icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2021 | Noticias

Proyecto de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga

Investigadores ayacuchanos logran la adaptación de pitahaya a los valles andinos

¡Pitahaya de altura! Una investigación de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga de Ayacucho logró la aclimatación de la fruta amazónica pitahaya a la altura de la sierra, donde puede cultivarse sin dificultad y convertirse así en una excelente alternativa productiva para los agricultores de los valles interandinos.

Así lo demuestra el proyecto de investigación “Evaluación de la aclimatación del cultivo de la pitahaya en las condiciones agroecológicas del Centro Experimental Wayllapampa”, a cargo del tesista Hever García Cayampi, de la Escuela Profesional de Agronomía, de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Nacional San Cristóbal de Huamanga.

El investigador sostuvo que uno de los objetivos del estudio, iniciado hace casi tres años, es evaluar el crecimiento y desarrollo de la planta en su variedad de cáscara color fucsia. Para ello, se ensayó su plantación en un sector del Centro Experimental Wayllapampa, que tiene una superficie total de 457 hectáreas y que se encuentra a alrededor de 40 minutos de la ciudad de Huamanga.

Hever García resaltó que el cultivo se está aclimatando y dando frutos en los valles interandinos, a una altura de 2,500 metros sobre el nivel del mar. “Muchas de las plantas han alcanzado una altura de 1.5 metros y notamos un crecimiento vigoroso”, afirmó. Asimismo, añadió que el segundo objetivo es calcular el costo de producción de la pitahaya en los valles interandinos de la región Ayacucho.

Objetivos a futuro

El científico ayacuchano puntualizó que, a partir de esta primera investigación sobre la pitahaya, queda pendiente estudiar otros aspectos como el rendimiento por hectárea del cultivo, las mejores técnicas de riego, la sanidad vegetal para conocer su vulnerabilidad ante plagas y enfermedades, entre otros.