icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2021 | Empresas

Desarrollada por Hazel Technologies

Tecnología fácil de usar y que prolonga la vida de anaquel de las frutas sin dejar residuos

Empresas líderes en exportación de palta Hass, uva de mesa y mango han incorporado la tecnología de poscosecha formulada por Hazel Technologies, que protege la fruta durante el transcurso de la cadena de suministro y permite extender la vida de anaquel, en promedio, en 40%. La compañía estadunidense apunta a fortalecer su presencia en América Latina y sumar nuevos productos.

Hazel Technologies ha formulado soluciones de poscosecha que permiten extender la vida de anaquel de productos perecederos, no dejan residuos detectables y además tienen la particularidad de ser fáciles de usar. “No requieren de equipamiento ni entrenamiento para su aplicación. Hazel 100 y Hazel O se aplican directamente a las cajas de frutas y hortalizas, aumentando hasta en un 40% y 30% respectivamente la vida de poscosecha de los productos”, anota Andrea Rivera Tordecilla, Postharvest Customer Success Manager de Hazel.

La tecnología se incorpora fácilmente y protege la fruta durante el transcurso de la cadena de suministro. Mario Cervantes, Director Business Development AgTech de Hazel, explica que sus productos giran en torno a la liberación prolongada de activos que cuentan con propiedades interesantes, las cuales posibilitan la extensión de la vida de anaquel. “Estas propiedades tienen fines antifúngicos o simplemente retrasan la maduración”, afirma el experto.

La liberación lenta de activos como el 1-metilciclopropeno (1-MCP), producto que prolonga la vida útil de las frutas, preserva la calidad de la fruta en anaquel. “Lo que buscamos con la uva de mesa, por ejemplo, es que los raquis luzcan frescos al arribo y en el caso del mango y la palta, que tengan buena vida de anaquel y condición interna”, explica Cervantes. Remarca que la fruta continuará con su proceso de maduración. No obstante, gracias al producto el proceso se ralentizará.

A nivel mundial, más de 200 empresas han optado por incorporar a sus programas las soluciones de Hazel. Rivera detalla que, en el caso de Perú, trabajan con exportadoras como Fundo Los Paltos, una de las principales empresas productoras de mangos orgánicos del Perú. El uso de la tecnología de poscosecha ha contribuido a que el producto llegue con una firmeza constantemente mayor y una menor incidencia de descomposición como la antracnosis. En consecuencia, según información de la exportadora se ha producido una reducción de un 75% en los reclamos por calidad y un menor porcentaje de descarte. En el caso de Europa, el descarte pasó de un 4% a situarse entre 1% y 1.5%.

Efecto en la calidad de la tecnología desarrollada por Hazel.

Hazel Technologies además trabaja con Mission, una de las compañías más grandes de la industria de palta Hass a nivel mundial y Oppy, uno de los importadores de uva de mesa más grandes de Norteamérica. “Todos ellos vieron los resultados de primera mano y claro, el voto de confianza más importante es cuando regresan campaña tras campaña”, afirma Cervantes.

Adicionalmente, la firma viene apoyando estudios académicos realizados por diversas instituciones y en los que se demuestra la eficacia de las soluciones. “Contamos con estudios por parte de las principales universidades de investigación en el mundo agrícola, incluyendo UC Davis, Cornell, Oregon State y la U. de la Florida, todas en EE UU. En Chile, también hemos trabajado con la prestigiosa Pontificia Universidad Católica de Chile y el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA)”, detalla Cervantes.

ESTRATEGIA DE EXPANSIÓN

Hazel Technologies continuará trabajando en fortalecer su presencia en América Latina y en expandirse a otros mercados, tales como Sudáfrica y Japón. “Hemos tenido una muy buena aceptación con nuestros productos en el mercado latinoamericano. Con la vista hacia el futuro, esperamos poder comercializar mas productos en mas mercados”, resalta Rivera. En América Latina, el interés es cada más creciente respecto al uso de  tecnologías que ayuden en viajes marítimos con la vida de anaquel de productos perecederos.

Aparte del financiamiento obtenido por parte del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos  (USDA), la compañía ha logrado captar fondos por más de US$70 millones, provenientes de diferentes inversionistas. “Esto nos permite entrar con fuerza en América Latina con diversos productos. También queremos sumar alianzas estratégicas con diferentes productores, realizando ensayos  con nuestros productos. Por otro lado, también queremos continuar desarrollando nuestra presencia en los mercados regionales para que aún mas gente nos conozca. Todo esto de la mano con un continuo desarrollo tecnológico, que pueda responder a las necesidades de diferentes actores de la industria agrícola”, indica Rivera.

La compañía además está trabajando en una nueva solución. “En estos momentos, nos encontramos desarrollando un producto que ayudará a disminuir la incidencia de pudriciones en frutas. Nuestro objetivo es que sea tan simple de utilizar como Hazel O y Hazel 100, que sea sustentable y eficiente. Esto permitirá disminuir aún más los desperdicios de la industria agrícola a nivel global”, adelanta Rivera.

Contactos

Martin Roeder

Latin American Sales Manager

+1 305-434-2015

[email protected]