior. El país africano aprovechó el final de la campaña peruana para incrementar sus envíos. Entre febrero y marzo, las exportaciones de uva sudafricana se incrementaron 36% en volumen y 17% en valor con respecto al año anterior. Cabe resaltar que Sudáfrica viene incrementando las hectáreas cultivadas de uva, lo que le permitió incrementar su producción en 2.5% para la campaña 2020/21, toda con miras a la exportación.

Durante los meses señalados, los Países Bajos pagaron por la uva US$ 2.37 por kilogramo en promedio, 10% menos con respecto al periodo anterior. La fruta peruana fue la mejor cotizada en el mercado europeo alcanzando un precio promedio de US$ 2.56 por kilogramo, 11% menos en comparación al año anterior, aunque con un pico en el mes de enero con US$ 2.61 por kilogramo. Por el contrario, la uva con menor precio fue la sudafricana, al alcanzar un valor de US$ 2.36 por kilogramo, 15% menos con respecto al año anterior. La uva sudafricana alcanzó su precio máximo en enero con US$ 2.58 por kilogramo.

Durante la campaña, más de 80 empresas exportaron uva peruana a los Países Bajos. Del total, cinco concentraron el 39% de los envíos. Estas empresas fueron Sociedad Agrícola Rapel S.A.C. con 10.3% de participación, Ecosac Agrícola S.A.C., con 8.2%, El Pedregal S.A., con 8.1%, Complejo Agroindustrial Beta S.A., con 7.7%, y Sociedad Agrícola Saturno S.A.C., con 3.3%. A diferencia del año anterior, se observó que El Pedregal perdió su posición como principal proveedor, y se ubicó en tercer lugar. Asimismo, Complejo Agroindustrial Beta S.A. retrocedió un puesto y se ubicó en cuarto lugar. Además, este año ingresó al top 5 Sociedad Agrícola Saturno, la cual desplazó a Corporación Frutícola de Chincha S.A.C., que se ubicó en séptimo lugar.

En cuanto a los compradores de los Países Bajos, destacó Fairconnection B.V., con 7.5% de participación, que fue provisto por veinte empresas peruanas, de las cuales la más importante fue Empresa Agrícola San Juan S.A., con 16% de participación. Otro comprador importante en el país europeo fue Hillfresh International B.V., con 5.7% de participación, que comercializó con diecisiete empresas peruanas, de las cuales destacó Sociedad Agrícola Saturno S.A., con 26% de participación. La tercera empresa más importante en los Países Bajos fue The Grape Hub Europe B.V., con 4.3% de participación, que adquirió uva de tres proveedoras peruanas, de las que destacó Sociedad Agrícola Rapel, con 84% de participación.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados