fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Octubre 2020 | Noticias

Omega 3, polifenoles, antioxidantes son algunos de sus aportes

Moras, nueces y otros alimentos para proteger el cerebro del deterioro cognitivo

Para mantener el cerebro en buena forma física es necesario mantener una vida saludable lo que implica deporte y una dieta equilibrada. Por ello, la nutrición será una parte muy importante para frenar el deterioro cognitivo.

Según recomienda la página Sportlife.es será importante incluir los siguientes alimentos en tu dieta, porque aportan una serie de vitaminas, ácidos grasos, proteinas, entre otros.

NUECES

El omega-3 es una gran aliado para nuestro cerebro por eso los frutos secos como las nueces son un gran aliado. Deberiamos tomar 5 nueces diariamente. Además, las nueces también aportan vitamina E y polifenoles antioxidantes que protegen el tejido cerebral de los efectos de los radicales libres. Otros frutos secos como almendras, avellanas, piñones, semillas de girasol, calabaza y sésamo también son ricos en vitamina E.

MORAS

Las neuronas son especialmente vulnerables a los radicales libres, que son una de las causas de las enfermedades neurodegenerativas asociadas al envejecimiento. Las frutas silvestres son un gran aliado gracias a sus propiedades antiinflamatorias y antioxidantes que vienen de las antocianinas, que precisamente es lo que da el color a las moras.

PALTO

Tienen muchas ventajas para nuestro organismo y nuestro cerebro no es una excepción. Como sabemos el aguacate es muy rico en ácidos grasos monoinsaturados, que protegen a nuestra neuronas.

SEMILLAS DE CALABAZA

Nos aportan minerales muy importantes para el cerebro, como el zinc que es clave para la transmisión de señales, el mangesio (su deficit puede provocar depresiones) o el hierro (si estamos muy bajos puede causar fallos en la memoria).

LÁCTEOS

Y no te olvides de las proteínas: mariscos, lácteos, huevos, carne de ternera, hígado, pollo, legumbres, etc. No solo protegen tus músculos. Su contenido en vitamina B también es bueno para tu cerebro.

PESCADOS

La pescadería también tiene mucho que decir. Los pescados azules (sardinas, atún, salmón, caballa, arenque…) son ricos en ácidos grasos Omega 3. También se encuentra en las algas marinas, nueces, chía y semillas de linaza.

CANELA

Tiene una acción neuroprotectora que alivia los efectos negativos sobre el cerebro de una dieta alta en fructosa y alta en grasas.