fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2020 | Espárrago

Convencional y orgánico en el norte de Perú

Desarrollo y actualidad del Manejo Integrado de Plagas en espárrago

El espárrago es desde hace algo más de dos décadas, uno de los cultivos que han viabilizado  el éxito actual de la agro exportación peruana. Y ha sido particularmente en las áreas agrícolas de la Región La Libertad, donde este cultivo encontró las condiciones óptimas para alcanzar los niveles de productividad y calidad que han permitido la posición del espárrago peruano en los mercados mundiales

Felipe Fernando Díaz Silva, biólogo

Desde inicios de los años noventa hemos venido estudiando y documentando, el desarrollo y evolución del complejo de fitófagos que se han ido adaptando al espárrago, primero en las áreas de valle en Chao y Virú, y posteriormente en las nuevas áreas de la irrigación. Inicialmente solo Thrips tabaci y la arañita roja Tetranychus urticae, eran las especies presentes, con limitada incidencia en las plantaciones. Sin embargo a medida que las áreas sembradas se incrementó el complejo de especies que se adaptaban a este cultivo, procedentes de otros cultivos extensivos de la zona, como caña de azúcar, maíz, hortalizas y particularmente del cultivo de tomate. Es el caso de Elasmopalpus lignosellus, Spodoptera ochrea, Chloridea virescens, Spodoptera frugiperda, Agrotis spp, Copitarsia sp, Prodiplosis longifila, Bemisia tabaci.

INTENSO TRABAJO EN CHAVIMOCHIC

Entre los años 2000 y 2001, en el cultivo de espárrago se produjo la crisis fitosanitaria generada por Bemisia tabaci, como consecuencia del uso intensivo de pesticidas, principalmente de fosforados para el control de Prodiplosis longifila. Las poblaciones de esta mosca blanca desplazaron a todo el complejo de plagas, instalándose en todos los órganos de la planta y en todas las fases fenológicas del cultivo. El desarrollo posterior de fumagina que cubría toda la planta, era la etapa final del ataque. Esta crisis fitosanitaria Produjo un resultado positivo para la irrigación, la necesidad del desarrollo e implementación de un Programa de Manejo Integrado, dirigido, en primera instancia, a solucionar el problema mosca blanca y paralelamente, a convertirse en un Programa de Manejo Integrado de Cultivos. En un esfuerzo técnico sin precedente, se logró la unidad de los equipos fitosanitarios de casi todas las empresas esparragueras, bajo una sola jefatura MIP, bajo la dirección del Dr. Fausto Cisneros Vera.  El objetivo inicial se cumplió, durante el periodo 2001-2002, convirtiéndose en un modelo de implementación MIP.

Simposio Internacional sobre Prodiplosis longifila, en Trujillo y Virú. Octubre 2017.

Este primer programa MIP para el cultivo de espárrago convencional, iniciado en junio del 2001, involucró la participación complementaria de profesionales e investigadores, de instituciones como SENASA-CB, el PE Chavimochic, algunas universidades e incluso empresas proveedoras de insumos, marcando el inicio de un proceso continuo y diverso de investigaciones y ensayos de campo, en control cultural, herramientas de control etológico, agentes de control biológico y validación de eficiencia de agroquímicos y su impacto en el complejo de artrópodos.

Luego de culminado el desarrollo del programa MIP-Bemisia, a inicios del año 2002, continuamos con las investigaciones de campo y laboratorio, durante los años posteriores, generando abundante información sobre las especies de controladores biológicos del complejo de plagas del espárrago, entre estos Chrysoperla spp y Podisus nigrispinus predadores de lepidópteros, Encarsia pergandiella parasitoide de mosca blanca, Synopeas varipes parasitoide de Prodiplosis, Telenomus remus parasitoide de Spodoptera spp, entre otros. El trabajo de validación de sistemas de evaluación y monitoreo, lo mismo la validación de los diversos modelos de trampas de monitoreo y control, fue intenso y detallado, permitiendo incrementar el conocimiento sobre el comportamiento poblacional de las diversas especies plaga en el cultivos y los factores condicionantes del mismo. Los resultados de estas investigaciones se han presentado en diversos eventos científicos nacionales e internacionales.

Evolución de la densidad poblacional larval de Prodiplosis por brote y el manejo de insecticidas en espárrago.

A partir del 2008 se tomó como base de operaciones el Campamento San José de Virú, con sus laboratorios de control biológico, de biotecnología, invernaderos, parcelas experimentales y parcelas frutícolas, además de auditorios y servicios de hospedaje. La investigación durante el periodo entre 2008 y 2014 se enfocó prioritariamente en la validación de diversos aspectos del complejo de plagas, con abundante trabajo de laboratorio, equipado e implementado para tal fin, con énfasis en el control biológico (predadores, parasitoides, entomopatógenos, nematodos). El trabajo de campo se centró en las asociaciones de productores de espárrago en los valles. A partir del 2015 se retomaron los estudios en áreas agroindustriales, con ensayos de biocontrol, validación de trampas diversas incluidos algunos nuevos modelos de trampas de luz.

Predador Chrysoperla carnea y parasitoide Synopeas varipes eficientes biocontroladores de Prodiplosis.

El trabajo desarrollado en este periodo, ha permitido establecer con claridad las especies fitófagas que se han adaptado al cultivo de espárrago, los factores condicionantes de su incidencia en el cultivo, lo mismo que la fauna benéfica asociada y sus capacidades para la posible regulación de las especies plaga. Se ha establecido el impacto positivo de las herramientas o agentes de control a emplear, como sus limitaciones o su posible impacto negativo en la implementación y eficiencia de programas de manejo integrado.

La importancia creciente de Prodiplosis longifila, no solo como plaga clave del cultivo de espárrago en Perú, sino también en otros cultivos de los países vecinos, permitió coordinar una reunión en el 2017 en la ciudad de Trujillo, con especialistas de Ecuador, Colombia y Perú, dedicados a la investigación de esta especie, para intercambiar experiencias y propuestas, desarrollándose reuniones técnicas en campos de espárrago y tomate, sesiones de laboratorio y exposición de los trabajos más recientes, desarrollados en la región. Esto permitió consolidar un grupo de trabajo en Prodiplosis y posteriormente apoyar a la EPPO (European and Mediterranean Plant Protection Organization).

El espárrago convencional, es afectado actualmente, además de un complejo de plagas entre las cuales, algunas son consideradas muy severas como Prodiplosis longifila, Elasmopalpus lignosellus, Trips y noctuidos, y otras cuarentenarias como Copitarsia corruda, Helicoverpa armigera, por la restricción, cada vez mayor, de diversas materias activas insecticidas, de las que dependía para su aparente control y sostenibilidad.

MIP COMO ALTERNATIVA PARA MANTENER LA RENTABILIDAD Y PERMANENCIA EN LOS MERCADOS

La fitosanidad actual y particularmente la de agroexportación, debe entender que el manejo integrado de plagas, como concepción y como aplicación real en campo, es la única alternativa para mantener la rentabilidad y la permanencia en los mercados. Los programas fitosanitarios basados casi exclusivamente en el manejo de plaguicidas, terminan pasándonos la factura, con cierre de mercados y oportunidades, como en muchas situaciones recientes. Los equipos de sanidad están más preocupados por tratar de llegar a cosecha con residuos tolerables, que en el manejo de poblaciones y su reducción. Esto finalmente conduce a elegir mal las materias activas, a priorizar costo del producto sobre la eficiencia, inclusive a pesar de haber invertido en costosos equipos de aplicación. Y a esto se suma un deficiente sistema de evaluación y monitoreo, que no permite valorar el efecto poblacional de las aplicaciones.

Bandejas con agua para Prodiplosis y bandejas con melaza para monitoreo de lepidópteros.

Los resultados históricos y las consecuencias de este tipo de manejo, están ampliamente documentados en diversos cultivos y sobre diversas plagas, hace décadas. En el espárrago, la ocurrencia del problema mosca blanca fue un ejemplo claro, bien documentado, lo mismo que su corrección adecuada. Lo mismo ha sucedido con el complejo de noctuidos.

El caso particular de la evolución de la  mosquilla del brote Prodiplosis longifila, como plaga en espárrago, que hemos documentado desde inicios de los noventa en los valles de La Libertad, nos ha permitido no solo desarrollar, un enorme bagaje de información sobre esta especie y diversos aspectos de su biología y comportamiento, sino también sobre las propuestas de control implementadas, incluida la siempre prioritaria y a veces unilateral propuesta química. Lamentablemente los datos también asocian el manejo químico a la densidad poblacional.

Los estudios sobre el complejo de plagas y su dinámica, ha permitido observar en este cultivo, la ocurrencia secuencial de problemas fitosanitarios asociados, tal es el caso de la secuencia: Mal manejo cultural-Elasmopalpus-Fusarium-Erwinia-contaminantes-muerte de corona, con todas las posibles variables de severidad en cada eslabón. Hemos confirmado, en diversas zonas de producción, la importancia de cortar dicha secuencia en sus etapas iniciales.

IMPLEMENTACIÓN DEL MIP EN ESPÁRRAGO ORGÁNICO

Actualmente, estamos desarrollando un programa de implementación MIP para espárrago orgánico, basado en investigación de campo y laboratorio, con el equipo de Inka Gold Farms en Paiján. La experiencia desarrollada en palto orgánico en Chao y Virú, desde el 2010 y más recientemente en arándano orgánico, sumada a toda la investigación ejecutada en espárrago convencional desde 1995, es la base de las nuevas propuestas de manejo orgánico para este cultivo.

Esto incluye la revisión y mejora del sistema de evaluación y monitoreo de plagas; diseño y validación de nuevos modelos de herramientas etológicas; validación de eficiencia de productos fitosanitarios con registro orgánico; validación de nueva estructura de cultivos asociados con fines MIP; validación permanente de programa de biocontrol; y seguimiento y documentación de la dinámica poblacional de plagas asociada al programa de producción y manejo fitosanitario. Este programa MIP para espárrago orgánico está sólidamente apoyado en la instalación y equipamiento de laboratorios de diseño propio, para la producción de biocontroladores específicos, la investigación y diagnóstico de especies plaga, el control de calidad MIP y el aprovechamiento de nuevas tecnologías disponibles.

Empleo de cámara termográfica en espárrago para determinar factores condicionantes de infestación.

Dentro de las nuevas propuestas de investigación se encuentra el empleo de técnicas termográficas para el diagnóstico de campo. El uso de la termografía para estudios poblacionales, de comportamiento y fenológicos, entre otros, se había iniciado en el 2016 en las instalaciones del Proyecto Especial Chavimochic, como parte de la década de avances logrados en manejo integrado de plagas, control biológico y agricultura orgánica, impulsada por el equipo de especialistas de esta institución regional, antes de su inactivación a inicios del 2019. Los estudios en esta nueva y prometedora área de investigación fitosanitaria, se continuarán en las parcelas de espárrago orgánico de IGF en Paiján.

La investigación sostenida para viabilizar el manejo integrado de Prodiplosis longifila, plaga clave del espárrago, continúa, tanto en la producción orgánica como convencional, con la participación de la empresa Semiagro con su nuevo proyecto BeeNatural, con quienes compartimos la filosofía de control fitosanitario basado en investigación. Este trabajo se amplía a otras especies problema y a nuevas propuestas de control biológico y MIP. Para ello se ha convocado la colaboración de algunas empresas agroindustriales e investigadores y académicos de instituciones, involucradas con la agricultura de vanguardia, competitiva y sostenible, priorizando la inocuidad que demandan los mercados internacionales.

Mantener la posición y competitividad del espárrago peruano en el mercado mundial, va a depender de nuestra capacidad de mejora continua en el manejo fitosanitario de este cultivo.