fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2020 |Alimentos

A nivel global

Principales tendencias alimentarias para el año 2020

Whole Foods ha revelado sus predicciones sobre las principales tendencias alimentarias de cara a 2020. Entre otros, prevé un aumento de la agricultura regenerativa, de los alimentos provenientes de África occidental, de productos cárnicos de origen vegetal y de bebidas alternativas al alcohol.

Sustitutivos del azúcar a base de frutas y verduras

Aparte del azúcar y alternativas como la stevia, la miel y el jarabe de arce, hay otras alternativas. Las reducciones de almíbar de frutas como la fruta del monje, la granada, el coco y los dátiles son una forma de añadir sabores concentrados y únicos en las recetas de postres y en los aliños. Los jarabes dulces hechos de almidones como el sorgo y el boniato se pueden comparar con los sabores de la melaza o la miel y se pueden usar para hornear y endulzar bebidas. Swerve es un sustituto no glucémico y 0 calorías del azúcar, que combina el eritritol con ingredientes de frutas y hortalizas para producir un edulcorante.


Agricultura regenerativa

Agricultores, fabricantes, académicos, agencias gubernamentales, retailers y otros actores están estudiando cómo gestionar el uso de la tierra y los animales para mejorar la salud del suelo y reducir las emisiones. Aunque el término “agricultura regenerativa” puede tener muchas definiciones, en general describe las prácticas que restauran el suelo degradado, mejoran la biodiversidad y aumentan la ‘captura’ de carbono para crear beneficios ambientales duraderos.


Alimentos de África occidental

Desde ‘superalimentos’ hasta platos sabrosos y terrosos, los sabores tradicionales de África occidental están emergiendo en el sector de gran consumo. Tomates, cebollas y chiles forman una base para muchos platos de esta zona del mundo, y los cacahuetes, el jengibre y la citronela son aderezos muy comunes. Las 16 naciones dentro de África occidental comparten alimentos similares, pero cada una tiene sus propias características, con influencias de Medio Oriente y Europa occidental. Las marcas buscan en África occidental superalimentos como la moringa y el tamarindo, así como cereales menos conocidos como el sorgo, el fonio, el teff y el mijo.


Cremas untables y mantequillas

En 2020 hay muchos ingredientes que se ofrecerán en cremas untables dentro de la categoría de frutos secos y semillas. En el caso de las semillas, hay que pensar más allá del tahini. Algunos ejemplos serían la mantequilla de semillas de sandía o la mantequilla de calabaza. En cuanto a los frutos secos, además de la mantequilla de cacahuete existe la de anacardos, almendras, nueces e incluso nueces de macadamia. Las empresas tienen la oportunidad de ofrecer productos veganos cremosos ideales para untar con tostadas, galletas, panes y palitos de verduras. Eso sí: la transparencia es un elemento clave en esta tendencia. Muchas marcas buscan eliminar el uso de aceite de palma o promover una certificación de aceite de palma de origen sostenible, así como utilizar frutos secos que se cultivan con un menor impacto medioambiental.


Mix de carne y verduras

Algunas marcas de carne están añadiendo ingredientes de origen vegetal a sus albóndigas y hamburguesas en un intento por ser más sostenibles y dar respuesta a un consumidor que quiere seguir una dieta más saludable. Pero este movimiento tiene una ventaja adicional: el precio. Marcas como Applegate están viendo si los consumidores que comen carne cambiarán una hamburguesa tradicional de res por una con un 30% de ingredientes de origen vegetal, promocionando los beneficios de menos grasa y colesterol. Otras marcas están tomando nota, con productos como la hamburguesa Lika Plus elaborada con un 75% de carne molida mezclada con un 25% de trigo, champiñones, levadura de cebada y agua. Los flexitarianos que buscan lograr un equilibrio sabroso entre carne y plantas tendrán acceso a más productos de este tipo en el futuro.


Snacks innovadores y refrigerados

En la nueva generación de productos on-the-go, la clave es la palabra “frescura”. La sección refrigerada se está llenando de bocadillos saludables y frescos que solían prepararse en casa: huevos duros con ingredientes salados, verduras en escabeche, sopas y mini snacks con salsas para ‘dippear’… Y todo eso en envases que contienen una porción individual. Incluso las barritas nutritivas han pasado a las neveras, gracias a la adición de frutas y verduras frescas. Estas innovaciones implican que las listas de ingredientes se están reduciendo y hay mucha menos indecisión a la hora de elegir un snack rápido con el que sentirse bien.


Productos de origen vegetal, más allá de la soja

En 2020 las marcas dejarán de depender tanto de la soja, ingrediente que tradicionalmente ha dominado la categoría de proteínas de origen vegetal. Algunas están sustituyéndola por mezclas innovadoras (como semillas y frijoles mung) para imitar las texturas cremosas de los yogures y otros productos lácteos. En el pasillo de suplementos, las marcas están cambiando la soja por las semillas de cáñamo, la calabaza, el aguacate, las semillas de sandía y el alga chlorella dorada, con el objetivo de mantener las texturas suaves en los polvos de proteínas veganas y añadir un espectro de aminoácidos de origen vegetal. A medida que los alimentos de origen vegetal ganan terreno en los hogares flexitarianos, las marcas buscan evitar la mayor cantidad posible de alérgenos.


El poder de la harina

A medida que los panaderos adoptan un toque creativo, están entrando en el mercado una variedad de harinas muy interesantes. El consumidor busca ingredientes que se utilizan en platos tradicionales, como la harina de teff, un cereal propio de la cocina etíope. El próximo año llegarán a las despensas las harinas de frutas y verduras, como por ejemplo de plátano o de coliflor. Los productos envasados también están empezando a cambiar: los snacks están sustituyendo las harinas tradicionales por harina de chufa y los pasteles están incorporando mezclas de harina de semillas. Asimismo, se unirán a la tendencia las ‘superharinas’, que brindan proteínas y fibra, dirigidas especialmente a aquellos consumidores que quieren seguir horneando en casa.