icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

06 de julio de 2022
Según asesor Bruno Mancilla

Siete claves para el uso de coberturas de plástico en arándano

Siete claves para el uso de coberturas de plástico en arándano

El asesor internacional Bruno Mancilla considera que aún se ha explorado poco esta herramienta en el arándano en Perú. Para ello, plantea algunas consideraciones técnica para su uso exitoso, lo que significa en la práctica cosechar fruta de calidad.

Marienella Ortiz

La gran expansión del cultivo del arándano en diferentes puntos del país conlleva a enfrentar algunos retos relacionados a su adaptación en distintos microclimas. Una alternativa para enfrentar algunos problemas con la temperatura y la humedad es el uso de cobertores de plástico o macrotúneles. Sin embargo, su uso puede ser costoso y requiere de un conocimiento técnico para lograr los objetivos productivos, según advierte el asesor Bruno Mancilla, de la consultora Santa María.

“No se trata de colocar el macrotúnel y se me solucionaran los problemas, sino que también tienes que hacer cierto tipo de manejo para poder sacarle el provecho y que además no te genere algún tipo de problema en el cultivo”, apunta. Por ello, hace hincapié en algunas consideraciones a tomar en cuenta.

Bruno Mancilla, asesor técnico de la consultora Santa María.

1. DEFINIR EL OBJETIVO

Una cobertura de plástico puede ayudar a lograr ciertos objetivos en el manejo del cultivo, como por ejemplo, proteger la fruta del frío o del aire, adelantar la cosecha o retrasarla, entre otros. A la vez hay muchos tipos de plástico para cumplir esos objetivos. “En una reunión con un proveedor de plásticos de Israel, él contaba que podía colocar diez características distintas en los plásticos. Es decir, estos pueden tener distintos tipos de filtros UV -que dejen pasar distintos tipos de luz-, o cumplir o no con brindar térmicidad. Al final eso se debe ir adecuando normalmente a cada realidad”, indica. Comenta que en Chile se busca conseguir más temperatura durante todo el año. En el caso del Perú, menciona que se está utilizando en la zona costera que registra más húmeda.

2. EVITAR EL LAVADO DE LA PRUINA

Algo que le da mayor valor al arándano es el cubrimiento de la cera, llamada pruina. Si bien no hay lluvias, al menos fuertes en la costa peruana, se registran zonas muy húmedas, en especial en invierno, con presencia de neblinas que mojan la fruta y eliminan la pruina. En particular, refiere que eso se observa en la irrigación Santa Rosa (Lima) y en La Libertad. “Una fruta sin pruina es una fruta que perdió casi completamente su calidad de exportación», precisa. Esa es la razón por la que aconseja el uso de los túneles en ciertas zonas del Perú, agrega.

3. MANEJO BASTANTE TÉCNICO

Bruno Mancilla hace hincapié en que estas coberturas requieren de un manejo distinto, mucho más técnico, debido a que se está realizando la modificación del ambiente. Un resultado colateral será el aumento de la temperatura del predio bajo el plástico. Por tanto, es muy importante manejar el término del Déficit de Presión de Vapor (DPV), que es una fórmula que relaciona el binomio de la humedad relativa con la temperatura. Este binomio está directamente relacionado con la apertura y cierre estomático de las plantas, porque el DPV al final gráfica la cantidad de agua que puede estar presente en el aire, en el ambiente. Lo que puede ocurrir con los macrotúneles es que a mayor temperatura puede originar que decrezca la humedad relativa. Al ocurrir eso, la planta se siente frente a un escenario de estrés, que va a perder al agua, entonces, cierra los estomas y como consecuencia deja de funcionar completamente.

4. FRENTE AL INCREMENTO DE TEMPERATURA

Como respuesta a escenarios en que la planta responde al incremento de temperatura, se abren los túneles para empezar a ventilar, porque con una cobertura plástica, por más que no esté completamente cerrado, el flujo del viento es menor. El DPV es algo que se debe evaluar permanentemente. También recomienda que las estructuras de las coberturas sean lo más altas posible, pues será mayor el volumen de aire que ingrese. De esa manera, la variación de la temperatura del aire será más gradual. Si se tiene un túnel muy pequeño se va a calentar muy rápido, como también se enfriará muy rápido. Entonces, un macrotúnel de mayor altura va a ser más fácil de manejar. Obviamente, agrega que esto significa un costo adicional de mano de obra. Entonces, para superficies demasiado grandes de arándanos, pone en duda de que esto resulte económicamente eficiente.

5. MANEJO DEL RIEGO ES SIMILAR

El manejo y los criterios de riego del cultivo son prácticamente similares a si no se tuviera la cobertura plástica. Lo único que pide Mancilla no olvidar es que dentro del túnel habrá una mayor temperatura y eso se traduce en una mayor evaporación y en que la planta requiera algo más de agua. ”Es como cuando tienes un día de mayor calor, lo que haces es regar más las plantas. Esa es la única diferencia”, dice Mancilla.

6. AFECTA LA POLINIZACIÓN

Este es un tema súper importante, dice Bruno Mancilla. La mayoría de los plásticos en el mercado que se usan en los fundos originan que las abejas no vuelen bien o dejen de volar, debido a los diferentes fitros de UV que las desorientan. Quienes trabajan con túneles utilizan otro tipo de polinizante, como los aberrojos. Algunos comercializadores de plásticos indican que algunos de estos permiten que la abeja vuele con algo de normalidad. Sin embargo, el asesor señala que en el 80% de los plásticos que ha observado en campo, las abejas no vuelan.En Chile, los campos se destapan en la etapa de floración, pero eso es poco probable en Perú que no tiene una floración concentrada y ese proceso se puede alargar 6 meses, el mismo periodo que la cosecha.

7. NO OLVIDAR QUE ES COSTOSO

Aunque por la pandemia pueda que los costos se han ajustado al alza, el asesor comenta que estos se manejaban en aproximadamente US$50 mil por hectárea, para la estructura de los macrotúneles que se compone de fierros, plástico y ciertos cordeles para generar la tensión dentro del túnel. Los precios van variando según el tipo de tecnología de las poleas, si se pueden o no abrir de forma automatizada, entre otros. Obviamente, señala que cada cosa va sumando en el presupuesto final. Por ello, indica que es necesario tomar en cuenta las consideraciones mencionadas a la hora de optar o no por el uso de las coberturas de plástico en el cultivo.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados