fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2018 | Poscosecha

Ante la expansión productiva de la uva en Ica

“Muchas empresas van a tener que construir su propio packing”

El hecho de tener variedades más productivas en el campo es un arma de doble filo para una planta procesadora. Bien lo sabe Claudio Berrocal, gerente de la planta procesadora Agroempaques Safco, quien la pasada campaña vio como el packing de la compañía llegó a procesar hasta 38,000 cajas de uva de mesa al día. La dinámica al interior de la planta se ha transformado, aumentando el número de líneas de proceso. Sin embargo, a raíz de los buenos resultados de las nuevas variedades, el profesional pronostica que habrá un crecimiento productivo de los clientes y de Safco, situación que disminuir· la posibilidad de prestar servicios a terceros.

EN FRÍO. La particularidad de las cámaras de frío de la planta es que son de doble altura

“Fue una campaña súper atractiva”, afirma Claudio Berrocal, gerente de la planta de procesos Agroempaques Safco, cuando se le pregunta por la pasada campaña de uva de mesa en Ica. La proyección que habían hecho, de procesar 1.5 millones de cajas se cumplió con creces. Solo hubo un cambio. El 80% de la uva que procesaron correspondió a variedades licenciadas. Y eso ha significado un reto para todos los que trabajan en el packing, porque ha cambiado la dinámica de trabajo al interior de la planta.

“Recientemente hemos habilitado una línea adicional porque sabíamos que iba a venir un aumento de fruta. También porque no es lo mismo trabajar con una Red Globe que con una fruta sin semilla. Antes, el 80% de la uva que ingresaba al packing era Red Globe y el 20% eran variedades sin semilla. Hoy es al revés, entonces la eficiencia respecto al embalaje de cajas es distinta. Para embalar las variedades sin semilla se necesita más gente, sí o sí. Aquí en el packing si trabajamos con Red Globe podemos embalar 6,000 cajas por hora, mientras que con una variedad ‘seedless’ podemos hacer unas 3,600 en el mismo tiempo. Eso pasa porque un racimo de Red Globe pesa cerca de un kilo, mientras que un racimo de una ‘seedless’ pesa entre 400 y 600 gramos, aproximadamente. Evidentemente es más fácil armar una caja con Red Globe, pero con una ‘seedless’ es doble trabajo”, explica.

OTRAS FRUTAS Y BULBOS. Cuando se termina la campaña de uva, se trabaja con otras frutas, como la granada, brindando al cliente un trabajo de selección y guarda. También la planta da un servicio similar a una empresa productora de bulbos de flore

Hoy en día, el principal cliente de Agroempaques Safco es Exportadora Safco (ambas funcionan como firmas independientes), aunque desde antes de su construcción, siempre se pensó como una planta prestadora de servicios a otras empresas de la zona. Actualmente, en plena campaña, además de la fruta de Exportadora Safco, procesan la producción de otras empresas como Agrícola Challapampa (hoy Vanguard), Agroindustrias AIB y Sociedad Agrícola 3P, entre otros clientes que llegan día a día con fruta de muy buena calidad. Al respecto, Claudio Berrocal acota: “El objetivo de dar servicio va a durar hasta que tengamos la posibilidad de atender a nuestros clientes, ya que la realidad nos dice que todos crecen y en algún momento tendrán su propio packing y nosotros, como Safco estamos creciendo bastante también. Si eso sucede, entonces la posibilidad de dar servicio a otras empresas se irá desvaneciendo”.

HASTA 38,000 CAJAS/DÍA

La campaña de uva de mesa en Ica tiene sus particularidades. Y en plena campaña, es decir, entre la segunda y tercera semana de diciembre y la tercera semana de enero, en esta planta se pueden embalar hasta 35,000 cajas diarias. De hecho, el año pasado tuvieron un pico interesante: 38,000 cajas, embalando quince variedades en un día. “Eso significa quince embalajes distintos”, precisa Berrocal. “Le anticipamos a nuestros trabajadores que iba a ser una campaña fantástica, muy demandante de tiempo, de energía, de compromiso, pero también enriquecedora; porque aprenderían y serían parte importante de un packing de verdad”, añade.

No solo uva

Una vez finalizada la campaña de uva de mesa, el packing sigue en funcionamiento, pero no al 100%. La planta, por ejemplo, al momento de la visita (en mayo) estaba procesando granadas. La empresa llegó a un acuerdo con una firma iqueña y puso a trabajar a la mejor gente de selección del proceso de uvas en el proceso de granadas que se usan para la industria de los arilos. Tras ese proceso, la fruta es almacenada en cámaras de frío hasta que la empresa decide su industrialización. Pero no es el único cultivo al que dan servicios. También almacenan bulbos de flores.

Esas 38,000 cajas se embalaron cerca del 10 de enero pasado, aunque lo óptimo es tener una cosecha escalonada y no con ‘peaks’ tan altos, “pero en realidad eso siempre lo vamos a tener. En todo caso, estamos preparados. Lo ideal es tener, ojalá, cosechas de 25,000 cajas diarias durante más tiempo”, precisa el gerente de la planta de Safco.

Claudio advierte que el trabajo con los clientes debe ser encadenado, ya que de lo contrario, el proceso se podría complicar. Así, Agroempaques Safco cuenta siempre con una proyección de cosecha de todas las empresas a las que brindan servicio. “Nosotros tenemos esas proyecciones por semanas, y sabemos que siempre hay cuatro semanas en las que estamos complicados. Yo espero que en la siguiente campaña embalemos nuevamente cerca de 1.5 millones de cajas pero mejor distribuidas en el tiempo. Con Exportadora Safco, la campaña pasada hicimos 850,000 cajas y la próxima campaña potencialmente creceremos hasta llegar a 1.1 millones de cajas. La previsión es que, como compañía, crezcamos hasta los cerca de 2 millones de cajas en 2020. Con ese número de cajas y sumado al crecimiento de algunos de nuestros clientes (los cuales construirán su propio packing) ya se irá complicandode algún modo el poder dar servicio a otras empresas”, explica Berrocal.  Al final, los clientes que opten por embalajes más simples, que lleguen más temprano a la planta, que cosechen fuera de las semanas complicadas mencionadas anteriormente, seguirán con posibilidades reales de que les puedan dar servicios.

MÁS CLAMSHELL, MENOS BOLSAS. La tendencia en el último tiempo es embalar más uva en clamshell que en bolsas.

CLAMSHELLS: UN DESAFÍO A LA VISTA

Si bien no hay gran innovación en los empaques que se usan para la uva de mesa, sí hay una tendencia clara: embalar más fruta en clamshells. Según Claudio, esto hace que todo el proceso sea más lento, a diferencia del embalaje en bolsa, y advierte: “Ahí hay un problema gigante, y no hay ninguna posibilidad de que la tendencia se detenga. Entonces, se necesitará más gente trabajando en la planta. Y si no consigues la gente, pues necesitas menos uva diaria”, explica. Pero esto último no es una opción, porque con la instalación de variedades más productivas, habrá más fruta. “Es el mercado el que pide más clamshells. Es decir, podemos seguir embalando en bolsa y el negocio seguirá siendo bueno. Pero, en clamshells dejas contento a tu cliente, que obtendrá un sobreprecio por una fruta embalada así. Además, al ser un envase más atractivo, es más fácil de vender”, continúa.

Y los tipos de clamshells que se manejan hoy en día son básicamente tres. Por ejemplo, Walmart, utiliza un clamshell de tres libras para las variedades más tradicionales, mientras que para las variedades ‘de nicho’ usa un envase de 1 libra. Costco, por su parte, emplea clamshells de cuatro libras.

VARIEDADES LICENCIADAS: LO QUE PIDE EL MERCADO

Hay una tendencia bien clara en tierras iqueñas, y es que la superficie de variedades licenciadas sigue en expansión. A diferencia de lo que pasa en Piura, que decidieron el recambio varietal por cuestiones climáticas, en Ica, esto es netamente un tema de mercado. Ello es lo que ha motivado a las empresas a arrancar (y seguir arrancando) variedades tradicionales. “Variedades tradicionales como Flame, Crimson, Thompson y Superior; nadie quiere.  Red Globe, está siendo difícil de vender”, apunta el gerente.

Las variedades licenciadas estarían supliendo a estas cinco tradicionales principalmente porque el mercado lo exige, según Berrocal. En EE UU, señala, hay rojas tardías que suplen el espacio de tiempo que tenía Flame, por ejemplo. “Entonces, entre comprar una variedad nueva roja y una Flame que viene de ‘contra estación’, van a preferir la nueva. Lo que pasa con la Crimson, desde ese punto de vista, es terrible porque en poscosecha es una súper variedad, y ahora casi nadie la quiere”, acota. Por ello es que hoy en día, y comercialmente hablando, una variedad licenciada siempre tendrá prioridad comercial, por sobre una variedad tradicional.

Claudio Berrocal, gerente de la planta procesadora Agroempaques Safco.

Este recambio varietal que está sufriendo Ica también ha tenido impactos en la planta de procesos. A diferencia de un packing tradicional, que se compone de un par de largas líneas de proceso, en la planta de Agroempaques Safco se manejan siete líneas, donde cada una de ellas se comporta como un ‘mini packing’, pudiendo trabajar hasta con siete variedades distintas o siete productores diferentes al mismo tiempo. “Es lo que llamamos un packing de servicios, porque tenemos la posibilidad magnifica de poder atender a todos nuestros clientes al mismo tiempo y así tenerlos contentos”, sostiene Berrocal.

Cuando Claudio llegó a trabajar a la planta, era la mitad de lo que es ahora, en cuanto a tamaño. En el transcurso del tiempo sucedieron modificaciones y ampliaciones. Así, en octubre pasado se construyeron nuevas cámaras de frío y el almacén para el material que se emplea en el día a día. Asimismo, se habilitó una línea que solo trabaja con clamshells y se construyó una sexta línea de proceso. Este año el plan es seguir creciendo, con la construcción de un altillo que servirá de almacén para cajas armadas y de este modo mejorar el abastecimiento del packing y con esto el rendimiento del mismo.