icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Empresas

18 de agosto de 2021
Hongo entomopatógeno

PIGGYApply® herramienta clave para controlar plagas presentes en cultivos de exportación

PIGGYApply® herramienta clave para controlar plagas presentes en cultivos de exportación

PIGGYApply®, tecnología de la marca Bio-Apply y distribuido por Tattersall Perú, tiene como uno de sus principales componentes al hongo entomopatógeno Lecanicillium lecanii, que permite controlar plagas como chanchito blanco, queresas, trips y moscas blancas, sin dejar residuos y con muy bajo impacto en el medio ambiente. Su formulación estratégica permite que el producto sea más estable. La eficacia de la solución ya ha sido probada en el país, demostrando una alta mortalidad de individuos plaga.

Tattersall presenta al mercado peruano el producto PIGGY-Apply®, compuesto por biomasa microbiana y metabolitos fúngicos especializados del hongo entomopatógeno Lecanicillium lecanii. Se trata de una herramienta imprescindible para controlar plagas que afectan a cultivos de exportación como la palta Hass, la uva de mesa, el arándano y el granado. Una de sus principales ventajas es que su modo de acción es inocuo hacia el entorno.

El jefe de desarrollo de negocio zona centro-sur de Tattersall Perú, Carlos Tipismana, explica que L. lecanii afecta principalmente insectos de hábito picador, raspador, chupador como trips, moscas blancas, queresas y pseudocóccidos. Frente a otros hongos entomopatógenos utilizados en la agroindustria,  esta cepa es mucho mas diversa con respecto a los organismos que ataca. “La gama de enzimas y metabolitos que produce de forma natural e inducida, facilita la colonización y uso como sustrato de diversos organismos plaga”, resalta, tras indicar que el producto “es altamente activo sobre las plagas con las que venimos trabajando y esto es demostrable inmediatamente”.

El experto resalta que aunque el objetivo tradicional es abordar una plaga problema en algún cultivo específico, es importante a su vez contar con alternativas biológicas “doble efecto” o “triple efecto”. “En el contexto actual de la agricultura se busca añadir criterios como la optimización de recursos, el buscar productos que puedan atacar en una sola aplicación a dos o tres organismos”, comenta. Por ejemplo, si en el cultivo de palto se tiene queresas, moscas blancas y cochinillas en el mismo momento, con un solo producto se estaría atacando a todas.

Otra de las ventajas de la solución es que su formulación facilita que los microorganismos resistan frente a condiciones adversas del campo y puedan interactuar con el medioambiente sin verse afectados, lo que hace que la solución sea más estable.  “La formulación, es única, novedosa, estratégica, seguramente motivo de futuras patentes”, manifiesta Tipismana. A su vez, el control biológico que ofrece el producto es rápido y eficaz.  “Hemos visto efectos inmediatos, 1-3 días luego de aplicado, y a los 7 días mortalidad de individuos que supera el 80 – 90% en distintos casos, zonas y cultivos. Esto se debe a la innovación y estrategia de formulación. Desde la concepción del producto, el microorganismo que contiene PIGGY-Apply® está listo para hacer su trabajo y armado hasta los dientes”, añade.

EFECTO DE AMPLIO RANGO

Las investigaciones realizadas por el equipo de desarrollo técnico de Tattersall Perú, sugieren que la solución ha tenido un efecto eficaz en el control de diversas especies de chanchito blanco, como Pseudococcus longispinus y Ferrisia virgata que afectan al arándano, las especies Planococcus ficus y Planococcus citri, que atacan a la uva de mesa, y las especies Planococcus sp y Pseudococcus longispinus, que atacan al granado (ver figura 1).  “En el Perú, el chanchito blanco está muy difundido y cada vez crece la diversidad de especies que atacan a los cultivos de exportación”, advierte.

Figura 1. Mecanismo de acción de Piggy Apply sobre insectos plaga en el Perú. A. Colonización sobre chanchito blanco Planococcus sp en granado. B. Efecto de metabolitos sobre Ferrisia virgata en arándano. C, D, E, F. Efecto de colonización, licuefacción, pérdida de capa cerosa y momificación del chanchito blanco en uva de mesa (tallo sin destolar). G. Colonización del chanchito blanco, prueba in vitro, arándano. H. Efecto sobre Hemiberlesia lataniae en palto. I, K. Efecto sobre ninfa y colonización de masa de huevecillos en Protopulvinaria sp. J. Colonización sobre Fiorinia fiorinae en palto. L, M. Efecto sobre ninfas y colonización de pupas de Aleurodicus sp en arándano. N. Efecto sobre Trips en arándano.

En el caso de uva de mesa, los ensayos realizados por la compañía revelan que la solución permite un control de individuos de chanchito blanco entre un 45 y 66%, en el caso de plantas de vid sin destolar (descortezar). Esto significa que si se tenía 66 individuos de chanchito blanco, se redujo a doce. “Creemos que incrementando la dosis podemos incrementar ese nivel. Sin embargo, los resultados obtenidos ya muestran resultados sobresalientes”, subraya. Para que penetre el producto debajo de la corteza se recomienda el uso de productos siliconados en altas dosis. “El uso a nivel foliar de siliconados es limitado, puesto que coadyuvantes de este tipo pueden ser usados solo hasta la floración y no sobre los frutos”, añade. “Destolar muchas veces resulta ser un sobrecosto tremendo, insostenible e inmanejable en la agroindustria, se estiman gastos de US$800-1000/ha de mano de obra, solo con esta labor en condiciones severas de infestación. Entonces, surge la alternativa del control con entomopatógenos de alta eficacia”, destaca. Cuando la aplicación se hace sobre el insecto, la mortalidad sube y se ubica por encima del 90%.

Gráfico 1. Eficacia de Piggy Apply sobre plantas sin destolar en el cultivo de uva de mesa.

En el caso del cultivo de arándano, los ensayos mostraron que despúes de once días de aplicado el producto se ejerció un control de 93% (ver gráfico 2). El control fue similar en el caso de las especies Ferrisia virgata, ya que la mortalidad bajo condiciones de campo se ubicó en 89%. “En el caso del arándano debemos iniciar muy temprano el tratamiento durante el crecimiento vegetativo, posterior a la poda. Si permitimos que llegue a la etapa de flor, el chanchito la utilizará como refugio y será más difícil llegar dentro de la misma con tratamientos de contacto.”, agrega.

Gráfico 2. Eficacia de la solución PiggyApply sobre chanchito blanco en el cultivo de arándano.

El chanchito blanco, puntualmente las especies Planococcus sp y Pseudococcus longispinus, tienden a refugiarse en la corona del granado. “En este caso el control es más directo porque el chanchito está en el fruto”, resalta el experto, tras remarcar que lo más importante es iniciar un tratamiento en etapa temprana. Los ensayos realizados por la compañía demostraron que se tuvo un control de 75% (3DDA) y 87.5% (7DDA) solo aplicando PIGGY-Apply®, lo que permitió que se redujera drástimante la población. El porcentaje supera el 90% cuando se incluye en el tratamiento la solución TENS-Apply®, un fosfolípido de origen vegetal que, protege al entomopatógeno de la alta radiación, deshidratación, y tambien ayuda a encapsular y distribuir mejor al microorganismo en el campo. “Cuando ya no se puede utilizar siliconados sobre la fruta, TENS-Apply® es una alternativa muy interesante”, refiere (Ver gráfico 3).

Gráfico 3. Eficacia de la solución PiggyApply sobre Planococcus sp en el cultivo de granado.

En departamentos como Ica existen condiciones favorables para el desarrollo de la plaga. Eso permite que se registren entre 5 a 7 generaciones de chanchito blanco durante el año y que como consecuencia se dé mucho traslape de poblaciones, lo que complica el manejo de la plaga. En esa línea, la sugerencia del especialista es que las aplicaciones se realicen con un intervalo de 10 a 15 días como máximo. “En agricultura orgánica, en toda la campaña y post cosecha es preciso utilizar este tipo de productos, ya que el control sin químicos es más dificultoso, porque todos los productos orgánicos y extractos utilizados actuarían por contacto y el chanchito tiene hábitos crípticos. En el caso del arándano debemos iniciar muy temprano el tratamiento, durante el crecimiento vegetativo posterior a la poda. Lo mismo aplicaría para el granado porque el chanchito también se refugia en la corona del fruto.”, manifiesta.

La solución además ayuda a controlar problemas fitosanitarios claves como el de queresas en palta Hass. Se sugiere utilizar PIGGY-Apply® como complemento a los tratamientos químicos intensivos que se utilizan durante la fructificación para contrarrestar estas plagas. “Si con el control químico, no se logró y estamos acercándonos a las cosechas, podemos aplicar PIGGY-Apply® sin problemas para seguir mitigando la plaga”, remarca. Los ensayos realizados en palta Hass arrojaron que a los siete días de aplicarse el producto la mortalidad en la parcela tratada fue de 59.5%. “Este resultado, se obtuvo asumiendo dificultades técnicas de los tratamientos del árbol de palto, que aún se deben optimizar”, sostiene. El efecto fue mayor en el caso de los genéros de queresas Fiorinia fioriniae (89%) y Hemiberlesia lataniae (100%), ambos son considerados perjudiciales porque afectan la calidad del producto final al ubicarse en la superficie del fruto. “Bajo condiciones controladas in vitro (cámara húmeda) e inoculando la solución directo al insecto la mortalidad fue del 100%”, resalta.

Gráfico 4. Eficacia de la solución PiggyApply sobre queresas del palto bajo condiciones de campo.

El producto a su vez ataca trips, moscas blancas y pseudococcidos. “Los trips y moscas blancas son plagas más comunes y frecuentes en los cultivos, sin embargo, con la mayor restricción de activos químicos permitidos que se da cada año, se va dificultando las acciones para su control”, explica. En todos los casos se ha registrado efectos muy diversos y mediados principalmente por los metabolitos. Así, se observa licuefacción, putrefacción, momificación y finalmente colonización del micelio con posterior esporulación (ver Figura 1). “Es poco común encontrar esta acción diversa sobre distintos organismos con un solo producto”, subraya.

Figura 2. Vista microscópica de la colonización interna de individuos afectados de Fiorinia fiorinae en el cultivo de palto. Imágenes a 100 y 400x.

PIGGY-Apply® actúa por contacto, por ingestión y por acción de sus metabolitos, pero además también actua por contagio. “Se ha visto que un insecto migrante que es afectado o contaminado y luego vuelve a su colonia, donde muere y finalmente es colonizado, contagia al resto ya que se producen nuevas unidades infectivas (esporas) que seguirán atacando nuevos individuos. Obviamente, estos procesos de contagio son acumulativos, son procesos que toman su tiempo y que por lo general en el campo no estamos midiendo. Es altamente infectivo (ver Figura 2), y la forma como se evalúa estos productos en el Perú también debe adaptarse o modificarse. Hemos observado que el control se sigue acumulando inclusive 30-45 días posterior al tratamiento. Por ello, una estrategia clave del control biológico, es dosificar el campo continuamente con estos microorganismos, para ir estableciéndolos”, manifiesta.

Contacto

Gerente Comercial Norte

[email protected]

+51 960 629 884

Gerente Comercial Sur

[email protected]

+51 989 989 873

Jefe de Desarrollo de Negocio Centro – Sur

[email protected]

+51 992790175

www.tattersall.cl

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés