fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2020 |Cítricos

Destaca la calidad de la fruta

Mandarina peruana se exhibe en supermercados de Japón

La mandarina peruana se ofrece en dos presentaciones en importantes supermercados de Japón.

La mandarina peruana continúa conquistando el paladar de los consumidores japoneses. La fruta se promociona en las cadenas de supermercados Ito-Yokado, Life y York en presentaciones de 9 unidades y 13 unidades, a un costo de US$3.70 y US$7.42, respectivamente. Los consumidores valoran la dulzura y la coloración del producto.

La exhibición de la mandarina peruana es posible gracias a la importadora Mitsui Foods, que ofrece bolsas con diseños variados y mensajes como “Producto peruano, pulpa suave y bastante jugo”, “Mandarina de Perú, joya del sol”, “Mandarina oriunda de Japón, cultivada en tierras peruanas por más de 80 años”.

Mitsui Food importó 31 contenedores de mandarinas en lo que va del 2020, los que representan alrededor de 670 toneladas. La empresa nipona — que conoció la mandarina peruana gracias a campañas de difusión de Promperú en la feria Foodex 2019— proyecta incrementar los volúmenes a 100 contenedores de mandarinas para el próximo año.

La mandarina peruana se exhibe en Japón desde mayo del 2019, fecha en la que se realizó la primera exportación de mandarinas peruana de la variedad Satsuma a Japón. La empresa Campo Verde, que realizó el primer despacho a Japón, destacó que este mercado paga por la fruta US$1.3 por kg, mientras que en el mercado local se paga US$0.61. El mercado japonés representa un potencial mercado de 126 millones de consumidores.

Para aprovechar el potencial de mercado, Promperú lidera campañas de promoción y ofrece asesoría en su sede comercial en Tokio para facilitar la obtención del Protocolo de acceso de la mandarina al mercado japonés. Actualmente, en cumplimiento del protocolo fitosanitario aprobado entre ambos países, gestiona además el ingreso de los embarques mediante la emisión de un documento de veracidad solicitado por el Ministerio de Agricultura japonés.