icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mango

26 de octubre de 2021
Fundo Los Paltos adelanta cambios estratégicos

Suspensión temporal de campaña de mango permitirá afinar la estrategia de negocio

Suspensión temporal de campaña de mango permitirá afinar la estrategia de negocio

La ausencia de lluvias y las fallas presentadas en pozos tubulares han llevado a la productora Fundo Los Paltos a suspender temporalmente su campaña de mango en Casma. Por primera vez, las 20 hectáreas (ha) de mango no producirán fruto de exportación y se priorizarán otros cultivos, como la uva de mesa y la palta de variedad Hass. En medio de la crisis y apuntando a la campaña 2023/24, la agroexportadora se prepara para certificar su mango como orgánico y continuar perfeccionando sus buenas prácticas, con el objetivo de consolidarse en mercados incipientes como Corea del Sur.

Miriam Romainville Izaguirre

La escasez de agua asoma su peor cara en el distrito de Buenavista Alta, donde se produce entre el 40% y 50% de mango de Casma. El adverso escenario hídrico, agudizado por la ausencia de lluvias y las fallas presentadas en pozos tubulares, ha llevado a Fundo Los Paltos a suspender su campaña de mango 2021/22 y reformular su estrategia de negocio. “Debido al problema de escasez de agua, este año nuestros campos de mango no van a producir, le estamos dando más preferencia a la uva de mesa y la palta ya sembradas», anota Hugo Leyva, gerente de operaciones de Fundo los Paltos.

Tomar la decisión de suspender temporalmente la campaña de mango no fue sencilla, ya que involucra una afectación económica. De por medio se evaluaron diversos aspectos, entre ellos la demanda hídrica de cada especie. Leyva explica que la palta requiere 14,000 m3/ha de agua, mientras el mango demanda alrededor de 8,000 m3/ha. “Hemos preferido darle preferencia a la palta porque es el cultivo más sensible al agua, en cambio el mango es rústico. El mango no lo riego una semana o 15 días y ahí está vivo, la palta no la riegas aquí un día o dos días y puedo tener problemas de hongos y enfermedades”, comenta Leyva.

Otro aspecto que se tuvo en consideración fue la rentabilidad y los rendimientos que ofrecen los cultivos que conforman el portafolio de la compañía. “Desde el punto de vista de rentabilidad la uva, es mucho más rentable que el mango y la palta también”, destaca Leyva. Según estimados de la firma, la uva de mesa puede llegar a ser entre 30% y 50% más rentable que los otros cultivos. Agrega con respecto a los rendimientos, que en el caso del mango aún son menores frente a los otros cultivos.

De derecha a izquierda: Carlos Roldan, asistencia de gerencia de operaciones de Fundo Los Paltos, y Hugo Leyva, gerente de operaciones de Fundo los Paltos.

A partir de ese diagnóstico se determinó que se priorizaría el agua para atender la uva de mesa y el palto. Los estimados de la compañía apuntan a que en la campaña 2021/22 se concreten envíos por 80 contenedores de palta y la misma cantidad de contenedores en uva de mesa, lo que representa un crecimiento interanual de 23% y 33%, respectivamente. El incremento en uva de mesa responde en parte a que se está afinando el manejo de las variedades. “La uva es un cultivo que a diferencia del mango, es mucho más delicado, nosotros tenemos variedades que estamos aprendiendo a manejarlas, una de ellas es la Arra 15 que tiene un problema propio de la variedad: el tener manchas genéticas que hacen que nosotros tengamos por ejemplo un porcentaje exportable de 65%. En cambio, con la Arra 29, la Superior nos va mucho mejor”, complementa Leyva, tras agregar que en su mayoría las plantaciones son jóvenes, ya que solo tienen tres años.

Debido a la presencia de sales en suelos, para tener una producción óptima de palta Hass en Buenavista se ha optado por los portainjertos antillanos. “Hemos ubicado en nuestras mejores tierras a la palta, pero eso no quiere decir que estén libres de sales. Nuestra agua tiene una conductividad por encima de 1.7 de sales de conductividad eléctrica”, indica.

Por lo pronto, Fundo Los Paltos posee 20 ha de mango en Casma, con un distanciamiento de 5×2, es decir, alrededor de 1,000 plantas/ha. La mayor superficie de mango se ubica en Piura, donde concentran 250 ha. Leyva explica que optaron por esa densidad debido a un tema de maquinaria agrícola. “Nosotros mecanizamos todo y la mano de obra el día de hoy también es escasa. Entonces, es por eso que hemos decidido trabajar a esta densidad”, indica el experto. Agrega que cuando se trabaja con mayores densidades los costos operativos se incrementan. “Es más tedioso, por ejemplo, fumigar una plantación grande”, complementa.

¿RECAMBIO VARIETAL?

La compañía viene evaluando tres variedades alternativas al mango Kent. “Estamos probando variedades de mango que tengan buena chapa, buen color y pulpa”, adelanta Leyva. En tres años se vería la primera producción y se tendría resultados preliminares.

SE AVECINAN CAMBIOS

En Fundo Los Paltos se logra observar algunos mangos que están en plena formación y flores que empiezan a brotar. Todo será podado con el objetivo de producir recién el próximo año, pero ¿por qué aún no se ha procedido con la poda? “Si se podara ahora se correría el riesgo de volver a florear por el clima. Eso es algo que no queremos. Todavía se registran temperaturas bajas, aún no tengo una temperatura por encima de 17°”, explica Leyva. A la par, la compañía ha optado por implementar un riego de mantenimiento en sus plantaciones de mango.  “Nosotros estamos manejando a la mitad de la lámina de riego, estamos dando el 50% del agua que normalmente le damos”, explica Leyva.

Frente a una situación adversa, la agroexportadora ha delineado un plan para transitar hacia una producción orgánica de mango. “De lo malo hay que sacar algo bueno. Estamos aprovechando que a este cultivo no se está aplicando productos químicos para en un futuro tener mango orgánico”, sostiene Carlos Roldan, asistencia de gerencia de operaciones de Fundo Los Paltos. La proyección es que en la campaña de mango 2023/24 de Casma ya se tenga el Certificado CAAE.

En el Fundo los Paltos ya se observaban a inicios de octubre fruta en formación en algunos de los árboles que conforman la superficie destinada a este cultivo tropical.

Leyva añade que con relación a hace unos años se ha reducido considerablemente el costo de producir de forma orgánica y existe una mayor diversidad de alternativas. “Se pueden usar los mismos manejos, con excepción de los productos químicos. Para madurar el mango, el sulfato de potasio está permitido hasta cierto punto en la agricultura orgánica. Hay otras herramientas que sí se pueden usar, como citoquininas. Felizmente, el paquete de productos para uso en agricultura orgánica se ha incrementado enormemente”, destaca.

La estrategia de la compañía pasa también por enfocarse en mercados como Corea del Sur, debido a la mayor rentabilidad que ofrecen por el mango casmeño. “Lógicamente hay más exigencias, pero es más rentable que Europa”, reafirma. Ya en la campaña 2020/21 se exportaron seis contenedores al mercado coreano, lo que simbolizó alrededor de 120,000 k. En su mayoría fueron mango de calibres entre 6 y 10. Una similar cantidad, de siete contenedores, partió con destino a Europa en dicha campaña.

Por su parte, Roldan explica que el mercado coreano valora que la fruta no tenga daños y que el mango tenga como mínimo un 10% de chapa de color rojo. En cuanto a los Brix, el especialista sugiere acercarse a los 14° Brix en destino.  “Nosotros sacamos acá un grado Brix entre 7 y 8° para Corea, de ahí se hace el tratamiento hidrotérmico. Eso aumenta un poco más los grados brix y se está llegando a destino entre 13° y 14° Brix”, indica. Todos los envíos se realizan de forma marítima. No obstante, adelanta que uno de los objetivos es exportar mango piurano por vía aérea a Corea. Por estrategia, toda la fruta que va a este mercado se procesa en Tambogrande y se recurre a la maquila para el tratamiento hidrotérmico.

INCIPIENTE COMPETENCIA

Hasta hace dos campañas atrás el mango casmeño salía solo en una ventana comercial. Sin embargo, ahora se llega a traslapar con producción de Olmos y de la zona de Jayanca. Enero-febrero empieza a salir Olmos. En Casma la campaña inicia en febrero hasta marzo, a veces llega hasta abril”, indica Roldan. Otra zona que está creciendo en mango es la Carbonera, ubicada en el distrito de Nepeña. Ellos suelen cosechar en abril y en su mayoría son agricultores de Casma. De otro lado, añade que, por el momento, Piura agarra los precios más atractivos, que se obtienen entre octubre y noviembre.

Para cuidar la apariencia del mango, a la hora de llenar el producto en jabas se reduce los niveles cuando se tiene como destino Corea. “Normalmente, el mango que es para Europa se llena a la jaba en 3 niveles que hace un promedio de 20 kilos. Para Corea enviamos solamente 2 niveles, bajando a 17 kilos por jaba para evitar golpes. Ponemos papel kraft separado en nivel, echamos un producto para evitar el desleche o desguate”, manifiesta Roldan. Además del mercado asiático, están interesados en explorar mercados nicho en Rusia y Nueva Zelanda.

Para evitar tener nuevamente dificultades vinculadas al recurso hídrico, la compañía está realizando estudios dentro y fuera del fundo para evaluar de dónde se podrá captar más agua. Aun así, consideran necesario que exista un mayor apoyo del gobierno para impulsar obras hidráulicas, como reservorios, que permitan garantizar un mayor acceso de agua y aprovechar las áreas que existen en Casma.

Artículos relacionados