fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Junio 2020 |Agroklinge x RA360 |Empresas

El control de Botrytis en el arándano debe partir desde la flor

Cuando el Perú se inició en el cultivo del arándano, los productores no le dieron mucha importancia a la aparición de la Botrytis en sus huertos. Sin embargo, con el tiempo, el ataque de este hongo ha ido complicando el proceso de producción del fruto, mermando productividad en campo y afectando la calidad a su arribo a los mercados de destino. Por ello es que el fitopatólogo Andrés France brinda algunas recomendaciones sobre su identificación y control, que deben darse en muchas fases productivas.

«Este es el patógeno que produce más pérdidas en arándano a nivel de poscosecha”, deja en claro desde un principio Andrés France, fitopatólogo, asesor e investigador del INIA Chile. Todos los países que exportan esta fruta a grandes distancias tendrán este potencial problema que se suele gestar desde muy temprano, en la etapa de floración del cultivo. Por eso, recomienda a los agricultores mantenerse atentos e informados sobre este patógeno que puede generar muchas pérdidas económicas.

Andrés France, fitopatólogo.

Como parte de su experiencia, comenta que, sin las medidas de rigor, los fundos pueden comprometer gran parte de sus plantas y el impacto más extremo se da si una vez exportada la fruta llega a destino con el típico nido blanquecido en piel. Además de perder por la transacción nula de la fruta, será necesario pagar a un tercero para que sea desechada. Por lo tanto, apunta que hay que considerar a la Botrytis como un problema primario y su manejo debe ser planificado cada año.

Diferentes trabajos han demostrado este patógeno es más agresivo en áreas productivas donde el clima tiene una mayor humedad relativa, pero France precisa que esto también tiene relación con la zona específica del cultivo donde se desarrolla el hongo, que puede ser al interior de la planta, en la fruta o en las flores. El ambiente puede ser, inclusive, seco y caluroso, pero si la planta es grande y frondosa al interior de la misma, se registrará una humedad relativa mayor que en el exterior, porque hay sombra y no existe una buena circulación de aire. Entonces, se crea un microclima al interior de la planta que permite que el hongo crezca sin problemas.

A esto se suma que, en ciertas zonas, como por ejemplo Trujillo, todos los días hay una humedad relativa alta por las mañanas, donde además se forman rocíos matinales de forma periódica. En el sur del país hay problemas similares: En Ica, Pisco o Cañete, las mañanas están llenas de neblina y esta es una condición propicia para el desarrollo severo de la Botrytis. Si bien en la campaña pasada no hubo grandes problemas en la zona sur, el experto dice que es cuestión de tiempo para que se registre una mayor incidencia. Lo que preocupa de ello es que, si el agricultor desconoce del tema, entrará tarde a controlar al hongo y las pérdidas serán mayores.

LOS ATAQUES DE LA BOTRYTIS

El primer ataque se produce con la floración y la Botrytis lo que hace es derribar las flores, es decir, no se ve una pudrición evidente. “A lo mejor se puede notar una menor producción en la primera oleada de flores, pero como en Perú la floración es permanente, se va compensando. Igual va a tener flores, estas van a cuajar y se va a terminar con fruta, pero esas flores infectadas traspasarán el inóculo a la fruta”, advierte France.

Hay varias fases de Botrytis y su mayor afectación, la pudrición, se puede expresar en diferentes momentos, según el grado de infestación. El daño puede aparecer en la floración con racimos florales llenos de pelos (micelio). En la mayoría de casos son pudriciones individuales de flores que van cayendo y pueda que no se le preste mucha importancia. Luego, de aquella flor que se infectó pero que no cayó, puede desarrollarse fruta contaminada que pasa de verde a parda. Seguidamente, y lo más típico, la Botrytis coloniza la fruta madura, de pinta para adelante, porque el contenido de azúcar aumenta y el pH sube. “Habrá mucha fruta que no presente síntomas, pero si lo hará en el proceso de poscosecha. Esto es lo más grave, porque ya se hizo todo el esfuerzo previo. Todo mal”, asevera France.

MEDIDAS DE CONTROL

 

Otras recomendaciones

Aplicaciones correctas. Se deben realizar con boquillas que sean de cono hueco y con un tamaño de gota menor a 200 micrones. Las gotitas deben penetrar incluso el interior de la flor, que es en forma de campana cerrada.

Plantas poco frondosas. El agricultor gusta de utilizar mucho nitrógeno o estimulantes de crecimiento, porque busca más puntos de crecimiento y desarrollo de flor y fruto, pero eso tiene un costo a nivel sanitario muy alto, porque la penetración de las aplicaciones es limitada.

En poscosecha. Lo importante es ingresar lo más rápido a frío, para frenar el proceso de pudrición o de colonización del fruto. También evitar los eventos donde se quiebre la cadena de frío.

Las medidas para controlar la presencia de este hongo son básicamente dos: eliminar fuentes de los inóculos y contar con un programa de aplicaciones en floración y en fruta madura. La flor que se abre está sana, pero le llega las esporas de Botrytis desplazadas por el viento. Lo común es que la fuente de inóculos sea la fruta que queda de la campaña pasada, que no se terminó de cosechar y se pudrió por Botrytis. Entonces, toda esa fruta que no se comercializará debe ser retirada.

“En cuanto a la siguiente medida, todos sabemos que el tejido más susceptible es la flor. Como tenemos una floración muy larga eso significará hacer controles periódicos durante todo el proceso. Luego se harán aplicaciones “a condición” cuando se está cosechando: si hay neblina o si hay lluvia”, sostiene France.

Sobre las aplicaciones, comenta que Agroklinge tiene diferentes productos con acción sobre Botrytis, porque aquí lo importante es que el agricultor siempre rote los productos. “Este hongo tiene gran habilidad para generar resistencia, dentro incluso de la temporada”, subraya. Esto significa que se usen productos de síntesis química y de origen biológico para tener diferentes formas de actuar frente al patógeno.

Por muy avanzado que esté la tecnología o la preparación del país o agricultor, siempre Botrytis sorprende con algo no esperado. Por eso, es importante, apunta el experto, que los agricultores se familiaricen con esta enfermedad y eviten a toda costa que el patógeno afecte al cultivo.

Contactos:

Pedro Mercado

pmercado@agroklinge.com.pe

932 103 568

Ilich
Por Ilich