fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2020 | Arándanos

Una industria que busca la consolidación definitiva

Proarándanos: Más producción, más ventas, más mercados y mejor logística interna

El gran salto que ha dado el arándano no ha dejado a nadie indiferente en la industria frutícola global. La campaña 2019/20 es un ejemplo de ello. Las ventas superaron los US$810 millones (US$760 millones, si se considera solo la campaña, de la semana 20 a la 7), mientras que en 2018/19 llegaron a los US$570 millones. Con el objetivo de fortalecerse, la logística interna –infraestructura y servicios- es un tema clave que tendría que enfrentarse  en el futuro.

Luis Miguel Vegas, gerente general de Proarándanos.

El arándano peruano sigue su senda imparable de crecimiento, tanto en producción como en exportaciones, posicionándose como el primer proveedor global de esta fruta. ¿Sigue habiendo interés por instalar nuevos proyectos en el país? Luis Miguel Vegas, gerente general de Proarándanos responde que sí. “Cada vez vemos más productores ingresando a la industria con diferentes tamaños de inversión. Las principales regiones donde crece la superficie de arándanos son Lambayeque y La libertad, y encontramos arándanos en regiones como Piura y Cajamarca. Desde la asociación, una de nuestras labores es asegurar que la calidad general de la fruta sea muy buena”, explica.

Sin calidad no hay mercado. Eso bien lo saben los exportadores locales. Y uno de los más exigentes es China, donde en esta campaña se han duplicado los envíos de arándano peruano, enviando unas 13,000 toneladas. Pero no es el único al que se quiere llegar. “Gracias al apoyo del Senasa, se viene gestionando la apertura de nuevos mercados en Asia, entre los cuales tenemos a Taiwán, Malasia, Indonesia e India. No hemos tenido mayores inconvenientes para superar las barreras fitosanitarias, pero sabemos que no es una labor sencilla”, explica Vegas. Uno de los últimos mercados a los que la producción nacional ha logrado acceder es Brasil, aunque hasta ahora no representa un volumen significativo. “Tenemos otros mercados con mejor performance, pero es un mercado que nunca dejamos de mirar con interés dada la magnitud”, subraya.

Visita el sitio web

 

No cabe duda que el objetivo de la industria es abrir nuevos mercados y seguir posicionando al arándano peruano como un producto de calidad y confiable. “Las promociones son importantes para crecer la categoría y asegurar la rotación del producto durante las ventanas de exportación del Perú”, precisa el gerente. En esta última campaña ha habido un buen flujo de movimiento de la fruta en EE UU, Reino Unido, Países Bajos y Asia. “Gracias a las características del arándano, la demanda a nivel mundial está en aumento, nos encontramos frente a consumidores bien informados quienes buscan productos que beneficien a su salud”, sostiene.

El desafío local sigue siendo la logística, principalmente en lo que se refiere a la infraestructura y servicios, “aún deficitaria”, afirma Vegas. “Es poco competitiva en comparación a países de la región y representa un reto para los productores”, añade y sostiene que la logística externa ha mejorado gracias a un mayor poder de negociación de parte de las empresas peruanas. Eso ha permitido, por ejemplo, que empresas de un menor tamaño puedan acceder a tarifas marítimas más favorables.

Colombia en el horizonte

“Colombia es un mercado que viene desarrollándose. Aún no contamos con mayor información sobre él, pero es probable que se convierta en un productor interesante en la región. Eventualmente sería competencia, e incentivará a seguir mejorando la calidad en la región”.