icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Espárrago

22 de marzo de 2021
Ian Trylesinski, gerente de operaciones y comercial de Floridablanca

“Crece la tendencia de aprovechar en menos tiempo el espárrago”

“Crece la tendencia de aprovechar en menos tiempo el espárrago”

Densidades más altas, producciones más agresivas y la apuesta por la UC 115 son parte de las tendencias observadas en los campos de Ica. Lo que se busca es lidiar con el ataque de Fusarium y minimizar los costos de producción para lograr que el negocio sea rentable.

Marienella Ortiz

Hace solo unos años atrás, los campos iqueños estuvieron conformados casi en su integridad por las variedades UC 157 y Atlas. En la actualidad, en los campos de la empresa Floridablanca con más de 150 hectáreas de espárrago, el 50% corresponde a plantas jóvenes de la variedad UC 115 (DePaoli), según detalla su gerente de operaciones y comercial, Ian Trylesinski. “Uno escoge las variedades que se adaptan mejor a las necesidades que uno tiene en el momento”, explica.

“Mientras que en las zonas de valle con suelos menos arenosos y temperaturas más altas, como Santiago y Subtanjalla, se instaló la UC 157, la variedad Atlas – hoy descontinuada- se trabajaba en la Pampa de Villacurí. El problema es que Atlas solo servía en Villacurí; en otras zonas resultó un fracaso”, refiere. Según se comprobó, dice que rendía entre 40 y 50% menos que el resto, entonces, se prefirió otras variedades que se adaptaran mejor a toda realidad. En tanto, la UC 157 era más complicada instalarla en la Pampa de Villacurí, porque en agosto era imposible cosecharla sin que se hubiera instalado plástico para evitar el impacto del frío.

Por tanto, cuando la Universidad de California Riverside sacó la UC 115, se comenzó a migrar los campos con esta variedad porque es más flexible a los distintos suelos y climas, comenta al indicar que como Floridablanca tienen instalaciones tanto en valle como en Villacurí y añade que UC 115 tiene mayor vigor y su crecimiento es más rápido, siendo esto beneficioso si se busca rentabilizar la inversión en menos tiempo.

Ian Trylesinski, gerente de operaciones y comercial de Floridablanca.

MIEDO AL FUSARIUM

Otra tendencia observada en Ica, según comenta Trylesinski,  es el manejo de nuevas densidades para explotar en menos años la planta, recuperar rápidamente la inversión y  evitar los mayores impactos que suele ocasionar el Fusarium a medida que la esparraguera envejece. Con la nueva ley agraria, dice que incluso se ha fortalecido la idea de que el espárrago se debe concentrar en menos años. Si bien en Ica una esparraguera puede durar entre 12 y 14 años, con esta nueva estrategia se proyecta que no pase de los 10 años, explica.

Las primeras instalaciones de espárragos en Ica empezaron con densidades de 16,000 plantas/ha. A inicios del 2000 se incrementó entre 24,000 y 26,000 plantas/ha. Desde unos años atrás, la densidad alcanzó las 30,000 plantas con tendencia a subir hasta 36,000 plantas/ha.

Cuando una planta ya antigua se saca es porque el Fusarium causó daños severos y ya no puede producir volúmenes comerciales. “El Fusarium siempre está presente, desde el inicio, pero se torna más agresiva cuando la planta envejece”, sostiene. Este es otro motivo por el que está prosperando la variedad UC 115. Si bien es más susceptible al Fusarium, Trylesinski explica que es más agresiva en su crecimiento. “Como puede formar planta más rápido y con una densidad y vigor más alto, entonces, es posible trabajar densidades más altas”, dice. Si esto realmente funciona, el tiempo lo validará, ya que ninguna esparraguera con altas densidades tiene aún muchos años de instaladas, refiere.

LOS QUE PREFIEREN EL PASO LENTO

En paralelo, está la corriente muy marcada de aquellos que desean  maximizar la cantidad de años de la planta con cosechas menos agresivas, es decir lo opuesto. “Si en los primeros años, los productores pueden cosechar entre 9 a 10 t/ha; por el contrario, comienzan con 4 t/ha y luego van subiendo progresivamente hasta llegar a las 10 t/ha. Hacerlo más escalonado, para que la planta dure más tiempo y se proveche más”, explica.

El elegir cualquiera de estos dos modelos dependerá no tanto del criterio del productor sino de su flujo económico. Como Floridablanca no tienen aún una idea clara de cuál es la mejor decisión. Por el momento, son cuidadosos con las cosechas en las primeras campañas bajo el objetivo que las plantas duren más tiempo.  Como negocio, el gerente cuenta que cada quien está a la búsqueda del ahorro de los costos.

Este es otro motivo por el cual los campos que bajan su productividad al envejecer las esparragueras son arrancados, explica. “Si por antigüedad, los campos te producen menos, entonces ya no es comercialmente viable. Lo mínimo que debe producir una hectárea para que sea comercial es 10 toneladas, en promedio. Una planta que luego de su pico productivo baje a 8 t/ha o menos se debe matar”, advierte. En general, el promedio del Perú está en 10 t/ha, aunque en Ica ronda las 13 t/ha.

Mejores calibres en Ica

Además de lograr un mejor rendimiento, Ica es reconocido por desarrollar calibres más gruesos. La expectativa es que un campo que está en su pico de producción tenga menos de un 5% de tamaño ‘small’, un 20% de XL y jumbo – los más gruesos- y el resto entre estándar’ y ‘large’. Todos los tamaños son bien recibidos desde un punto de vista comercial, salvo el ‘small’ que, al ser más delgado, tiene menos tiempo de vida. Como Floridablanca, comenta que están concentrados en ‘large’ que es de 12 a 16 mm.

PRODUCTO DE CALIDAD: RIEGO Y NUTRICIÓN

Además, cualquiera sea el modelo elegido, recalca que el producto no debe perder de calidad. Si bien para ello no existe una única receta, manifiesta que en Floridablanca privilegian el riego. “El espárrago consume mucha agua y yo soy de los que piensa que se debe regar todo lo que se pueda. No olvides que el 99% del producto cosechado es agua”, explica.

Si se compara con otros cultivos, el espárrago resiste sin dificultad el exceso de agua. ¿Y qué ocasiona en la planta? El agua hace que las raíces crezcan bastante y se profundicen bien, sobre todo en los suelos áridos de la costa.

En cuanto al manejo nutritivo, explica que es relativamente sencillo. Luego de culminada la cosecha, se inicia con riego abundante y mucho nitrógeno en los primeros dos meses. “El nitrógeno tiene un papel fundamental en la construcción de un mayor follaje”, subraya. Luego viene la etapa de maduración donde se comienza a aumentar la cantidad de fósforo, magnesio y, en el último mes, potasio para que la planta agoste y se produzca el trasloque de los nutrientes.

LA SANIDAD ES LO REALMENTE COMPLICADO

En base a su experiencia, afirma que lo más complicado en el manejo del espárrago sigue siendo la parte sanitaria, porque hay plagas nuevas y viejas que todos los años se presentan. Según su experiencia, en especial, son tres las plagas más complicadas: prodiplosis, trips y gusanos.

Si bien la prodiplosis es fácil de controlar en la etapa vegetativa, cuando no hay restricciones de productos químicos, es el peor de los problemas cuando aparece en la cosecha. “Si está presente en la cosecha es porque no se controló bien en la etapa inicial, sobre todo en el primer mes”, remarca.

La otra plaga complicada son los trips, sobre todo en el sur del país, más que en el norte, porque los campos están cerca a otros cultivos, por ejemplo, de cebolla y esta plaga es migratoria. Es una plaga muy difícil de controlar, porque el contagio suele ocurrir en cosecha. Además de productos biológicos, refiere que usan bastante azufre que no mata al insecto, pero sí evita que raspe el producto.

Lo que sí es temido es el gusano, que normalmente son de dos tipos: el de tierra que come directamente y oviposita en el mismo turión; y los barrenadores que se meten dentro.  Algunos de estos gusanos son cuarentenarios y es por ellos que es obligatorio la fumigación del producto antes de entrar a EE UU. En este caso, se utiliza la mayor cantidad de trampas etológicas con pegantes amarillos, para repelar a los adultos y desaparecer la larva que es la etapa metamórfica que causa el daño.

LA VENTAJA DE PRODUCIR TODO EL AÑO

“El espárrago no es el negocio más rentable dentro de la agroexportación, pero es estable”, sostiene el gerente de operaciones y comercial de Floridablanca. Una de sus mayores ventajas, explica, es generar producción todo el año siempre que se maneje una correcta estructura de siembras. “Esto puede ayudar a la gran mayoría de empresas de producción agrícola, sobre todo si tomamos en cuenta que uno de los principales problemas es el financiamiento”, añade.

Si bien se comenta que los precios han caído, explica que si exportas todo el año manejarás diferentes precios y tendrás una rentabilidad asegurada, así sea mínima. “Esta es la diferencia con otros cultivos estacionales en los que  si te tocó una mala campaña, perdiste el trabajo de todo un año”, dice.

¿Han pensado crecer en número de hectáreas? Esto es algo que en la actual coyuntura le resulta difícil de responder, sobre todo, por las limitaciones de agua en la zona. “No podemos crecer tanto como deseamos”, finaliza.

Artículos relacionados