icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Paltos

29 de abril de 2021
Para el cultivo del palto Hass

Recomendaciones prácticas para hacer mucho más eficiente la polinización del palto

Recomendaciones prácticas para hacer mucho más eficiente la polinización del palto

Garantizar una adecuada distribución de los polinizantes en campo, evitar la flora competitiva y conocer las distintas curvas de floración serán claves para garantizar la polinización de las flores del palto. El apicultor Juan Sebastián Barros, especialista en polinización de frutales que ha trabajado con exportadoras como Talsa, brinda recomendaciones para el manejo de la polinización, un paso crítico para asegurar la fecundación y, por tanto, la producción de este cultivo, del cual el Perú ya es el segundo exportador global.

Miriam Romainville Izaguirre

Ser eficientes en la polinización de las flores del palto se ha convertido en un factor clave para garantizar volúmenes atractivos de producción, más no el único ya que también influirán factores como las diferencias agroclimáticas y la calidad del suelo. Frente a la mayor demanda mundial de palta, el apicultor Juan Sebastián Barros, especialista en polinización de arándanos, paltos y almendros que ha trabajado con exportadoras como Talsa, considera que es importante que el productor identifique las curvas de floración y reconozca el comportamiento de la abeja melífera (Apis mellifera), el principal agente polinizador de los cultivos.

El apicultor comenta que uno de los principales retos es lograr que la curva de oferta de abejas acompañe a la curva de demanda de flores. El experto recomienda que se observe el campo como distintas unidades productivas, ya que con frecuencia se identificarán distintos grados de floración. Eso evitará que se cometa un error frecuente: el de meter a las abejas en el huerto antes de tiempo.

Debido a la limitada oferta de abejas, es importante reducir la carga de agroquímicos para proteger al insecto polinizador.

“En Chile empezamos a hacer un ejercicio muy interesante. Una empresa está trabajando con un satélite y un algoritmo, eso les permite cuadricular el campo en pixeles de 10×10 metros y determinar el grado de floración. Si es alto, medio o bajo. En nuestro caso, eso nos permite poder ingresar las abejas siguiendo la curva de floración y luego retirarlas siguiendo la curva de desfloración”, explica Barros. Y continua, “lo que aprendimos es contraintuitivo, ya que cuando se habla de floración en el campo uno tiende a pensar que todas las plantas funcionan igual. Pero hay diferencia, hay plantas que florecen rápido al comienzo, plantas que florecen dos veces y otras plantas que empiezan a florecer después de la cosecha. Cada planta es un ser vivo con sus singularidades”.

La iniciativa de la empresa que forma parte del piloto que desarrolla ViLab —firma que realiza un análisis a través de imágenes satelitales térmicas del predio para ajustar la información al efecto de la temperatura debido al relieve, altitud y la topografía del lugar—, ha ayudado al apicultor a definir el número de colmenas que se requieren por lugar.

“Vimos que era mejor privilegiar entrar primero [con las colmenas] a los apiarios con más carga [floral]”, sostiene. Por ejemplo, si se tuviera un campo con 40 unidades productivas y 600 colmenas, se podría optar por primero entrar con unas 300 colmenas en 20 unidades productivas y luego de 15 días que empiece a florecer en el resto de unidades productivas liberar el resto de colmenas.

 

SE DEBE CONSIDERAR LA DENSIDAD

La recomendación de algunos expertos, como el Dr. Gad Ish-Am, especialista en ecología de las plantas por la Universidad de Tel Aviv, es que el diseño de la plantación incluya un árbol polinizante adyacente a cada árbol polinizado, debiendo ajustarse la densidad mínima de árboles donantes de polen a uno cada cuatro hileras. Esto debido a que no todos los cultivares pueden servir como polinizantes eficientes. Por eso es importante saber qué cultivares polinizantes se deben utilizar, de acuerdo con la composición varietal del huerto.

CLAVES DE LA POLINIZACIÓN EN EL PALTO

Junto a la identificación de las curvas de floración, los productores de palto deben evitar la flora competitiva, sea esta maleza u otros cultivos en flor.  “Sino la abeja va a ir al palto y se va a quedar en el yuyo, una brassica campestris que en quechua significa maleza. No sé si hay en Perú”, expresa Barros. El control de malezas además permitirá disminuir hospederos de hongo en el suelo o de insectos que pueden afectar la producción de palto.

Si bien algunos estudios advierten que el cultivo del palto es poco atractivo para la abeja europea, si se lo compara con especies de plantas nativas como los Citrus, el apicultor Juan Sebastián Barros aclara que el atractivo del palto está condicionado a algunos factores. “El palto sí es atractivo, pero va a depender de las horas del día y de qué [planta] habrá al lado”, manifiesta, y agrega “de hecho si se plantan paltos muy cerca de arándanos, las abejas van a preferir y visitar el palto en busca de polen en caso lo requiera la colmena”.

Plantar para las abejas, una de las recomendaciones del experto para asegurar un adecuado número de polinizantes.

La mayoría de los cultivares de palto necesitan de polinización cruzada para alcanzar su producción potencial. De hecho, según un estudio del ingeniero agrónomo Francisco Gardiazabal, el porcentaje de frutos producto de la polinización cruzada de ‘Hass’ con otro cultivar de palto puede llegar a ser altísima, llegando en algunos casos hasta el 97%.

El gerente general de APIZUR, empresa polinizadora de San José Farms que administra 4,000 colmenas en Chile, remarca que aunque algunos productores optan por la autopolinización —una forma de polinización que puede ocurrir en cultivares de existir alguna ramilla dentro del árbol que exprese la condición contraria a la de la flor, pero que tiene un gran riesgo de aborto temprano del fruto—, debido a las características fisiológicas del palto es más recomendable optar por la polinización cruzada.

“La mayoría de plantas, una vez que la flor abre, mantienen su condición de género durante todo su periodo de vida. Hay flores que son hembras, machos y otras mixtas. En la mayoría de frutales abre macho y se mantiene macho, en el caso de palto es una locura. Voy a referirme a la variedad ‘Hass’, que abre en la mañana como hembra y en la tarde como macho, por lo tanto la posibilidad de polinización cerrada o autopolinización es mucho menor. Eso obliga a tener que plantar otra variedad de palto”, refiere Barros.

El apicultor señala que esa realidad demanda al productor que plante polinizantes como ‘Zutano’, que pertenece a la variedad de palta de tipo B.  Cabe recordar que las variedades de palta se clasifican en base al comportamiento de la inflorescencia en tipo A y B. En los cultivares de tipo B, las flores abren durante la tarde en estado femenino, cierran al anochecer y abren de nuevo en estado masculino en la mañana del día siguiente hasta el mediodía.

 

MÍNIMA CANTIDAD DE POLEN REQUERIDA

De acuerdo con un estudio del Dr. Gad Ish-Am, titulado ‘Principios de la polinización del palto’, se requieren veinte o más granos de polen que lleguen al estigma para alcanzar una alta probabilidad de fertilización, pero, en promedio, en cada visita una abeja cargada de polen deposita sólo 1 a 3 granos de polen sobre el estigma de la flor del palto.

Barros da cuenta de que no siempre se opta por polinizantes como ‘Zutano’ en el Perú, esto debido a que no existe un mercado interno muy desarrollado para esta variedad y se tiene una mayor preferencia por la palta ‘Hass’.  “No tenemos una cultura de consumo de los otros polinizantes. Por ejemplo, en Chile tenemos una palta que no es privilegiada porque tiene pelos radicales. En cambio, en el mercado de Israel la fruta de polinizantes tiene mercado, por lo que se llega a plantar el 30% del huerto con polinizantes”, dice el experto.  Añade que lo mínimo que se debería plantar con polinizantes es 10% del huerto. Como alternativas de polinizantes, el experto sugiere las variedades ‘Edranol’, ‘Ettinger’ o ‘Fuerte’.

“Lo que tienes que lograr es primero que tus polinizantes tengan una buena distribución en el campo, de forma que se tengan suficientes granos de polen. Se requiere una cantidad mínima de granos de polen para que la flor sea fecundada, esa cantidad mínima debe darse en un periodo corto de tiempo”, aclara Barros. La recomendación del experto es que se tenga un polinizante por cada nueve plantas del cultivo privilegiado. En cuanto a la distancia, la sugerencia del experto es que se ponga un polinizante por cada 5 a 10 metros de forma que haya más posibilidades de que la abeja haya pasado por el polinizante y después la planta Hass objetivo.

Posteriormente se debe considerar colocar entre 8 a 15 colmenas/ha en el huerto. El número final estará determinado por las condiciones del sitio, dice Barros. “Las abejas llegan en un tiempo concreto que dura 45 días e incluso menos a veces. Por lo tanto, debes jugarte todas las condiciones en esos días”, opina.  El experto resalta como condiciones óptimas para que las abejas hagan un buen trabajo en un huerto de palto, una humedad relativa de 60% a 80%, así como viento calmado y que no acarree arena. “Nunca hay que olvidar que la polinización es un factor productivo más, que viene al final del proceso. Hay que encargarse de tener plantas bien regadas y sin problema de añerismo”, amplía.

La polinización permite al palto alcanzar su producción potencial.

Es importante que el apicultor logre que la curva de oferta de abejas acompañe a la curva de demanda de flores

CUIDADO DEL INSECTO POLINIZADOR

No es novedad que el desarrollo de la apicultura es aún incipiente en el Perú y existe una limitada oferta de abejas: según estimados de Barros en el 2020 habría existido un déficit de 336,000 colmenas de abejas para polinizar la superficie de palto y arándano del Perú, número que cada año se queda atrás, debido a la gran expansión de estos cultivos.  “En Perú tienes la floración del arándano antes que la del palto, luego el palto y luego una segunda floración del arándano. Ahí, hay una suerte de competencia entre las mismas colmenas que están en los arándanos, con una segunda postura en el palto”, señala el especialista.

Esta realidad obliga al productor a ser aún más cuidadoso con la protección de las abejas, principalmente con la carga de agroquímicos. “Muchos de los insecticidas y fungicidas que se usan poseen un olor adicional. Ese mismo mal olor de agroquímicos es un repelente de las abejas”, afirma. El experto subraya que es necesario que se adopten prácticas agronómicas más amigables con las abejas, una de ellas es aplicar de noche productos de baja persistencia con el objetivo de evitar matar a las abejas. “Hay muy poca cultura de trabajar de noche, ya que hacerlo implica tener mejor equipamiento (luces, señalizaciones, etc) y, por ende, un sobreprecio a la mano de obra”, dice.

La abeja también requiere estar en un lugar que no sea ventoso y tener agua para realizar adecuadamente su trabajo de polinización, por esa razón el experto recomienda se instalen bebederos con agua potable en los apiarios. “Es importante tener colmenas sanas y vigorosas”, subraya.

El uso de abejas melíferas continúa siendo atractivo para los productores, toda vez que se ha comprobado que pueden adaptarse a cualquier tipo de flora y su cuerpo piloso alberga miles de granos de polen. Sin embargo, para que se concrete la polinización de las flores del palto se debe cuidar que haya un adecuado número de polinizantes que el insecto polinizador encuentre condiciones óptimas.

 

Artículos relacionados