fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2020 |Uva de mesa

Manuel Yzaga - Gerente general de Vanguard Perú

“La temporada 2020 en California nos dará indicios de lo que podría ser el futuro próximo”

Vanguard International aterrizó en Perú tras concretar la compra de Agrícola Challapampa en 2016. Desde entonces, han continuado invirtiendo en la instalación de huertos con nuevas variedades de uva de mesa, duplicando sus producciones cada año. Hoy entre uvas y mandarinas suman más de 1,000 hectáreas. Su gerente general en Perú, Manuel Yzaga, cuenta que la próxima campaña ya tendrán un adecuado volumen de fruta para salir a ofrecer a un mercado que, en tiempos del Covid-19, aún no se sabe cómo responderá.

Gabriel Gargurevich Pazos

Con 500 hectáreas de uva y mandarina, Agrícola Challapampa comenzó sus operaciones en la Pampa de Villacurí, en el Ica, en el 2007. Nueve años más tarde, Vanguard International compró la compañía para asegurar el abastecimiento de sus clientes en el mundo con cultivos frescos, durante todo el año. Fue así como en 2016, Agrícola Challapampa se convirtió en Vanguard Perú.

“Vanguard se integra al campo, tomando posición de la fruta y asumiendo el reto que ello implica. Los vendedores se concentraron, inicialmente, en otras inversiones que tenían en curso para, posteriormente, cumplidos los plazos, regresar a la agricultura, específicamente en materia de uvas”, explica Manuel Yzaga, gerente general de Vanguard Perú, respecto a lo sucedido luego de la compra de Challapampa por Vanguard.

Manuel Yzaga, gerente general de Vanguard Perú

Y se ha avanzado tal como lo habían planificado. “Luego de que se plantaron los campos, cada año que ha pasado hemos duplicado la producción. La planta empacadora se logró construir y poner en marcha según el cronograma”, confirma Yzaga. Además del prestigio que Challapampa ya se había ganado internacionalmente, Vanguard International vio con buenos ojos al valle de Ica, pues, en palabras de Yzaga, “su ventana de producción es única, posterior a la de California y anterior a Chile”. El clima, el agua y los suelos fueron otros factores que tomaron en cuenta a la hora de invertir en Ica.

–¿Cómo definirías la evolución de Vanguard Perú, como productor y exportador de uva?

–Vanguard vino a cambiar el enfoque del negocio, pasando a variedades patentadas, muchas de ellas aún no probadas en Perú. De todas, tenemos mucho por aprender, en cuanto a las técnicas necesarias para llevarlas a su máximo potencial. La evolución ha sido ascendente, no hay duda. Pero no ocultamos que el aprendizaje referido al comportamiento de estas nuevas variedades en Villacurí ha tenido un costo, que ya pagamos, por cierto, así como el hecho de no poder cosechar temprano cuando la planta es muy joven, factor que ya superamos.

–¿Cómo enfrentan la cada vez más intensa competitividad, dentro y fuera del país, en materia de uva y cítricos, los principales cultivos con los que trabaja Vanguard Perú?

–En uva, tenemos un estricto control de costo, así como un enfoque en la calidad. No hay otra manera [de hacerlo]. Por otro lado, hemos tomado 50 hectáreas del campo de cítricos como el primer paso al desarrollo siguiente; se trata de un campo experimental prácticamente. Entre ambos cultivos tenemos algo más de 1,000 hectáreas. Cada año que ha pasado hemos duplicado nuestra producción, ascendentemente, de manera consistente. Y seguimos en esta ruta.

CAMBIO DE ENFOQUE. Vanguard vino a cambiar el enfoque del negocio. Así es como decidieron incluir variedades nuevas, como Sweet Sapphire (en la foto) y otras que aún no habían sido probadas en Perú.

–¿Comercialmente, cómo estuvieron las campañas de uva de mesa y cítricos?

–El cítrico es muy constante en las condiciones actuales, pero esto puede ser fácilmente alterado por nuevas siembras. En relación a las uvas, en nuestro caso, por haber tenido muchas hectáreas de primer año, hemos estado llegando más tarde de lo que nos gustaría al mercado. En la temporada que viene esto cambiará y saldremos con un buen volumen. Además, las técnicas que nos faltaban aprender ya están aprendidas, aunque más que solo técnica se trata de controles; es un mix que finalmente estamos manejando. Es el precio del crecimiento para lograr un objetivo final.

LA INDUSTRIA Y EL COVID-19

La empacadora de Vanguard Perú también le da servicio a terceros. Algunas empresas productoras que demandan este servicio, luego exportan directamente o bien recurren a los canales comerciales de esta corporación. “Hay aliados estratégicos que cuentan con empacadoras de donde tomamos el producto a ser exportado; ofrecemos canales comerciales dinámicos y transparentes, que entienden al productor”, precisa Manuel Yzaga.

 

8 variedades y 9 oficinas comerciales en el mundo

Ivory, Jack’s Salute, Red Globe, Sugar Crisp, Sweet Celebration, Sweet Favors, Sweet Globe y Sweet Sapphire, son las variedades con las que trabajan en Ica. “Somos una empresa muy dinámica y con un profundo conocimiento del mercado global”, afirma Yzaga. Prueba de ello, son las oficinas comerciales en nueve países: Chile, Sudáfrica, China, Taiwan, Malasia, Indonesia, España, Italia y Estados Unidos. “Estas proveen información en tiempo real, lo que permite movilizar la fruta al mercado que sea más conveniente, en el mejor tiempo de tránsito. Estamos en todos los mercados que consideramos estratégicos”, explica.

–¿Qué exigen a los otros productores con los que trabajan?

–Buena comunicación, cumplimiento del volumen en el tiempo acordado y respeto por el estándar de calidad del producto. Es lo mínimo que requerimos para tener una buena alianza.

–¿Les brindan asesorías técnicas para que la fruta sea de igual calidad que la producida en campos propios?

–Este aspecto es muy delicado. Preferimos sólo dar referencia o recomendación, así como ofrecer nombres, sin compromiso, de asesores en los que confiamos.

–El negocio de la uva de mesa cambió, ¿qué estrategia hay que seguir para no perder la competitividad?

–Nosotros, como productores en Perú, estamos enfocados en productividad y costos, manteniendo la calidad. Pensamos que es la única manera de que el cultivo sea rentable. La temporada 2020 en California nos dará indicios de lo que podría ser el futuro próximo, teniendo en cuenta que el Coronavirus puede haber puesto a varios ‘en jaque’, por temas de salubridad en origen y de salubridad en el mercado de destino. Estamos a la expectativa de lo que suceda esta temporada, ya que la industria en California podría cambiar. En relación a Chile, si pensamos que las áreas van a disminuir y la exportación de uvas se va a contraer, podemos decir que esto nos dará cierta holgura para que nuestros precios se mantengan. Las sequías, los costos y la perturbación social harán que la industria cambie sin dudarlo.

–¿Y la competitividad a nivel nacional?

–Ya hemos hecho todas las consideraciones pertinentes; estamos preparándonos para cualquier cambio de escenario.

–¿Es posible consolidar la industria de la uva peruana ante una alta competitividad entre empresas en el Perú?

–Sí, lo veo posible. Para eso están los gremios y sus comités por producto. Lo penoso es que no todas las empresas creen en los gremios, por lo que es más complicado. En Ica hemos formado ya un comité enfocado en los problemas comunes tales como agua, salubridad, salud social y ambiental, etc. Veo su madurez en mediano plazo, con la posibilidad de ser el facilitador a la estandarización de pensamiento entre productores.

–¿Está entre los planes de Vanguard salir antes con la uva?

–Es lo que hemos estado esperando, y recién ahora podremos lograrlo. Hemos debido esperar a que las plantas tuviesen la edad adecuada para adelantar la poda. Ahora sadremos con la uva desde la semana del 21 de noviembre, hasta la quincena de marzo. Las semanas más interesantes son las tempranas y las tardías, pues a mediados de la campaña la producción de Chile llega con fuerza.

–¿Van a crecer en nuevas variedades?

–Sí. ¿Cuáles? Están por definirse, estamos midiendo el mercado y la demanda.


“La temporada 2020 en California nos dará indicios de lo que podría ser el futuro próximo, teniendo en cuenta que el Coronavirus puede haber puesto a varios ‘en jaque’, por temas de salubridad en origen y de salubridad en el mercado de destino. Estamos a la expectativa de lo que suceda esta temporada, ya que la industria en California podría cambiar”.


COMPROMISOS ENTORNO AL AGUA

Pero, ¿además de competir con Chile, habrá una suerte de competencia entre Ica y Piura, en materia de uva? ¿Cómo enfrenta Vanguard Perú este nuevo escenario productivo y comercial? Manuel Yzaga, cree en el “complemento” entre ambas regiones; se trata, dice, de mantener el posicionamiento como país, como industria país, “cada uno diferenciándose con su propia marca”.

Respecto a los ajustes que debería hacer la industria de la uva en Ica para enfrentar las próximas campañas con éxito, menciona el agua, como factor prioritario. “Necesitamos administrar muy eficientemente el recurso sin llevarlo a extremos, con trabajo educativo social y visión de cuenca. Los controles y alarmas deben ser más exhaustivos, cada pequeño error o desviación debe ser conocida y re enrumbada sin tiempo que perder”, precisa el gerente general.

Dentro de las medidas que ha tomado Vanguard Perú en relación al recurso hídrico, se deben mencionar los controles efectivos, que serán auditados por el estándar AWS (Alliance for Water Stewardship), un marco internacional de administración de agua, para que los principales usuarios comprendan su uso e impacto, y trabajen de manera colaborativa y transparente para la gestión sostenible de dicho recurso. Otras cinco empresas  productoras en Ica se han sumado también al anhelo de obtener la certificación: Agrícola Chapi, Agrícola Valle del Sol S.A.C., Campos del Sur, Safco Perú y Sunfruits Export.

CÍTRICOS: UN CULTIVO QUE NO HAY QUE ‘SOBREMARKETEAR’

TAMBIÉN CÍTRICOS. La firma tiene en Ica una producción de mandarinas basada en la variedad Tango.

–¿Cómo definirías una mandarina de calidad?

–Sabrosa, con buen balance de azúcar y acidez, de buen color, fácil de pelar, firme y sin semillas, que llegue al consumidor sin fallas en la piel.

–¿Hasta hoy solo trabajan con mandarina Tango?

–Sí. Elegimos esa variedad por ser la más parecida a la W. Murcott, con la que ya había experiencia previa. Como en el caso de la uva, eso está por definirse [la inclusión de nuevas variedades], según el mercado, la demanda.

–No se habla tanto de cítricos como sí de paltas, uvas y arándano… ¿Los cítricos en Perú han venido siendo un cultivo de sostenimiento más que de ganancia?

–A mi modo de ver, no se habla tanto de los cítricos por ser el cultivo que más años tiene en la industria de los perecederos. Se abrió camino con mucha dificultad sin mercado de exportación. Al principio, los productores conocen las buenas y malas experiencias. Es un cultivo maduro con productores maduros; y eso significa, en la agricultura, que hay que ser cautelosos, y no sobremarketear un cultivo, ni generando más expectativas que las razonables. Diferente es la historia de los cultivos que se iniciaron tras una demanda existente proveniente del mercado global, como es el caso de la palta, los arándanos y la uva.

–¿Los precios de los cítricos han subido producto de la coyuntura del COVID-19?

–Aún no hemos notado alza en el precio, pero sí vemos un constante dinamismo en su consumo. En referencia a las uvas, al no haber compradores en los mercados en China por el COVID-19, hubo contenedores que no obtuvieron los resultados esperados.

–¿En qué situación se encuentra Vanguard Perú hoy?

–La empresa es sólida, los campos vienen siendo cultivados con normalidad. Aunque las nuevas medidas de seguridad en salud implementadas elevan costos y retrasan en algo las labores. Por otro lado, los canales comerciales que manejamos tienen muchos años de solidez.

–¿Están investigando la inclusión de alguna nueva especie frutal al portafolio?

–En este momento nos hemos concentrado específicamente en mitigar todo riesgo de Covid-19 de cara a la siguiente campaña.