fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Mayo 2020 |Noticias

Para evitar presencia de plagas y salinización de suelos

INIA difunde tecnología de riego con secas intermitentes para el arroz

La producción intensiva del arroz en la costa peruana, en especial en la costa norte, trae como consecuencia problemas de salinización de suelos y mayor presencia de plagas generados por el manejo del cultivo en campos inundados, incrementando los costos de producción para contrarrestar dichos problemas.

Además, la inundación de los campos en la costa norte induce a una mayor población y proliferación del insecto Anopheles albimanus, principal vector de la Malaria y a una mayor emisión de gases de efecto invernadero como el metano y el óxido nitroso que emanan de los campos empozados con agua.

Por este motivo, el Ministerio de Agricultura y Riego (Minagri) encargó al INIA priorizar la elaboración de la Guía Técnica denominada «Manejo del cultivo de arroz bajo el sistema de riego con secas intermitentes en las regiones de Tumbes, Piura, Lambayeque y La Libertad». El objetivo es que los agricultores decidan migrar de manera gradual al manejo del cultivo de arroz bajo el sistema de riego con secas intermitentes.

 

RESULTADOS VALIDADOS

Para la implementación de esta tecnología se deben seguir las recomendaciones efectuadas por el Programa Nacional de Investigación en Arroz del INIA, muchas de las cuales han sido validadas en campo, en trabajo coordinado con los propios agricultores (Guadalupe, Picsi, Chongoyape, Mallares, Los Cedros, entre otros).

Aplicar la tecnología de secas intermitentes en el riego del cultivo de arroz implica seguir una serie de labores culturales complementarias para garantizar una buena cosecha, tal es el caso de la aplicación de una adecuada fertilización en suelo seco (nitrógeno, fósforo y potasio), a través del pase de la rastra como parte de las labores de labranza, uso de semillas de calidad, manejo integrado de plagas, entre otros, los cuales irán variando en función de la zona de producción.

En algunos valles se observan diversas características de suelo y humedad, por ejemplo, en el valle de Jequetepeque existen tres escenarios para el manejo de secas intermitentes: partes bajas (húmedas), partes intermedias y las partes altas del valle (más secas). Los riegos difieren en estos tres escenarios.

En la parte más baja, el periodo de los riegos es más distanciado, a diferencia de la parte alta, donde son menos distanciados.

En la siguiente figura se esquematiza las fases y los procedimientos del desarrollo de la tecnología de secas intermitentes.