icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2021 | Empresas

TensApply y Stick Apply, comercializadas por Tattersall Perú

Tecnología a base de fosfolípidos que conserva la calidad del raquis en uva de mesa

TensApply crea una barrera protectora contra las condiciones climáticas adversas y la radiación, con el objetivo de evitar la deshidratación del raquis y la pérdida de cera natural (pruina). En tanto, Stick Apply contribuye a fortalecer la estructura celular, prevenir el desgarro pedicelar y desgrane. Ambas soluciones ya forman parte del programa de agroexportadoras líderes como Vanguard Perú.

En la medida que la uva de mesa se abre espacio en nuevos mercados destino, crece la necesidad de garantizar fruta con una óptima calidad y condición. Para lograrlo, agroexportadoras como Vanguard Perú, que posee 1,005 hectáreas (ha) de uva de mesa en el valle de Ica, han integrado en su programa de manejo nutricional y fitosanitario dos soluciones que apuntan principalmente a evitar la deshidratación del raquis. “Es un producto que termina por proteger todo el buen trabajo que hiciste desde el inicio”, destaca su gerente de operaciones agrícolas, Christian Stammer.

Stammer anota que, si bien las variedades licenciadas suelen ser más productivas, al tener alta fertilidad y buen vigor, son más susceptibles a presentar deshidratación de raquis y en algunos casos desgrane. Por ejemplo, el raquis de la variedad Sweet Globe tiende a ser más delgado, mientras variedades como Candy Heart y Candy Dreams son más propensas a sufrir desgranes. Estas problemáticas pueden derivar en kilos de fruta perdidos por desgrane y reducción de la calidad y valor comercial del producto por la deshidratación. Ambos problemas ocurren durante la cosecha, poscosecha y comercialización, y se traducen en esencia en la pérdida de calidad y volumen de producto exportable.

“Nosotros realmente no tenemos problemas de desgrane, pero sí hemos tenido problemas de deshidratación del raquis”, comenta Stammer. Esa fue la razón que los motivó a buscar alternativas tecnológicas para lograr un producto de mejor calidad y mayor vida en anaquel. “Dentro de las opciones de mejora para este problema, lo que más se conoce son ciertos productos del tipo anti estresantes, así como algunos productos de corte nutricional. Nosotros encontramos esta nueva línea de BIO Apply”, agrega Josue Molina, gerente de operaciones agrícolas de Vanguard Perú.

BIO-Apply® ha desarrollado las soluciones TensApply y Stick Apply, ambas comercializadas en el Perú a través del Grupo Tattersall. El jefe de desarrollo de negocio zona centro-sur de Tattersall Perú, Carlos Tipismana, explica que TensApply es un fosfolípido de origen vegetal que, en primer término, constituye una barrera protectora frente a elementos externos climáticos, como la radiación y el estrés oxidativo. “El raquis tiene una epidermis y estructura mucho más débil que los frutos, y se oxida más rápido, añadir esta película de fosfolípidos le confiere mayor protección”, destaca el experto. La solución contribuye a disminuir la pérdida de agua, regular el intercambio gaseoso, evitar la pérdida de ceras naturales (pruina) y regular los cambios de temperatura en el tejido.

Por su parte, Stick Apply, está constituido por proteínas funcionales (Coenzimas), aminoácidos y minerales que están inmersos en una matriz de fosfolípidos de origen vegetal, enriquecida con calcio (Ca). Estos elementos son esenciales para la reconstrucción celular, ya que actúan como un pegante biológico, permitiendo el sellado pedicelar en bayas de uva de mesa. “El producto es más especializado en desgrane y tiene proteínas que inhiben la oxidación. También, como tiene calcio, es una especie de reparador”, sostiene Tipismana.

“Ambos productos hacen su trabajo en procesos complementarios, estableciendo una gran sinergia. TensApply ejerce su principal función protectora frente a condiciones climáticas adversas y Stick Apply tiene la capacidad de inhibir procesos de oxidación y otros procesos relacionados con la senescencia, que afectan no solo a las bayas sino también al raquis”, explica.

Se recomienda que 45 días antes de la cosecha se realicen 5 aplicaciones de TensApply, cada una de 1 l/ha y con intervalos de 7 a 10 días. Todo va a depender de la velocidad de maduración de la fruta. El experto agrega que 15 días antes de la cosecha se debe realizar aplicaciones de Stick Apply con intervalos de 7 días. “En las dos últimas aplicaciones de TensApply añadimos Stick Apply. La segunda aplicación se debe realizar 7 días antes de la cosecha. Se sugieren aplicaciones de 5 l/ha”, comenta. Al incrementar la dosis de TensApply al cierre del programa de tratamientos, es decir, subir la dosis de 1 a 2 L/ha, se tendrá un mayor nivel de protección del raquis.

“El nivel de los expertos técnicos de la agroindustria Peruana está entre los mejores del mundo,  es por eso que el modelo de negocio de Tattersall invierte en demostrar los beneficios a sus clientes bajo validaciones científicas y datos que permiten la toma de decisión”.

– Yamil Adum, gerente general de Tattersall Perú.

 

RESULTADOS PROMETEDORES

Para validar la eficacia de los productos, TensApply y Stick Apply, la compañía Tattersall midió el efecto del tratamiento sobre el pardeamiento y oxidación del raquis en las variedades Cotton Candy, Candy Dreams, Candy Hearts y Autumn Crisp. En cuanto al Grado 1 y/o Grado 2, se observó que, mediante el programa de tratamiento aplicado, se obtuvo de un 10 a un 50% más racimos en esta condición a los 20 y 40 días de guarda. Asimismo, se registró de un 20 a un 70% más racimos en esta condición a los 60 días de guarda. Se definió la cantidad de días considerando que actualmente la uva de mesa llega a mercados más lejanos como Asia. Solo para tener una referencia, llegar a China demanda aproximadamente 35 días. Adicionalmente, algunas variedades tienen que recurrir a guardas en el respectivo mercado destino.

Figura 1. Escala de deshidratación de raquis

*Grado 1: Raquis verde y turgente. Grado 2: Pedicelos y brazos secundarios del raquis, parcialmente pardos (Leve). Grado 3: Pedicelos, brazos secundarios del raquis pardos y eje central parcialmente pardo (Moderado). Grado 4: Raquis totalmente pardo y marchito (Severo).

En algunos casos, como fue notado en la evaluación realizada en la variedad Candy Dreams, se logró visualizar el efecto del tratamiento inclusive el mismo día de la cosecha. Así, se pudo observar un raquis mucho más preservado, de color más intenso en el campo tratado, versus, un raquis pálido y con ligera pérdida de turgencia en un área no tratada. “El raquis de estos racimos, posteriormente cuando uno lleva seguimiento y los evalúa en guarda a los 20, 40 y 60 días, son los primeros que se tornan pardos”, expresa Tipismana.

Gráficos 1, 2, 3 y 4. Efecto de los tratamientos con TensApply – Stick Apply sobre la preservación del raquis a 20, 40 y 60 días de guarda.

En cuanto al desgrane, se realizaron distintas evaluaciones en las distintas etapas del proceso: cosecha, limpieza, empaque y guarda a los 20, 40 y 60 días, estableciendo el desgrane individual en cada etapa y acumulado del proceso. La evaluación fue dirigida a variedades que comúnmente fueron reportadas con problemas de desgrane en distintos niveles de sensibilidad y severidad.

Gráfico 5. Efecto de los tratamientos con TensApply – Stick Apply en la reducción del desgrane a 20, 40 y 60 días de guarda.

Los resultados fueron impresionantes. Aplicados los tratamientos, frente a un testigo absoluto, se logró reducir el desgrane en las variedades ensayadas Cotton Candy (-64.53%, -46.20%), Candy Dreams (-79.5%) y Candy Hearts (-27.15%). “Cada kilo de fruta recuperado es dinero recuperado. Podemos afirmar sin lugar a duda que la inversión en la solución se paga por sí sola”, destaca Tipismana.

El rango de resultados obtenido por Tattersall Perú estuvo condicionado por la variedad en que se ejecutó el programa, la época de cosecha, presencia de senescencia, así como por la condición y el manejo agronómico aplicado en el lote en específico. “En esta primera etapa, en el desarrollo de la solución, hemos querido dilucidar primero si existe un efecto real en la reducción de ambas problemáticas, luego iniciaremos un proceso de validaciones más específica”, manifiesta Tipismana.

PROMETEDORES RESULTADOS EN VANGUARD PERÚ

Similares resultados se observaron en la agrícola Vanguard Perú. Los primeros ensayos se realizaron en la campaña 2019/20, en dos lotes de Sweet Celebration. Tras la aplicación de las soluciones y el seguimiento exhaustivo de las buenas prácticas agrícolas (BPA), se obtuvo frutas más brillosas, con una buena terminación y mejor vida en anaquel. “La fruta se ve diferente, no se ve opaca”, detalla Stammer. Dado los buenos resultados observados, la agrícola decidió extender la aplicación de las soluciones en toda la superficie, que hoy está cubierta con doce variedades.

“Teníamos en su momento 30% de deshidratación en el volumen exportado en la campaña 2017/18. En la campaña 2018-2019 comenzamos con un mejor manejo. Ya en la campaña 2019/20 usamos otro tipo de productos y nos enfocamos no solo en el Brix, sino en el índice de madurez (°Brix/acidez). En la campaña 2020-2021 la deshidratación se redujo a 15%”, señala Stammer. Para el gerente de operaciones agrícolas la mejora ha respondido no solo a la implementación de nueva tecnología, sino al mejor entendimiento del manejo del cultivo. “Esta nueva tecnología es una herramienta, si hacemos las cosas mal durante los procesos que anteceden la llegada de la cosecha, así le apliquemos 1000 litros de ese producto no va a funcionar. Las soluciones son como un sello de calidad”, manifiesta Molina.

Para evitar la deshidratación, Vanguard Perú ha priorizado la realización de diversas labores culturales, tales como el deshoje y el raleo. “Es importante también que la ventilación sea adecuada en el parrón, que sanitariamente el parrón esté limpio. A eso hay que adicionarle la condición del racimo. Cualquier estrés o daño directo en la baya deriva en la generación de problemas. Por ejemplo, la botrytis puede estresar al cultivo”, explica Molina.

Además de las ventajas visibles que se observan en el fruto, los especialistas de Vanguard Perú resaltaron la facilidad de aplicación de las soluciones, su innovadora característica de repeler la lluvia y el origen vegetal de los productos, lo que facilita su incorporación en cualquier programa. “Sus componentes en general son totalmente compatibles con el medio ambiente y en definitiva con los programas de producción. No demandaría entonces mayor costo de maquinaria en su uso, no requieren aplicarlos aparte, y se adapta a la disponibilidad del productor en cuanto a disponibilidad de maquinaria convencional o electrostática”, destaca Tipismana.

“BIO-Apply con sus productos STICK-Apply y TENS-Apply aporta a Vanguard herramientas que se integran a su desarrollo agrícola con soluciones biotecnológicas eficientes, que son el resultado del trabajo en conjunto y la dedicación profesional”.

– Daniel Courbis, director comercial y de desarrollo de BIO Apply.

CONTACTO

Gerente Comercial Norte

rgutierreza@tattersall.pe 

+51 960 629 884

Gerente Comercial Sur

dgonzales@tattersall.pe

+51 989 989 873

www.tattersall.cl