icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Frutales

01 de octubre de 2021
Experiencias que apuntan a mejorar la calidad de los cultivos hortofrutícolas

Empuje a la pequeña y mediana agricultura

Empuje a la pequeña y mediana agricultura

Mucho más alejados de las grandes producciones hortofrutícolas, en Arequipa, Junín y Lima, pequeños y medianos productores se han asociado para producir frutas y hortalizas de calidad, algunas de las cuales ya se venden en Europa y Asia.

Renato Manrique

Con el correr de los años ha ido creciendo la canasta de productos agrícolas en Perú, aunque algunos de ellos aún se producen usando técnicas y manejos ancestrales. Por ello es que hay pequeños y medianos productores que precisan contar con maquinaria e insumos adecuados para producir frutas y hortalizas de calidad. Como una forma de impulsar la agricultura familiar, desde Agroideas se está promoviendo la implementación y ejecución de Planes de Negocio de Procompite, que en un 80% están relacionados al sector agrario.

En la Cooperativa Agraria El Sol de Palpa se han especializado en el cultivo de duraznos, pero también de otras frutas, como cítricos y paltas.

Algunas experiencias en distintas zonas del país fueron abordadas en el seminario Nacional Virtual: Importancia económica de las Frutas y Verduras, organizado por la Dirección General de Desarrollo Agrícola y Agroecología (DGDAA) y con el apoyo de FAO Perú.

FRUTAS DE EXPORTACIÓN DE AREQUIPA

En Arequipa se viene realizando un trabajo destacado la Corporación Asociativa La Joya, que está integrada por siete asociaciones agroexportadoras del distrito de La Joya que desempeñan labores de procesos de producción y comercialización de cultivos destinados al mercado de exportación, entre los que destacan la palta Hass, granada Wonderful y uva de mesa Red Globe; donde se cubre toda la cadena, desde la producción hasta el envasado de la fruta.

Pero antes de dedicarse a la fruticultura, estos productores se dedicaban a una agricultura más tradicional en esa zona, produciendo maíz, papa, cebolla y ajo. Eso, hasta que decidieron conocer otras experiencias, participando de giras tecnológicas a otras zonas del país y también a Chile, donde se dieron cuenta que debían dar un cambio radical.

“A partir de esa fecha empezamos a trabajar con estos cultivos de agroexportación. Nos interesaron mucho los frutales, por lo que empezamos a asociarnos”, contaba Celso Bustamente, presidente de la corporación. Y es que se trataba de producciones que, en promedio contaban con superficies entre 4 y 5 hectáreas (ha).

Así, poco a poco fueron creciendo hasta llegar a los 155 socios que son hoy en día (75 dedicados a la producción de palta, 40 a la de granadas y 40 que producen uva de mesa), lo que representaría un total de 400 ha disponibles para su procesamiento en el packing, que administra directamente esta corporación

De acuerdo a ello, Bustamante comenta que hicieron las gestiones necesarias y consiguieron la construcción del Packing La Joya, obra que fue ejecutada por la Gerencia Regional de Agricultura bajo la administración directa, bajo el nombre de Proyecto de Inversión Pública “Mejoramiento de las capacidades técnicas para el manejo post cosecha del cultivo de vid, en el departamento de Arequipa”.

En un inicio trabajaban con exportadores de Ica y de Lima, que llevaban la fruta para seleccionar y trabajar en sus packings. Sin embargo, -recuerda- las ventas que obtenían no eran las esperadas, por lo que gestionaron con el gobierno regional el apoyo en la construcción de un packing en La Joya, que hoy cuenta con certificaciones de Global G.A.P. y HACCP. “Lo hemos conseguido, pero aún falta implementarlo, nos falta 500 mil soles para poder financiar una moderna máquina seleccionadora de palta, para poder seleccionar y clasificar en forma óptima nuestra fruta”, puntualiza Bustamante. “Eso es lo más urgente que necesitamos, ya que se nos viene la campaña de palta el mes de marzo y necesitamos implementar esta maquinaria”, indica.

Gracias al clima arequipeño, la fruta que obtienen es de muy buena calidad. “Se sabe que las irrigaciones de La Joya, San Isidro, San Camilo, Santa Rita y Majes están enclavadas en el desierto. Nos abastecemos de agua de las represas que están detrás de los volcanes y la conducimos mediante los ríos, túneles y canales, las llevamos a estas pampas y realmente son propicias para poder cultivar”, señala el productor. 

Uva de mesa de la variedad Red Globe producida por pequeños y medianos productores de La Joya, en Arequipa, se ha exportado a Europa y Asia, fundamentalmente a Hong Kong, China y recientemente a Japón.
Lo mismo pasa con la uva de mesa, de la cual obtienen producciones de 40 t/ha de la variedad Red Globe. “Eso hace que muchos comerciantes que vienen de otros sitios quieren regresar y llevarse la fruta. Pero nosotros ya estamos comercializando la fruta en forma asociativa en el packing, es fruta procesada, seleccionada, empacada y enfriada, de allí se la llevan los exportadores”, subraya Bustamante, sobre una uva que se está enviando a Europa y Asia, fundamentalmente a Hong Kong, China y recientemente a Japón, “donde los clientes nos dicen que se quedan muy conformes con la calidad de los productos que estamos enviando”.

Producción de uva de mesa, de la variedad Red Globe, en Arequipa.

ESPINACA DE LA SIERRA CENTRAL

La Asociación de Productores de Hortalizas Gruta Huagapo, provincia de Tarma (región Junín) viene produciendo hortalizas, que envían principalmente al mercado de Lima. Se trata de doce productores de esta asociación ubicada en el distrito de Palcamayo, desde donde producen espinacas, lechuga, brócoli, coliflor, zanahoria, rabanito, acelga, choclo, orégano, toronjil y manzanilla, entre otros; muchos de ellos aún producidos bajo técnicas ancestrales

Tarma es una de las principales zonas productoras de espinacas, hortaliza que se vende mayoritariamente a Lima.

El producto bandera que vienen promoviendo son las espinacas, “estamos trabajando con la variedad PV 1369 que ha resultado muy bien para nosotros, las hojas son bien ovaladas, tachadas, con buena presencia de un color oscuro, muy agradable para consumir y de muy buena aceptación por el consumidor”, resalta su presidente Oscar Cajahuanca.

Hoy en día manejan la marca La Tarmeñita para toda su línea de hortalizas, participando con ella en ferias organizadas por Agrorural y han sido beneficiados con el Programa de Apoyo a las Alianzas Rurales Productivas de la Sierra – ALIADOS.

Actualmente manejan 10 ha de siembras escalonadas, con producciones promedio de 15,000 kg mensuales, producidas en Junín, una zona que es conocida por esta hortaliza, desde donde sale el 47% de la producción nacional, donde Tarma, con un 79.1% es la principal provincia dedicada  a la producción de esta hortaliza.

En vista de ello, puntualiza que además de ser la mayor provincia productora de espinacas del país, es la que alimenta a todo el mercado metropolitano de Lima, “que a diario se abastece en un promedio de 150 toneladas”. Solo en Tarma, la espinaca y la agricultura familiar han creado unos 60,000 puestos de trabajo directo y 150,000 indirectos. Y el presidente remarcaba que hoy no cuentan con la asistencia técnica de los principales organismos agrarios del Estado. “Es importante que se trabaje con un plan nacional de frutas y verduras, pues al ser profesionales se puede ver incluso cuánto se va a exportar”, puntualiza Cajahuanca.

Desde Junín sale el 47% de la producción nacional de Tarma que se vende fundamentalmente en Lima, donde Tarma, con un 79.1%, es la principal provincia dedicada  a la producción de esta hortaliza.

MELOCOTONES DEL NORTE CHICO

Desde el año 2015 viene trabajando la Cooperativa Agraria “El Sol de Palpa”, en Huaral (región Lima) en la producción de frutales. Juan Samuel Plaza Castillo, presidente de esta cooperativa señalaba que, si bien tiene seis años de creación, desde el 2018 se dio impulso a esta asociación de 25 productores contando con el apoyo del Gobierno Regional de Lima y de la Dirección Regional Agraria.

Acerca de la experiencia que han tenido como cooperativa, resaltaba que en esta zona han sido beneficiados con un producto bandera, específicamente se trata del durazno que se cultiva en esa localidad desde hace 50 años. “Entonces nosotros nos organizamos para ser cooperativa y así tener un beneficio para la misma agrupación con todos los socios vendiendo nuestro producto a algunas empresas como Lindley, KR y otras más”, precisa.

Asimismo, han ido transformando la forma de producir este carozo, dejando de lado aquellos insumos convencionales, para dar paso a otros orgánicos, “siguiendo las experiencias de algunos socios que viajaron a España y a otros países, es que verdaderamente trajeron unas mejores ideas”, explicaba y añadía que, han decidido implementar estos productos para producir frutas mmás saludables, respetando el medio ambiente.

Contaban con 40 ha de durazno, pero por diversos motivos se redujeron en un 30%. No es lo único que cultivan, ya que también manejan huertos de satsumas y desde hace dos años han podido realizar ventas de palta a algunos productores y exportadores de la zona. Mediante el proceso concursable Procompite en el año 2019 fueron beneficiados con la obtención de una maquinaria mortizadora para los trabajos en campo. “La idea es seguir viendo la posibilidad de participar en programas como Agroideas y de tener un mayor apoyo de la agencia agraria para intensificar el manejo técnico del agricultor”, finaliza.

Artículos relacionados