icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Uva de mesa

20 de abril de 2021
Manuel Yzaga, presidente de Provid

“Este ha sido un año de valientes, yo les haría un tributo a todos los agricultores de uva de mesa este año”

“Este ha sido un año de valientes, yo les haría un tributo a todos los agricultores de uva de mesa este año”

Un clima benigno y la menor oferta de fruta desde Chile, India y California han jugado a favor de la industria local de la uva de mesa que, según información de Provid, cerraría la presente campaña con envíos por sobre los 56 millones de cajas de 8.2 kg. Un reto importante para el sector pasa por reforzar los programas fitosanitarios sin comprometer los costos de producción. Los productores continúan en su apuesta por el recambio varietal y por continuar ampliando el conocimiento que tienen respecto al manejo de las variedades licenciadas.

Por Miriam Romainville Izaguirre

“Este año ha habido muchas variables que no nos han permitido, de pronto, seguir los planes específicos. Se ha tenido que actuar y operar sobre la marcha, tomar decisiones muy rápido y muy constantemente. Este año nos hemos tenido que adaptar y ser muy resilientes. Este ha sido un año de valientes, yo les haría un tributo a todos los agricultores de uva de mesa este año”. El enunciado del presidente de la Asociación de Productores de Uva de Mesa del Perú (Provid), Manuel Yzaga Dibos, gráfica lo atípica que ha sido la campaña de uva de mesa 2020/21. A la pandemia derivada de la Covid-19, se sumaron factores como el paro agrario y una mayor inspección fitosanitaria del Servicio Nacional de Sanidad Agraria del Perú (Senasa).

Yzaga explica que la pandemia ha limitado el acceso a contenedores y ha saturado la oferta de naves industriales. “Este año la dificultad para conseguir contenedores libres ha sido enorme ¿Por qué razón? Como los mercados han estado cerrados y las fábricas han estado prácticamente a menor revolución en el mundo, a la hora que abren las puertas todos los despachos que estuvieron esperando han salido y han demandado una cantidad enorme de contenedores. Eso ha golpeado a los contenedores que usamos para fruta fresca porque las naves siguen una ruta. Además, ha habido una congestión grande en los puertos, se ha demorado más tiempo de lo normal el descargar los contenedores”, detalla.

ATENTOS A LOS CLIENTES. “Si cosechas para el mercado chino vas a requerir más mano de obra calificada, ya que debes buscar los racimos que tengan las características que el consumidor asiático requiere”, sostiene el presidente de Provid.

Debido a las medidas de aislamiento derivadas de la pandemia, este año no pudieron venir al país inspectores fitosanitarios de Corea del Sur, por lo que la labor estuvo a cargo de personal del Senasa. “Senasa ha sido muy estricto, incluso más que los inspectores coreanos. Pienso que ha sido para dar el mensaje de que hacemos bien las cosas, sin embargo, creo que se nos ha pasado un poco la mano y eso ha generado que la exportación a Corea del Sur disminuya”, sostiene. A la semana 10, los envíos a Corea del Sur ascendieron a 437,486 cajas de 8.2 kg, 16,905 menos que la campaña previa.

Al mismo tiempo, el paro agrario coincidió con la semana 49 de la campaña de uva de mesa, provocando que una cantidad significativa de fruta se mantuviese en las parras. “Obviamente, fruta que no cosechas y ya está lista se deteriora”, advierte. Estimados de Provid apuntan a que se habría perdido alrededor de 2 millones de cajas en los doce días que duraron las movilizaciones en Ica, lo que representaría una suma de US$40 millones. “El daño por la falta de gobernabilidad es brutal. No solo es un golpe a los agricultores, es un golpe a quien produce cajas, a los transportistas del personal”, asegura Yzaga.

Pese a dichos factores la campaña 2020/21 cerrará con envíos superiores a los 56 millones de cajas de uva de mesa de 8.2 kg, según los datos acumulados de la asociación a la semana 13. Históricamente la campaña de uva de mesa peruana ha culminado en la semana 14. El estimado inicial de la asociación era cerrar la campaña de uva de mesa con un crecimiento de 16%. “Ese cálculo estaba en base al estimado de producción de cada productor asociado. Estimaban llegar a 56.7 millones de cajas. Las exportaciones venían creciendo en forma consecutiva hasta la semana 48, en la semana 49 arrancó el paro agrario, luego hay una especie de tregua y de ahí empieza otra vez”, refiere.

Cuadro 1. Evolución de las exportaciones de uva de mesa por semanas.

A la semana 13, las exportaciones ya ascendían a 56,416,972 cajas de 8.2 kg, 16.8% más que la anterior temporada. En ese mismo periodo, el departamento de Ica explicaba el 48% de las exportaciones de uva de mesa, dos puntos porcentuales menos que la campaña previa, mientras que Piura concentraba el 38% de las exportaciones, cuatro puntos porcentuales más que la campaña anterior. En menor medida, participaron Lambayeque, La Libertad, Arequipa, Áncash, Lima y Moquegua. “El crecimiento en Piura se debe a nuevas variedades y algunos crecimientos de nuevas hectáreas. En general las nuevas variedades son más productivas, pero por otro lado al haber más cajas el precio se presiona a la baja”, subraya.  Como variedades, en la presente campaña predominaron las variedades Red Globe y Autumn Crisp.

Gráfico 2. Exportaciones de uva de mesa por zona (Datos a la semana 10)

LOS ‘DRIVERS’ DEL CRECIMIENTO

MÁS CAJAS EXPORTADAS. La presente campaña cerraría con envíos superiores a los 54 millones de cajas de 8.2 kg

El crecimiento de las exportaciones de uva de mesa y los precios más atractivos que esperan los productores locales se explican principalmente por tres factores: un clima benigno, la menor oferta de uva de mesa de países como Chile y la India por lluvias intensas y la baja productiva en California, EE UU. “Este año, el factor crítico ha sido el clima, negativo para algunos, positivo para otros”, señala Yzaga, tras indicar que en el caso del Perú “el clima ha sido muy benevolente, en promedio ha sido muy bueno”.

“Con las noticias de lluvias en Chile, los mercados han recibido el mensaje de que habrá menos producción. Entonces, comienzan a asegurarse con pedidos de otras fuentes, de otros lugares”, sostiene el presidente de Provid, y continua: “Pero no es solamente la lluvia en Chile, sino en la India. Esto va a llevar a que el mercado europeo tenga menor oferta de uva de mesa de la India que la normal, por lo que el mercado europeo va a comenzar a importar fruta de orígenes que proveen a Estados Unidos y a China. Esto beneficia al Perú. Los precios van a subir sin duda, pero este año subirán. Sabe Dios qué pase el siguiente año”.

En Chile, la uva de mesa ha sido el cultivo más afectado por el temporal, que provocó aluviones, deslizamientos, evacuaciones y cortes de electricidad. Según la Federación Gremial Nacional de Productores de Frutas de Chile (Fedefruta), el inédito fenómeno meteorológico destruyó el 53% del volumen por hectárea de uva de mesa. Esto llevaría a que la campaña de uva de mesa de Chile tenga una caída del 19.3% en sus envíos para la temporada 2020-2021, según la Asociación de Exportadores de Frutas de Chile (ASOEX).

California experimentó en el 2020 una baja productiva que, si bien no benefició en términos de envíos a los productores de uva de mesa de Piura, sí lo hizo en el caso de los productores de Ica. Esto se comenzó a notar a la tercera semana de iniciada la campaña de uva de mesa en Ica. “California tuvo un poco menos de producción de la estimada. En el mundo sí se sintió, pero en California donde tenían la fruta guardada no se sintió. Entonces ahí los precios comenzaron bajos al principio porque había fruta local”, dice.

Gráfico 3. Los diez principales destinos de la uva de mesa (A la semana 10)

En la campaña de uva de mesa 2020/21, Estados Unidos, Holanda y China se mantuvieron como los principales mercados destino. “En China los mercados estuvieron cerrados para la cereza. Entonces en plena campaña, cuando tienes que tomar la decisión de despachar o no despechar, te frenas un poco. En un momento creímos que nos iba a pasar lo mismo que a la cereza, eso hizo que embarquemos más a Norteamérica, Holanda, a Europa y un poco menos a China”, explica Yzaga. Para el sector, el gigante asiático es un mercado bastante interesante, pero también bastante exigente.

“Si cosechas para el mercado chino vas a requerir más mano de obra calificada, ya que debes buscar los racimos que tengan las características que el consumidor asiático requiere. Y no se trata de hablar solo del nivel de azúcar, eso es un error. Se debe hablar de un balance entre la acidez y el azúcar o grado Brix. Si tienes un índice de madurez de más de 25 a 1, que quiere decir 25 Brix por 1 de acidez, esa fruta ya está. Ahora, todas las variedades no son iguales. En el caso de Asia están buscando índices de madurez de 30, 32”, dice el experto.

RECAMBIO VARIETAL Y CONTROL FITOSANITARIO

Yzaga refirió que la presente campaña ha crecido ligeramente el área certificada para exportación. Al momento, se han contabilizado 20,595 ha certificadas, un 1% más que similar periodo del año anterior.  “Esto significa que el crecimiento se debe al recambio de variedades antiguas por variedades nuevas, pero para lograr eso pagamos una regalía. No es gratis”, afirma.

RECAMBIO. Las nuevas variedades continúan impulsando el crecimiento de la industria.

Si bien algunos productores han retrocedido en los ensayos que venían haciendo con variedades nuevas, porque no se cumplió con la expectativa que tenían, el sector de uva de mesa en el Perú continúa en conjunto apostando por el recambio varietal y por continuar ampliando el conocimiento que tienen respecto a su manejo.

“La mayoría sigue tratando de buscar la fórmula. Puedo decir que hay algunas variedades negras que han sido eliminadas, luego hay unas variedades blancas que se ponen ámbar muy rápidamente. Todavía estamos conociendo las variedades y sus realidades. Es una curva de aprendizaje, somos muy jóvenes en este tema de variedades patentadas”, refiere Yzaga.  En Piura arrancaron con fuerza los ensayos de nuevas variedades hace tres años, en Ica lo hicieron hace cuatro años aproximadamente.

En esa línea, la asociación está armando mesas de trabajo con el objetivo de socializar los conocimientos que existen respecto a las nuevas variedades. “Hemos convocado al talento que tiene la institución. Estamos invitando a asociados y no asociados, justamente esa es la ruta que estamos tomando”, manifiesta. Adicionalmente, se difundirá información respecto al impacto económico de la industria de uva de mesa y la historia de la industria en el país. “La sociedad no sabe todo el esfuerzo y riesgo que hay detrás de este negocio”, sostiene.

El presidente de Provid considera que otro de los retos que debe abordar el sector para mantenerse competitivo es el vinculado a optimizar los programas fitosanitarios, principalmente para el control del oídio de la vid y el chanchito blanco. “El chanchito blanco afecta mucho las exportaciones a Corea del Sur. Estamos trabajando en un método para mitigar el problema del chanchito blanco”, informa. Agrega que el oídio es un hongo que “afecta toda la campaña y todos los mercados”, ya que reduce la producción. Yzaga resalta que un adecuado control del chanchito blanco podría permitir al país exportar uva de mesa a Japón, así como reforzar su presencia en Corea del Sur, durante la siguiente campaña 2021/22. “Tenemos que hacer un trabajo más cercano con Senasa”, manifiesta.

Un reto es reforzar los programas fitosanitarios sin comprometer los costos de producción. Al respecto, el especialista refiere que muchas veces se opta por reducir costos vinculados a insumos y maquinaria para ser competitivo. “Cuando uno define reducción de costos realmente lo define a partir de insumos y maquinaria. No hay dónde más ahorrar. El transporte marítimo es el transporte marítimo, igual el valor de lo que demora la retención de los contenedores, ahí hay un castigo. Entonces ¿dónde puedes ahorrar? O aplicando menos insumos, o aplicando insumos menos costosos. Esto arriesga tu proyección futura”, declara Yzaga.

COORDINACIÓN CONJUNTA PARA MITIGAR UNA SOBREOFERTA

Otro aspecto en el que trabajará Provid es en la coordinación con otros países productores para mitigar la sobreoferta de uva de mesa, que termina deteriorando el precio de la fruta. “Justamente Provid está trabajando en este momento para facilitar la dinámica entre las ofertas similares en determinados países. Estamos empezando comunicaciones entre países productores para evitar la sobreoferta”, remarca.

Localmente, también se trabaja para encontrar ventanas comerciales para los productores de uva de mesa de Piura. “El reto no es Ica, Ica tiene sus ventanas comerciales. El reto es Piura, que agarra la cola de la campaña de uva de mesa de California. Entonces, Piura tiene que encontrar mercados alternativos”, comenta. Una opción de mercado alternativo es América Latina, región que en julio pasado recibió por primera vez volúmenes importantes de uva de mesa de Piura. “Esto es algo que se va a mantener”, proyecta Yzaga.

Una mayor coordinación para evitar la sobreoferta es relevante para el sector, sobre todo si se considera que aún hay espacio para crecer en Arequipa y Trujillo. “Si hay espacio para crecer que se crezca, eso va a impactar en el precio. Los empresarios deben decidir bien si invierten o no. Hemos llegado a un punto donde tienes que medir el riesgo”, advierte. El único departamento donde existiría un menor incentivo para nuevas siembras de terreno es Ica, ya que existe una veda de perforación de pozos. En Ica las opciones más recomendables son el recambio de cultivo, por ejemplo, pasar de producir cebolla a uva de mesa, y el recambio varietal.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados