icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Cerezos

24 de junio de 2022
Adaptadas al clima local:

Nueva genética le abriría la puerta de las cerezas a Perú

Nueva genética le abriría la puerta de las cerezas a Perú

A través de programas de mejoramiento genético, se está trabajando en variedades de cereza que se adapten al clima peruano para comenzar su cultivo. 

Equipo Redagrícola

En los últimos años, las exportaciones de Perú han logrado un rol protagonista en los envíos internacionales de arándanos, uvas, paltas y espárragos, entre otros cultivos. Ahora, las proyecciones y nuevas genéticas le abren la puerta a la cereza para convertirse en una futura integrante y protagonista de la canasta agroexportadora del país, escenario donde la industria viverística está siendo fundamental.

Viveros El Tambo es una empresa chilena dedicada a la producción de plantas de frutales para huertos comerciales con sedes en Chile y Perú. Hace más de 20 años se unió a otros tres viveros y crearon ANA (Andes New Varieties Association), compañía obtentora enfocada principalmente en frutales de hoja caduca. A través de la asociación, están trabajando en varios programas de mejoramiento genético. 

Uno de ellos es Unibo, de la Universidad de Bolonia y con el que esperan tener éxito en Perú. “Estamos trabajando en internar varias variedades de clima templado de Unibo a Perú desde Chile, pero por ahora no logramos sortear las barreras fitosanitarias que pone Perú. Por otro lado, IFG, con quien también trabajamos, tiene un área de cherries en desarrollo, y son los primeros obtentores en conseguir variedades de cerezos de bajo reposo”, señala Samuel Escalante, director de Viveros El Tambo en conversación con Fresh Plaza.

Escalante explica que hasta ahora han probado con la genética ya existente para ver si puede funcionar en Perú, pero no han tenido éxito. Por eso es tan importante poder introducir variedades adaptadas al país. “Aún no sabemos cuándo podremos conseguirlo, pero deberíamos estar ad portas. Incluso tenemos la esperanza de que, si logramos el ingreso de las variedades este año, podremos estar involucrados en la propagación y el suministro de cerezos en 2023 a los productores peruanos interesados en el cultivo para su testeo”, comenta.

AREQUIPA, EL MEJOR ESCENARIO PARA LAS CEREZAS

Para que un cerezo pueda desarrollarse plenamente y conseguir una buena producción, requiere una cantidad mínima de horas de frío sumada a una primavera cálida que permita que el fruto madure y cosechar en octubre. Además, una buena conectividad es primordial. “Yo diría que Arequipa es la región que más se ajusta a estas tres condiciones: tiene algo de frío, cuenta con una primavera cálida y su geografía plana hace que tenga muy buena accesibilidad. Aparte de esto, también se progresa en técnicas que permitan ayudar a reemplazar el frío”, añade Samuel Escalante.

Una de las claves para que Perú logre ser exitoso en el mercado de la cereza, es tener una cosecha antes que Chile, mayor exportador de la fruta en el mundo. De esta manera, la cereza peruana tendría una ventana en la que no competiría con la variedad chilena que aún no entraría al mercado.

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados