icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

08 de julio de 2022
Que comienza en noviembre

Próxima campaña de mango en Perú sumará producción de nuevas 700 hectáreas del valle de Olmos

Próxima campaña de mango en Perú sumará producción de nuevas 700 hectáreas del valle de Olmos

Nuevas 700 hectáreas de mangos, ubicadas en el valle de Olmos (Lambayeque), que entrarán en producción en la campaña 2022-2023, vendrán a sumarse a la oferta de fruta peruana.

Equipo Redagrícola

Al menos 700 hectáreas de mango instaladas hace pocos años en el valle de Olmos (Lambayeque)  entrarán en producción en la campaña 2022-2023, lo que impulsará  los volúmenes de exportación de la fruta peruana, según informó a Gestión la Asociación Peruana de Productores y Exportadores de Mango (APEM).

A excepción de estas nuevas hectáreas, Juan Carlos Rivera, gerente general de la APEM, comentó que en los últimos años no se han registrado nuevas inversiones en hectáreas de mango, así como tampoco de plantas procesadoras o de empaques. Esto, debido a las recientes modificaciones al marco normativo que promovía la actividad agroexportadora.

TERCER MAYOR EXPORTADOR GLOBAL

Los importantes volúmenes producidos entre Piura y Lambayeque le han permitido al Perú posicionarse como el tercer mayor exportador de la fruta en los últimos años (en 2020-2021 las ventas alcanzaron las 232.683 toneladas).

Durante 2021, según Senasa, Piura fue la región con mayores áreas certificadas de mango para exportación con 11.582 hectáreas, seguido de Áncash con 4.594 hectáreas, Lambayeque 1.961 hectáreas, La Libertad 20 hectáreas, Lima 6 hectáreas.

Por lo pronto, habían más de 3.100 productores de la agricultura familiar de mango orgánico en Lambayeque, que se ubican en las zonas de Motupe, Olmos, Jayanca y Proyecto de Irrigación Olmos (Tierras Nuevas).

Además del volumen adicional proveniente de Olmos, Rivera indicó que existen otros factores que generan buenas perpectivas en relación con la campaña 2022-2023 que arranca en noviembre. El descenso de la temperatura favorece a la planta, señaló tras referir que será un buen año en términos productivos, aunque la carencia y altos precios de la urea generan preocupación.

En la cadena de producción del mango peruano, el 70% del volumen producido está en manos de pequeños y medianos agricultores, a quienes se les ha hecho más complicado costear el alto precio de la urea.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados