icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Uva de mesa

09 de mayo de 2022
La experiencia de Proagro en Ica y Piura

Red Globe firme, Sweet Globe precisa de nuevos manejos

Red Globe firme, Sweet Globe precisa de nuevos manejos

Red Globe no está en planes de recambio a corto plazo y han apostado fuertemente por Sweet Globe, una variedad que presentó algunos problemas la campaña pasada en Piura. Así y todo, el gerente de operaciones de Proagro, Carlos Téllez cree que se puede solventar haciendo algunos ajustes en el manejo agronómico y podando más tarde. Ese es uno de los retos productivos de una empresa que sigue probando con otros materiales vegetales, aunque continuarán el camino trazado con dos variedades que tienen el mismo ‘apellido’.

Por Renato Manrique

Carlos Téllez, gerente de operaciones de Proagro.

La uva de mesa ha ido ganando terreno en los campos de Proagro. Tanto así que, hoy por hoy, con un 63% de la superficie total (719 ha) es el principal cultivo agroexportador de esta compañía, que tiene tres fundos en Ica (591 ha en total) y dos en Piura (535 ha en total), con una marcada presencia de Red Globe en tierras iqueñas (157 ha), mientras que en Piura el 98% de lo plantado corresponde a variedades ‘seedless’ y solo 11 ha de Red Globe, “a modo de prueba, para ver qué tal funciona esta variedad en el norte”, sostiene Carlos Téllez, gerente de operaciones de la compañía. “Actualmente, es lo que tenemos y probablemente más adelante evaluemos algún crecimiento adicional”, dice.

SWEET GLOBE SE LLEVA EL PESO DEL RECAMBIO VARIETAL

“Nacimos con la uva de mesa en Ica, en un momento que vino a reemplazar al espárrago en la Pampa de Villacurí. Nacimos con una variedad tradicional como es Red Globe y fuimos creciendo con otras tradicionales como Crimson, Superior y Flame”, cuenta Téllez. Pero una vez que el negocio iba creciendo, se dieron cuenta que aquellas primeras variedades, con el correr de los años, iban teniendo un comportamiento errático y se fijaron en aquellas nuevas variedades licenciadas, que tienen un mayor rendimiento, menores costo de producción y algunas facilidades en el manejo. Así es como solamente se quedaron con Red Globe.

Este proceso de reconversión varietal lo iniciaron con Blanc Seedless, cuyo nombre comercial es Pristine del grupo Polar Fruit y poco a poco fueron añadiendo otras de diferentes programas de mejoramiento genético como IFG, SNFL y Grapa. “Hoy el 75% de nuestras variedades es de IFG”, cuenta y destaca por sobre las demás a Sweet Globe, que hoy cubre 321 ha, principalmente en el norte. Además de ella, tienen plantadas Sugar Crisp, Sweet Celebration, Jack´s Salute, algunas negras como Sweet Sapphire, Sweet Favors, Sweet Enchantment y Sweet Joy. De SNFL tienen Ivory y Allison, mientras que de Grapa destaca Arra 15 y la mencionada Pristine de Polar.

¿Por qué se decidieron por la variedad Sweet Globe en un área grande? “Básicamente, fue la que mejores resultados nos dio, con productividades sobre 3.800 cajas/ha promedio y que ha tenido una buena e interesante presencia en China, donde está cumpliendo con todas las características especiales que requieren los consumidores”, sostiene. Es decir, un racimo grande de 450 gramos, bayas de buena calidad y el raquis verde. “En nuestra experiencia, para obtener la mayor cantidad posible de uva de esa calidad para exportar al mercado chino, lo ideal es obtener productividades de 3.800 cajas/ha y eso, creo, es algo que podemos manejar”, precisa.

Así es como han ido colocando otras variedades en menores áreas con el propósito de ver qué resultados iban obteniendo, “entonces las hemos instalado ya en áreas comerciales, por ejemplo, ya tenemos 45 ha plantadas de Sugar Crisp en Piura”, confirma, sobre una variedad que la campaña que recién concluyó obtuvieron 4.000 cajas/ha de buena calidad, “por encima de Sweet Globe. Por lo tanto, creo que en esta variedad no nos hemos equivocado”, subraya.

Y respecto a las demás variedades que tienen, comenta que están en menores áreas porque están esperando ver su desempeño final para definir el crecimiento de estas. “Si bien tenemos un número de 12 variedades yo creo que apuntamos en algún momento a reducir ese número y quedarnos talvez con unas 6 u 8 en producción. Creo que en los siguientes dos años vamos a tener claro el asunto sobre con que variedades vamos a quedarnos y cuales vamos a reemplazar”. Añade que, como le pasa a las demás empresas, para ellos el tener muchas variedades en la canasta de producción es complicado porque cada variedad es distinta así como su manejo.

RED GLOBE, LA ENGREÍDA EN ICA

El gerente de operaciones hace hincapié que para la compañía la uva Red Globe es una convencional importante, “hay otras empresas que han reemplazado la totalidad de Red Globe, pero para nosotros que mantenemos las 157 ha de Red Globe en Ica y 11 ha en Piura, sobre todo esta superficie que tenemos en Ica, es un cultivo exitoso”. Ello se explica porque tienen rendimientos en la mayoría de lotes con un promedio entre 4.000 y 4.500 cajas/ha de uva Red Globe de buena calidad.

Sin embargo, añade que en los lotes que han exigido mucho cuando lograron sacar 5.500 cajas/ha, la siguiente campaña han tenido disminuciones de rendimiento y calidad en esos lotes. “Por lo tanto, nuestro rendimiento en Red Globe lo tenemos casi proyectado en un promedio de unas 4.300 cajas/ha en Ica, donde obtenemos un buen rendimiento, una buena calidad y un buen color, que es muy importante para el mercado chino”, destaca sobre una variedad que aún tiene un nicho entre los consumidores chinos. “Uno de esos es el color, que le llamamos ‘cherry’ y otras características, a las que se suman los volúmenes”, cuenta.

A diferencia de otras empresas del sector, Proagro sigue apostando fuertemente por Red Globe, variedad de la que tienen 168 ha, 157 de las cuales están en Ica.

Producto de eso, Téllez considera que han logrado con esta uva de mesa llegar a una etapa de madurez, “la curva de aprendizaje de esta variedad ya la hemos pasado y la dominamos”. Incluso señala que en uno de los fundos de Ica en donde tienen agua con alta salinidad (está aproximadamente en 4.5 milimhos) y donde pensaban que esta uva no iba a poder desarrollarse han tenido una óptima producción “y obviamente con un patrón resistente a sales como el patrón Salt Creek, sí se pudo”, subraya.

Si bien resalta que la Red Globe es una de “nuestras uvas engreídas y favoritas en Ica”, no puede decir lo mismo en Piura. Aclara que en Piura instalaron 11 ha de Red Globe porque tenían grandes esperanzas en los volúmenes que contemplaban obtener en esa zona, “es cierto que se obtienen mayores volúmenes de producción que en Ica, pero tienen problemas con el color, la uva se oscurece mucho y la calidad que se obtiene de esta uva en Piura es inferior”. Una situación que según el gerente de operaciones es por un tema climático. “En Piura el proceso de coloración se acelera demasiado, mucho más que en Ica”. Sin embargo, esa uva que se cosecha en Piura tiene mercados, alternativos, pero mercados a los que les gusta la fruta con tonos más oscuros, como es Corea del Sur.

CALIPTRA, EL PROBLEMA QUE ASOMÓ EN LOS CAMPOS DE PIURA

Para la empresa agrícola la campaña que ha terminado en el caso de Piura ha sido de dulce y agras, con resultados positivos en algunas variedades y regulares en otras. La curva de aprendizaje en las variedades es algo que no termina ni en dos, tres o cuatro años. “Con Sweet Globe, ya habíamos llegado a un nivel de manejo en esta variedad en Piura, donde pensábamos que ya teníamos controlado el asunto y, sin embargo, el año pasado en Piura ha sido un año climático distinto, por ejemplo con mayor humedad relativa y lo que nos ha llevado algunos desordenes fisiológicos que se han presentado como la aparición de la caliptra”.

Recuerda que este problema de los pétalos que se quedan adheridos a la baya y que afectan a la calidad de la fruta se ha presentado en los fundos de las empresas exportadoras que producen Sweet Globe en el norte. “Proagro no ha sido la única empresa afectada por este fenómeno, y eso ha hecho que esta variedad en Piura tenga una pérdida de calidad lo que ha hecho que en la campaña pasada no haya tenido los resultados que tuvo en años pasados”, explica Téllez.

Consultado sobre como piensan afrontar este problema a futuro, dice que una de las medidas es, por ejemplo, retrasar las fechas de poda. “Para el caso de Sweet Globe vamos a empezar las fechas de poda a partir del 15 de junio para evitar que los periodos de floración caigan en fechas con alta humedad relativa, asumiendo que un año como el del 2021 pueda repetirse en el 2022 o en futuros en donde la humedad relativa sea nuevamente mayor a lo normal”, explica.

Labores para aumentar la luminosidad que será importante desde el principio del desarrollo de la baya.

Asimismo, agrega que en esa zona han tenido algunos problemas con lluvia en las uvas de primer año, las cuales estaban cubiertas con papel para evitar el problema de enrojecimiento de las bayas. “Cuando les ha caído lluvia surgieron algunos problemas de pudrición por el agua que ha entrado a los racimos y se quedó dentro de la bolsa de papel, por más que luego se trató de sacar la bolsa de papel con rapidez estando en un momento como diciembre en el cual estamos en plena cosecha, entonces tuvimos esta pudrición que nos ha llevado también una ligera disminución de rendimiento en los lotes que estaban en su primera cosecha”, explica el empresario.

Para evitar la pudrición provocada por las lluvias, así como a caliptra, explica que han hecho un análisis de la data meteorológica pero referida sobre todo a lluvias de años atrás en Piura para saber específicamente desde cuándo empiezan las precipitaciones en esta región. “Esto nos indica que aproximadamente las lluvias empiezan alrededor del 5 de diciembre y lo que hemos hecho es concentrar la mayor cantidad de uva Sweet Globe entre el mes de octubre y diciembre para sortear estos problemas, eso nos va a llevar a un incremento del volumen del pico de producción”, apunta.

En cuanto a la situación de la campaña pasada en Ica resalta que ha sido sin sobresaltos en comparación a la de Piura, llegando a conseguir los rendimientos esperados sobre todo en Red Globe, “en Red Globe si se consiguió por completo y en las variedades ‘seedless’ que manejamos en Ica, hemos tenido algún problema en un par de ellas, nada serio, pero con situaciones que también se pueden corregir fácilmente”.

PROYECCIÓN DE LA PRÓXIMA CAMPAÑA Y MÁS TECNOLOGÍA

En relación a cómo proyectan la siguiente campaña de uva precisa que la mayor cantidad de superficie sembrada que tienen es joven (entre 2 y cuatro años), mientras que el área que van a tener de uva de primer año es reducida, “van a ser como 40 ha, así que ya entramos a un periodo casi de madurez total en donde esperamos ya mejores rendimientos”. ¿Qué más esperan para la campaña venidera? “Hacer un esfuerzo por reducir costos de producción, evaluar algunas otras alternativas que estamos haciendo, seguir con el uso de tecnología algo que hemos logrado el año pasado”, resalta.

Acerca de ello, Téllez comenta que han entrado muy fuerte al mundo de la digitalización. “En el 2021 nos propusimos digitalizar todos los formatos y todos los procesos que hay, de lectura de data y toma de data en campo. Hasta el año 2020 vimos que muchas de las tareas que se estaban haciendo en campo aún se hacían con la lectura o recojo de información con papel y lápiz, una de las metas que nos propusimos fue tratar de eliminar, si es posible en su totalidad esto”. Así es como han venido trabajando con software de empresas especializadas en este rubro, así como software de algunos paquetes propios que tienen desarrollados en la compañía y han logrado que toda esta data que se recoge ahora sea vía PDAs y celulares y que su proceso sea mucho más rápido.

No todas las variedades tienen un mismo costo de producción, y el costo promedio están está en US$28.000/ha de costo directo en Piura. “Hablamos de uvas que ya están en un tercer año de producción, porque cuando están en un primer año de producción no llegan al volumen de madurez del total de cajas que deben producir, obviamente el costo es mayor. Y en Ica estamos en niveles un poco menores, alrededor de los US$23.500/ha en Red Globe y US$25.500/ha en las seedless como costo directo”, refiere, básicamente porque en Ica no existe la doble poda. El desafío no es menor, aún teniendo en cuenta que esta campaña los costos se encarecieron por los temas logísticos y del alza de los fertilizantes, algo que, al menos, en un horizonte inmediato, no se ve una posible solución.

“En el 2021 nos propusimos digitalizar todos los formatos y todos los procesos que hay, de lectura de data y toma de data en campo”.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés