icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Banano

27 de octubre de 2021
Estudio plantea algunas estrategias de manejo integrado

Síntomas, identificación y alternativas frente a la marchitez por Fusarium en banano orgánico

Síntomas, identificación y alternativas frente a la marchitez por Fusarium en banano orgánico

En los últimos años, en Perú y en otras zonas productoras del mundo se viene presentando los síntomas de necrosis en los haces vasculares del pseudotallo, ocasionando la muerte temprana de plantas en producción. En esta investigación se describen los síntomas, se identifican tres tipos de patógenos y se brinda alternativas de manejo integrado.

En Perú existe poco más de 10 mil hectáreas sembradas co.lñ,k6tyn banano orgánico, de las cuales el 93% se concentran en la región Piura. El crecimiento del cultivo se ve limitado por el daño de diferentes plagas y enfermedades, entre ellas, la Marchitez por Fusarium (MF), ocasionando la muerte temprana de plantas en producción de banano en los cultivares Cavendish.

1. Colapso del peciolo de las hojas basales del tercio inferior y posterior necrosis.

En campos piuranos de banano orgánico en cortes transversales y longitudinales del pseudotallo, se observa la necrosis de los haces vasculares y puntos necróticos en el rizoma. La incidencia de estos síntomas se incrementó debido a las inundaciones por el fenómeno de “El Niño” costero que se presentó en los meses de marzo-abril del 2017, creando condiciones predisponentes a la enfermedad.

La identificación de los principales patógenos fúngicos asociados a la necrosis vascular del banano orgánico fue el principal objetivo de este estudio a cargo del Ing. Agr. Mg. Sc. René Aguilar-Anccota, investigador y docente de la Universidad Nacional de Piura, con la coautoría de Cinthya Arévalo, investigadora de la misma casa de estudios. Por sus características morfométricas, los aislados fúngicos se identificaron como Fusarium oxysporum, F. verticillioides y F. solani, entre los causantes de la enfermedad.

Esta información se espera sea de mucha utilidad en la prevención de la infección en campos bananeros por Fusarium oxysporum f. sp. cubense Raza 4 Tropical (Foc R4T).

MATERIALES Y MÉTODOS

2. Amarillamiento inicial y necrosis en el borde de las hojas.

Para la investigación, las muestras se obtuvieron de plantas de banano orgánico en producción con síntomas de necrosis vascular en el pseudotallo, procedentes de diferentes zonas productoras de banano -cultivar Cavendish- del valle del Chira, ubicadas en los distritos de Querocotillo, Salitral, Marcavelica y La Huaca.

Para ello, se extrajeron pequeños segmentos de pseudotallo, rizomas y raíces, y las muestras, debidamente codificadas, se colocaron en bolsas de papel kraft, y posteriormente fueron llevadas al laboratorio de sanidad vegetal de la Universidad Nacional de Piura, para su análisis.

Las muestras se lavaron con agua potable, se cortaron en pequeñas porciones de tejido (4 x 4 mm) y fueron inmersas en una solución de NaClO 1% durante un minuto; seguidamente se enjuagaron con agua estéril. Las porciones fueron sembradas en placas de Petri e incubadas a 28 °C, durante 05 días. Los aislados fueron purificados y preservados a temperatura de 5 °C.

DESCRIPCIÓN DE SÍNTOMAS

Luego de identificar a los patógenos involucrados, uno de los síntomas observados fue en el borde de las hojas basales se torna de una coloración verde pálido a amarillamiento uniforme, seguido de pequeñas manchas necróticas rodeadas de halo amarillento avanzando hacia la nervadura central (foto 2).

3. Necrosis foliar con halo amarillento en el borde de las hojas que avanza hacia la nervadura central y epinastia.

Así mismo, se observó epinastía en el peciolo de las hojas (foto 3). La necrosis fue coalesciendo abarcando grandes áreas, generalizándose en toda la lámina foliar, observándose el colapso del peciolo, quedando la hoja colgada en el pseudotallo a manera de una falda (foto 1).

Finalmente, en la investigación se determinó que estos síntomas avanzaron progresivamente hacia las hojas jóvenes del tercio superior quedando la planta con 3 a 4 hojas funcionales.

Un punto importante a tomar en cuenta es que los productores de banano orgánico de la región de Piura indican que los síntomas de la enfermedad se presentan con mayor incidencia en los meses de invierno (julio, agosto y setiembre) en el Valle del Chira, Piura-Perú.

En pseudotallo, se realizó un corte trasversal a la altura de un metro sobre el nivel del suelo, y se observaron manchas necróticas discontinuas de coloración marrón oscuro rojizo en los haces vasculares. No se observó la formación de bolsillos gomosos en el cilindro central, lo que es característico del Mal de Panamá (MP), y al realizar cortes longitudinales del pseudotallo se observó estrías necróticas continuas de coloración marrón rojiza en los haces vasculares (foto 4, foto 5).

4. presencia de estrías necróticas continuas de coloración marrón rojiza en los haces vasculares del pseudotallo.

En tanto, en el rizoma se observaron puntuaciones necróticas dispersos en el anillo vascular y en el centro del rizoma. Además, se observó filamentos blancos típicos del Falso Mal del Panamá (FMP) (foto 6).

En raíces, se observó una escasa formación de raíces, puntos de pigmentación rojiza oscura y necrosis del tejido.

En el valle de Chira, el cultivo de banano tiene de 10 a 15 años de edad, en un sistema de monocultivo que propicia el desarrollo de ciclos continuos de MF y en la propagación del inóculo latente en el suelo. En total, se aislaron 44 cepas del género Fusarium, las cuales se identificaron a nivel de especie, 15 Fusarium solani, 13 F. oxysporum, 9 F. verticillioides y 7 Fusarium spp.

ALTERNATIVAS DE MANEJO INTEGRADO DE LA ENFERMEDAD

De acuerdo a esta investigación de Aguilar-Anccota, el manejo de la enfermedad se ha basado en la exclusión del patógeno, evitando el ingreso de material contaminado (material vegetal, herramientas, suelo) a áreas libres. También se establecen cuarentas efectivas, se implementan programas de contingencia, se usan hijuelos certificados libres de enfermedades y se trabaja en la difusión de los conocimientos del patógeno y la enfermedad.

5. en el corte transversal del pseudotallo se observa manchas necróticas discontinuas de coloración marrón.

Además, el área seleccionada para el cultivo debe tener un drenaje adecuado, con análisis nutricionales y del pH de suelo realizado periódicamente, ya que un pH ácido favorece a la MF y deben ser corregidos, se indica en el estudio.

La comprensión actual de la epidemiología de MF permite que el manejo integrado de enfermedades se centre en prácticas de manejo orientadas a la salud del suelo y supresión de patógenos, el uso de cobertura vegetales en cultivos, aplicación de enmiendas orgánicas y agentes de biocontrol, así como en el uso de fertilizantes inorgánicos apropiados.

Los suelos bananeros de Piura son arcillosos y contienen 0,4% de materia orgánica. Después del Fenómeno El Niño Costero en el año 2017, las raíces de banano sufrieron anoxia por la compactación de suelo y falta de oxígeno. Entonces, se plantea la aplicación de materia orgánica como una práctica esencial para la salud del suelo y supresividad de patógenos, favoreciendo el desarrollo de microorganismos beneficiosos como Bacillus spp. y Trichoderma spp.

Tabla 1. Actividades aplicadas en el manejo de marchitez por Fusarium y sus efectos de control en condiciones de campo en el cultivo de banano.

MEJORA EN EL USO DE CULTIVARES

Además, refiere que se viene usando cultivares resistentes como alternativa al manejo de la enfermedad, tal y como se presentó en los clones del subgrupo Cavendish ante R1 de Foc. Sin embargo, el uso de nuevos cultivares resistentes podrían alterar las características del fruto y afectar las demandas del mercado, advierte.

6. presencia de puntuaciones necróticas y filamentos blancos en haces vasculares del rizoma del banano.

El uso de plantas procedentes de cultivo in vitro también se utilizan como una vía para reducir la propagación de la enfermedad. Sin embargo, estas plantas una vez instaladas en campo han demostrado ser susceptibles a la marchitez por Fusarium, debido a la eliminación total de microorganismos benéficos endófitos.

La eliminación in situ de plantas sospechosas o infectadas reducirá en gran medida la propagación de Foc en campo.

También se plantea el uso de cultivos de cobertura vegetal en campos de banano, para reducir la presencia de malezas, la propagación de plagas y enfermedades y las pérdidas de agua de riego, mejorando  las características físicas, químicas y biológicas del suelo, y reduciendo la presencia de MF en campos de banano.

Otro punto importante en que se hace hincapié en el estudio es la deficiencia de macro y micronutrientes que podrían estar relacionados con una alta intensidad de MF. El uso de nitrato (NO3) en la fertilización del cultivo reduce la incidencia de MF y el uso de amonio (NH4) lo incrementa, se explica.

La nutrición a base de calcio (Ca) es el factor más importante para el manejo de enfermedades.

Por ende, el investigador recomienda que las estrategias de manejo integrado contemplen diferentes acciones para el control de esta enfermedad y así evitar la muerte temprana de plantas en producción.