icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2021 | Banano

Productores de banano y plátano en alerta

Senasa: “Todas las plantaciones del país tienen el riesgo de infestarse [de Fusarium TR4]”

Tras confirmarse la presencia de la enfermedad, Senasa ha reforzado las actividades de vigilancia fitosanitaria y contención en todo el país.

El Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) ha reforzado las actividades de vigilancia en todo el país con el objetivo de frenar la dispersión de la enfermedad llamada marchitez por Fusarium, que es causada por la plaga Fusarium oxysporum f. sp. cubense Raza 4 Tropical (Foc R4T). Las acciones se enmarcan dentro la resolución jefatural que estableció la emergencia sanitaria en todo el territorio nacional.

El área cultivada de banano y plátano a nivel nacional es de aproximadamente 170 mil ha, con un rendimiento promedio de más de 13 tm/ha. Esto significa que de establecerse la plaga FOC R4T en la región de Piura, con cerca de 16 mil ha de banano y plátano, se estima que podría perderse hasta un 50 % de la producción.

“Todas las plantaciones del país tienen el riesgo de infestarse. Por eso, el Senasa está tomando las medidas para prevenir la dispersión de la plaga y la detección oportuna de la plaga”, advirtió la autoridad fitosanitaria peruana. La primera acción fue destruir la parcela de 0.5 hectáreas (ha) afectada por la enfermedad y que se localizaba en la provincia de Sullana (Piura).

MEDIDAS PARA CONTENER LA ENFERMEDAD

Actualmente no solo se vienen intensificando las acciones de prospección de todas las zonas aledañas al foco y a nivel nacional, sino que además se viene intensificando la toma de muestras para diagnóstico de laboratorio, se han establecido medidas cuarentenarias en puestos de control externo e interno, con el fin de evitar la movilización de material vegetal hospedero del hongo, y se ha establecido un plan de capacitación con los involucrados para que implementen medidas de bioseguridad en los predios.

El Senada advierte que si se detectan nuevos brotes se procederá a declarar los predios afectados en cuarentena. “El periodo de un año es el tiempo mínimo durante el cual se cuarentena el área afectada y la modificación del periodo dependerá de la evaluación de la situación de la plaga en la zona, de ésta manera se determinará las decisiones de continuar o no con la medida establecida, esto también depende de las alternativas que considere el productor, por ejemplo la reconversión del cultivo de banano por otro que no es afectado por Foc R4T”, explicó la entidad.

Con el objetivo de que la industria de plátano y banano adopte las medidas de bioseguridad para prevenir la dispersión de Foc R4T, el Senasa sugirió que los productores implementen las medidas básicas, de acuerdo con su economía y niveles tecnológicos. “Evidentemente hay necesidad de gestionar recursos para apoyar a los que cuenten con menos recursos, pero ellos pueden también adoptar medidas grupales en caso de productores con predios muy pequeños”, anotó.

Las recomendaciones del Senasa están orientadas a que los agricultores restrinjan el ingreso de personas a sus predios, no introduzcan o saquen material vegetal (semillas) de banana o plátano del predio, implementen una sola entrada, desinfecten sus herramientas, zapatos y equipos, se cambien de ropa al ingresar a los campos, eviten el ingreso de animales y no arrojen plantas a los canales de riego, drenajes o ríos.

Si bien se han realizado esfuerzos en buscar alternativas de manejo de la enfermedad alrededor del mundo, esta no tiene cura. Los trabajos de mejoramiento genético para encontrar variedades resistentes o tolerantes que sean comerciales no han tenido mucho éxito, por lo que esta alternativa es una opción a mediano o largo plazo. A corto plazo, Senasa se enfocará en evitar la diseminación de esta plaga mediante acciones de bioseguridad en los predios y el sistema cuarentenario.