icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

06 de abril de 2021
Mandarina, naranjas, jengibre y cúrcuma

Los productos peruanos más demandados por la pandemia y sus posibilidades a mediano plazo

Los productos peruanos más demandados por la pandemia y sus posibilidades a mediano plazo

Las condiciones adversas relacionadas con la pandemia de Covid-19 no impidieron el avance de ciertos productos agrícolas. En particular, fueron cuatro los que destacaron el pasado ejercicio: mandarinas, naranjas, jengibre y cúrcuma. Así lo explica un reporte de la empresa de análisis de mercado Freshfruit.

MANDARINAS: MEJORAR AÚN MÁS LA CALIDAD

El 2019 no fue el año para las mandarinas. Debido al aumento de las temperaturas a inicio de año, las variedades tempranas (satsumas y clementinas) maduraron antes de lo previsto registrando pérdidas. Las mandarinas que se lograron exportar no alcanzaron la calidad de los años anteriores cotizándose a precios más bajos, aunque los envíos de variedades tardías (mandarinas híbridas) se comportaron mejor. A finales de ese año, se exportaron 157.875 toneladas por US$ 184 millones, lo que representa un alza de 1% (en volumen y valor) comparado con el año previo.

A inicios de 2020, los embarques de mandarina sumaron 251.169 toneladas por US$ 250 millones, es decir 36% más en volumen y valor respecto del año previo sumando 33 países de destino para esa fruta (tres más que en 2019). Ese crecimiento se explica por los cambios en los hábitos de causados por la pandemia del Covid-19, al ser una fruta fácil de comer y por sus beneficios para sistema inmunológico. De hecho, la demanda mundial aumentó 15%.

Los principales destinos para la mandarina peruana fueron EE.UU. (49% de participación) que recibió 105.029 toneladas por US$ 125 millones, lo que representa un alza de 62% en volumen y 52% en valor comparado con 2019. Le sigue Rusia (6% de participación) con 12.643 toneladas importadas por US$ 13 millones lo que significa crecimientos de 71% en volumen y 90% en valor. Más atrás se ubicó México, octavo destino más importante (1% de participación) que sumó 2.239 toneladas por US$ 3 millones, es decir un crecimiento de 60% en volumen y en valor.

La empresa consultora prevé que para 2021, la demanda mundial de mandarina se mantendrá al alza considerando que la pandemia persistirá durante los próximos años. Teniendo en cuenta que Perú es el sexto exportador más grande de la fruta (tiene 5% de participación) tiene oportunidades para consolidarse entre los principales proveedores. Para lograrlo, agrega la consultora, requiere proveer fruta de alta calidad de manera constante, y para ello debe implementar manejos de producción aún más cuidadosos.

NARANJA: MÁS DIVERSIDAD DE VARIEDADES Y MEJORAR CALIDAD

Entre 2017 y 2019, las exportaciones de naranja peruana mostraban un crecimiento promedio de 13% anual (17.288 toneladas por US$ 6 millones). Dado que su calidad no alcanzaba los estándares para la venta en fresco (consumo directo), se comercializaba para la industria de bebidas y alimentos procesados.

Ante los cambios en el consumo de alimentos en el 2020, la demanda mundial de naranjas se disparó y con ello los envíos peruanos de este cítrico aumentaron 24% ese año. A fines de 2020 se embarcaron 29.297 toneladas por US$ 12 millones, representando un 36% más en volumen y 46% en valor comparado con 2019. De igual modo, amplió los mercados de destino llegando a 18 países, cuatro más que en 2019.

Los principales mercados para la naranja peruana fueron Reino Unido (58% de participación) que recibió 17.121 toneladas por US$ 7 millones, lo que representa un crecimiento de 58% en volumen y 91% en valor respecto de 2019. También destacó Suecia, el cuarto destino más importante (3% de participación) que recibió 955 toneladas por US$ 345 mil. Esto representa un alza de 61% en volumen y 74% en valor comparado con 2019. En quinto lugar se ubicó EE.UU. (1% de participación) que sumó 335 toneladas por US$ 342 mil, (43% más en volumen y 88% más en valor).

Considerando que la naranja es la sexta fruta más vendida, la firma consultora indica que es una gran oportunidad para los principales proveedores de este cítrico. Y al igual que la mandarina, la demanda continuará al alza durante los próximos años. En el caso de Perú, se ubica como el proveedor 74 del mundo y carece de una participación significativa. En su análisis, la consultora agrega que este cítrico podrá despegar si se cumplen dos condiciones: tener una mayor diversidad de variedades (actualmente solo se envía la variedad Valencia) y mejorar los cultivos y manejos de la planta con el fin de elevar la calidad de la fruta.

EL JENGIBRE RESURGE

Desde los inicios en 2012, las exportaciones de jengibre peruano registraron un alza sostenida con 1.904 toneladas por un valor de US$ 4 millones, escenario que se mantuvo hasta 2017 cuando completó 26.409 toneladas por US$ 50 millones. Y aunque el producto peruano tuvo buena recepción  fue perdiendo participación frente al asiático debido a que su precio es inferior. En 2019, los envíos de la raíz peruana descendieron 20% con 22.801 toneladas por US$ 40 millones, mientras que China se ubicó como el principal proveedor mundial de jengibre concentrando el 63% de participación. El producto se orientó al segmento de restaurantes e industria alimenticia, explica la firma consultora.

Se esperaba que comenzando 2020, el escenario anterior se mantuviera con envíos del producto peruano sin cambios. Pero debido al cierre de las fronteras de China por la presencia de Covid-19, los despachos y la demanda mundial de jengibre chino se redujeron drásticamente. En este escenario reaparece el jengibre peruano ubicándose como el quinto proveedor mundial. La buena recepción que ya tenía junto a la mayor demanda hizo que las exportaciones se dispararan hasta 49.657 toneladas por un total de US$ 104 millones, lo que representa un alza de 118% en volumen y 160% en valor comparado con 2019. Igualmente, los mercados de destino, aumentaron a 33 países, doce más que el año anterior.

Respecto de los mercados, EE.UU. fue el más importante para el jengibre peruano (37% de participación) que recibió 18.589 toneladas por US$ 41 millones. Esto representa un crecimiento de 120% en volumen y 128% en valor con respecto de 2019. En segundo lugar está Países Bajos (36% de participación) que importó 18.054 toneladas por US$ 39 millones. Esto representa un alza significativa de 139% en volumen y 200% en valor comparado con 2019. Más atrás se ubicó Alemania, el séptimo destino ( 2% de participación) para la raíz peruana que sumó 1.046 toneladas por US$ 3 millones, un crecimiento aún más significativo: 285% en volumen y 362% en valor.

En los próximos años, la consultora prevé que los embarques de jengibre peruano seguirán creciendo, pero no al ritmo registrado en 2020, debido a que las exportaciones desde China volvieron a la normalidad. La firma considera que, para que el producto peruano continúe su desarrollo, se deben detectar oportunidades en nuevos mercados, considerando que su calidad es superior a la china, pese a que los precios son mayores. Por lo mismo, la atención deberá centrarse en los segmentos que más valoren esa cualidad.

CÚRCUMA Y SUS OPORTUNIDADES

Los embarques de cúrcuma de Perú estaban en torno a US$ 2 millones entre el 2010 y el 2016. Sin embargo, desde 2017 repuntaron hasta las 1.837 toneladas por US$ 5 millones. El alza en el valor se debe a los mejores precios de comercialización (hasta US$ 2,87 por Kg.). Los mayores volúmenes exportados se mantuvieron durante 2018 al sumar 1.938 toneladas, pero hubo un descenso en los precios (hasta US$ 1.87 por Kg.) y con ello, el valor de los envíos se contrajo hasta US$ 5 millones el año siguiente.

Desde 2020, los despachos de cúrcuma peruana aumentaron debido al cierre de las fronteras y la desconfianza hacia los productos asiáticos. En efecto se exportaron 3.470 toneladas por un valor de US$ 6 millones. Esto representa un alza de 79% en volumen y 67% en valor comparado con 2019, mientras que los mercados aumentaron a 20 países.

El principal destino de la cúrcuma peruana fue Países Bajos (69% de participación) que recibió 2.380 toneladas por US$ 4 millones, representando un incremento de 15% en volumen y 132% en valor respecto de 2019. Otros mercados en los que elevaron la demanda de cúrcuma peruana fueron Chile (6% de participación) que demandó 218 toneladas por US$ 277 mil, es decir, 65% más en volumen y 96% más en valor. También destacó Canadá (5% de participación) que recibió 186 toneladas por US$ 377 mil, lo que representa un aumento de 49% en volumen y 40% en valor.

El alza de las exportaciones, agrega la consultora, se explica por la reducción de la oferta internacional, ante la contracción de los envíos por parte de los principales proveedores de Asia. Perú está en el lugar 114 como exportador mundial de cúrcuma y a nivel mundial se comercializan más de US$ 800 millones anuales. La posibilidad de que el producto peruano continúe desarrollándose dependerá de identificar nuevos mercados y nichos que valoren la calidad por sobre los precios, concluye la firma.

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados