icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Uva de mesa

04 de septiembre de 2018
¿Cuál es su incidencia en los principales cultivos?

El clima juega su partido en Ica

El clima juega su partido en Ica

El descenso de las temperaturas registradas en este otoño e invierno en Ica han generado beneficios, pero también algunos problemas, sobre todo de tipo sanitario, según el tipo de cultivo. Los productores y encargados de campo consideran que se ha regresado a las temperaturas de hace cinco años en los valles iqueños, es decir, a la normalidad. Sin embargo, son conscientes de que las alteraciones climáticas serán una constante con que convivir.

En el caso de arándano, hubo una precocidad en el estadio fenológico de la fruta, que adelantó la poda y las cosechas en Ica. Según comenta Álvaro Espinoza, productor y asesor de arándanos, se registró un adelanto de 20 a 22 días en el crecimiento del arándano, lo que significa en la práctica que las cosechas arranquen al menos dos semanas antes de lo proyectado.

“Lo que hemos observado es que el frío se adelantó y, por esa razón, las podas tempranas se aceleraron. Esto puede ser ventajoso, porque vamos a tener un pico de cosecha justo en los mejores meses, a mediados de agosto, cuando los precios son atractivos. En las podas más tardías no habría alteración alguna”, comenta. Tampoco conviene que baje tanto la temperatura entre agosto y septiembre, porque si no los restos florales se suelen adherir a la fruta y eso conlleva a más kilos de descarte.
Menciona que a inicios de junio se registraron lluvias intensas en los valles de Ica, lo que siempre prende las alarmas a los agricultores en cuanto a los aspectos sanitarios. Más que las plagas, el descenso de la temperatura y el incremento de la humedad relativa atrae a ciertas enfermedades como el hongo de madera y la botrytis.

“El clima juega a favor o en contra. En nuestro caso, las lluvias intensas podrían afectar el cultivo cuando estemos en plena pinta o en cuaja. Nos hemos estado acostumbrando a lo tropical, pero ese no es el clima de la zona”, dice. En líneas generales, resalta que la fruta requiere climas definidos, así que cuanto más estacional sea mejor la calidad del arándano, uvas y otros.
Refiere que entre valle y valle en Ica existen diferencias climáticas a tomar en cuanta en el manejo del cultivo. Por ejemplo, en el valle de Villacurí se registra mayor humedad relativa, entonces, las medidas sanitarias preventivas deben ser una constante, en tanto el valle de Ica es más seco, pero luego de una lluvia intensa es posible una incidencia de hongos.

BAJAS TEMPERATURAS OCASIONARÁN BROTACIÓN DISPAREJA EN UVA DE MESA

En el caso de las uvas, en Agrícola Don Luis existe preocupación sobre si las bajas temperaturas ocasionarán una brotación dispareja. “Hemos registrado 1 o 2oC de temperatura que la registrada en el 2017. Una menor temperatura puede que complique la brota- ción, que no permita la uniformidad de las yemas”, indica Fernando Andrade, jefe de campo de uva de la empresa, que cuenta con 150 ha, repartidas entre variedades tradicionales y licenciadas. Como una medida preventiva para hacer frente al frío, comenta que se han aplicado productos nutricionales que ayuden a fortalecer el brote, de modo que sea uniforme y el racimo no sufra corri- miento (pérdida del racimo).

Otra estrategia de las productoras de uva fue adelantar la poda para que la brotación no coincida con las fechas en que la temperatura haya descendido, como por ejemplo en mayo. “En nuestro caso, hemos adelantado la poda un par de semanas a diferencia del año pasado”, indica Andrade, quien menciona que en los dos últimos años el Fenómeno El Niño, por el contrario, elevó la temperatura y trajo más días lluviosos, condiciones que permitieron la aparición de la botrytis en fruto. Seguramente, la cosecha se adelantará, pero la empresa ya tiene colocada su fruta en el mercado internacional.

EL CLIMA, TAMBIÉN CLAVE EN EL CULTIVO MÁS EMBLEMÁTICO

Las actuales temperaturas elevarán la productividad del cultivo emblemático de Ica, como es el pallar, según comenta el director regional agrícola de Ica, Nestor Mendoza. Por el contrario, el calor que trajo el Fenómeno El Niño ocasionó el año pasado que el pallar germinara dentro de su vaina. En la actualidad, se contabilizan 1,000 ha en Ica. Aunque no es un volumen significativo, se está comenzando a exportar como cultivo orgánico.

SE ESPERA UNA BUENAPRODUCTIVIDAD EN CÍTRICOS

Con 120 ha de cítricos, entre mandarinas (Tango y W.Murcott) y tangelos, Agropecuaria San Ignacio de Loyola (Agrisil) considera que este año será bueno en productividad, gracias al descenso de la temperatura. Han observado que esto ayuda a la pinta de la fruta en 90 y 100%. Si bien el tangelo es más susceptible al ataque de hongos, la mandarina es más resistente a las enfermedades. Sin embargo, para evitar complicaciones, la empresa exportadora viene aplicando el Bacillius subtillis.

En cuanto a la calidad del cultivo, la em- presa dice que en la actualidad lo relevante es la acidez de la mandarina, característica que es ajena al frío o calor del ambiente, sino al manejo del riego.

PALTOS, EN LA VENTANA COMERCIAL DE ALTOS PRECIOS

En el caso del palto, los encargados de Sociedad Agrícola 3P dicen que el actual clima es benéfico porque evita que el periodo vegetativo se acelere y así la cosecha coincidirá con una ventana comercial en que los precios estén por encima del promedio. La empresa cuenta en la actualidad con 18 ha de palta, pero proyecta instalar este año 100 ha adicionales. Entre sus planes también considera colocar 100 ha de cítricos.

Por su parte, el ingeniero agrónomo y fitopatólogo Luis Álvarez, docente de la Universidad Nacional San Luis Gonzaga de Ica, comenta que los cambios en el clima han estado modificando las enfermedades de los diferentes cultivos. En especial, comenta que la roya en espárrago siempre fue estacional, pues estaba presente desde sePtiembre hasta fines del verano. Sin embargo, refiere que ahora está presente todo el año. Con el descenso de la temperatura, indica que el Stemphyllum podría registrar ataques más agresivos.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés