icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Cítricos

18 de febrero de 2021
Sergio del Castillo, gerente general de Procitrus

Coronavirus, el factor sorpresa que marcó positivamente la campaña de cítricos

Coronavirus, el factor sorpresa que marcó positivamente la campaña de cítricos

La citricultura peruana rompió un récord en la campaña 2020/21 con envíos superiores a las 268,000 toneladas, principalmente impulsado por la fuerte demanda mundial. Para hacer frente a la pandemia, los consumidores han optado por consumir más cítricos debido a su propiedad nutricional y su función de reforzar el sistema inmunológico. Uno de los productos más beneficiados ha sido la mandarina, que llegó a las 200,400 toneladas, con un incremento del 45%. El sector espera continuar creciendo y aumentar el porcentaje de producción exportable durante la próxima campaña.

Miriam Romainville Izaguirre

La campaña de cítricos 2020/21 cerró con una cifra récord de 268,339 toneladas exportadas, lo que representa un crecimiento de 39% frente a la campaña previa, según informa Sergio del Castillo, gerente general de la Asociación de Productores de Cítricos del Perú (Procitrus). “La pandemia no estaba dentro de nuestras previsiones, ni de las del Hemisferio Sur. Nosotros estimábamos esta campaña un crecimiento de 10% en nuestras exportaciones. Los otros países también esperaban ligeros incrementos”, explica.

Si bien el Covid-19 trajo consigo una serie de restricciones logísticas y obligaciones de protocolos sanitarios para las empresas agroexportadoras y agroindustriales, también brindó un gran impulso a la demanda mundial de cítricos dada las propiedades nutricionales de los frutos y el efecto favorable que tienen en el sistema inmunológico. Para del Castillo, también contribuyó a la expansión el hecho de que en las últimas décadas se hiciera una intensa labor de difusión y promoción de las bondades de los cítricos. “Hemos hecho diversas publicaciones en periódicos y revistas especializadas de Estados Unidos y Europa con publirreportajes, por ejemplo, en The Packer, Produce News, Eurofruit y Eurofresh. Asimismo, asistimos con un stand y actividades promocionales en las principales ferias de productos frescos del mundo, Estados Unidos, Europa y Asia.  Nuestra inversión ha ido por ahí, no por contratar pauta publicitaria”, resalta.

Sergio del Castillo, gerente general de la Asociación de Productores de Cítricos del Perú (Procitrus)

La mayor demanda mundial de cítricos permitió que el porcentaje de producción exportable de cítricos aumente en el Perú, ya que los principales mercados, como Estados Unidos y Europa, como así también otros países de destino, han aceptado fruta de menor categoría. “Los mercados han estado más dispuestos a aceptar frutos que no son ‘premium’. Eso ha permitido que nosotros tengamos un crecimiento en las exportaciones, sin haber crecido en esa misma proporción en la producción”, remarca.  Este fenómeno continuaría en el futuro y habría respondido a la gran demanda mundial de cítricos registrada en la campaña pasada.

Sergio del Castillo explica que muchas veces las frutas que tienen defectos cosméticos y de calibre se quedan en el mercado local. No obstante, este año se habría registrado un aumento del porcentaje de producción exportable debido a la mayor admisión que han tenido los mercados por aceptar frutas de menor categoría. “Ha habido la posibilidad de recoger mayor fruta para la exportación en esta campaña, lo cual es muy bueno”, destaca. Y continúa, “nosotros producimos más o menos 1.3 millones de toneladas de cítricos”. Según Procitrus, en la campaña 2020/21 se habría exportado el 20.38% de todo el rubro de cítricos producidos en el país. A nivel internacional se estima que solo el 15% de la producción de cítricos se exporta.

AUMENTO. La mandarina reportó un crecimiento extraordinario en la última campaña, al expandirse 45% interanual.

En la siguiente campaña se espera que el porcentaje de producción exportable se mantenga en torno al 20%, ya que la producción se ubicaría en torno a los 1.3 millones de toneladas y las exportaciones en 260 mil toneladas. Según los últimos datos de Procitrus, la producción en el país llegó a 1.3 millones de toneladas en el 2019, de las cuales el 38.6% estuvo orientado a la mandarina y el 39% a la naranja. Entre el 2009 y el 2016 la producción de cítricos creció de forma consecutiva, sin embargo, en el 2017 la producción disminuyó en 17% por una menor floración y se ubicó en 1 millón de toneladas.

Pese a que la producción se mantendría en similar nivel que el 2019, el gerente general de Procitrus considera que hay espacio para que el país crezca en la exportación de cítricos. “Las inversiones ya están hechas, lo sembrado los últimos 3 años se comenzará a observar a partir del 2022”, comenta. No obstante, advierte que el panorama de inversión del sector ha cambiado las ultimas semana a raíz de los cambios en la legislación peruana.

El dinamismo que mostró la demanda de cítricos favoreció también el desarrollo de la producción nacional, que crece anualmente en torno entre 2 y 3% El gerente general de Procitrus explica que el mercado interno es importante para los productores ya que, por ejemplo, “un productor de mandarinas solo logra exportar más o menos el 50% de su producción, lo otro lo tiene que comercializarse a nivel local porque no califica para la exportación, ya sea por temas de calidad, cosmética o de calibre”.

En esa línea, Sergio del Castillo sugiere que se continúe impulsando las alianzas con el sector público y académico para optimizar la producción de los cítricos y evitar que el ataque de hongos y ácaros dañen la estética de los frutos. “Tenemos profesionales que están en condiciones de hacer cualquier tipo de investigación en el campo de los cítricos. El tema es que la investigación es costosa. Pensamos que podemos lograr los objetivos haciendo alianzas con universidades, instituciones del Estado que nos permitan hacer estas investigaciones para que el productor pueda tener un mejor rendimiento de sus cosechas”, considera. La expectativa de Del Castillo es que en los próximos años el Perú empiece a desarrollar investigaciones propias.

Cuadro 1. Principales mercados destino de cítricos al cierre de la campaña 2020/21 (en %).

Cuadro 2. Exportación de cítricos por especieen la campaña 2020/21 (en toneladas).

SE REFUERZA PREFERENCIA POR MANDARINAS

Todas las variedades de cítricos, con la única excepción de los tangelos, registraron incrementos de dos dígitos en sus exportaciones. Los envíos de tangelo crecieron ligeramente en 1% al final de la campaña 2020/21, sumando 18,046 toneladas. El principal destino del tangelo peruano fueron los Países Bajos, que concentró el 81% del total de los envíos de la campaña, seguido de EE UU y el Reino Unido, que acumularon un 6% cada uno.

La menor preferencia por el tangelo respondería en parte a que luego de comer el fruto el consumidor termina embarrado, según el asesor chileno Marco Mattar. Además, su costo de producción llegó a encarecerse por la Alternaria.  La aparición de plagas como la alternaría, la mancha grasienta, el cladosporium han incrementado los costos de supervisión y control de las plagas que afectan los cítricos, de acuerdo con Sergio Del Castillo.

En la última campaña citrícola, la principal beneficiaria fue la mandarina, fruto que representó el 75% del volumen total exportado. Al cierre de la campaña 2020/21, el país exportó más de 200,000 toneladas de mandarinas, lo que representó un crecimiento interanual de 45%. “La mandarina ha destacado por todas sus características, son fáciles de pelar, sin semilla, son ricas, fáciles de llevar, son además un ‘snack’ muy versátil”, resalta el experto.

 

PROMOCIÓN PARA INCENTIVAR EL CONSUMO

Sergio del Castillo considera que es importante continuar impulsando la promoción y difusión de cítricos. Si bien inicialmente la promoción se hacía mediante medios de comunicación masivos, debido al costo se ha optado por las redes sociales. “Nosotros representamos a una porción pequeña de la producción nacional, esto debería ser un esfuerzo de algún ente que conglomere a todos los sectores citrícolas del país. Como Procitrus solamente representamos el 15% del área sembrada de cítricos del país. Consideramos que se debería hacer una campaña a nivel nacional”, anota. Una opción para aumentar el consumo de cítricos en ‘heavy users’, es decir, usuarios que ya consumen cítricos, es a través de campañas en puntos de venta.

Para el ejecutivo sería importante que además se realicen campañas globales entre países que producen cítricos, con el objetivo de garantizar que los cítricos no pierdan el espacio en anaquel ganado en el marco de la pandemia. “Creo que por ahí viene la tendencia, en hacer campañas globales para mantener el espacio en anaquel del producto. Ya teniendo ese aspecto solucionado, uno hace su campaña de marca por país, de marca de producto”, sostiene.

El experto anota que la mandarina continúa ganando terreno y creciendo a costa de la naranja, ello pese a que el mayor volumen de exportaciones a nivel mundial corresponde a naranjas. Incluso resalta que según un estudio de la consultora Kantar, una consultora especialista en evaluar tendencias de mercado, la mandarina es el fruto que se encuentra en el ‘top of mind’ del consumidor peruano. “Vamos a continuar haciendo los esfuerzos para que esto se mantenga así”, afirma Sergio del Castillo. Para lograr incentivar el consumo de mandarina en los hogares peruanos se enfocarán en fortalecer su presencia en redes sociales.

El dinamismo que han mostrado las exportaciones de mandarinas no ha seguido completamente el ritmo de la producción. El gerente de Procitrus detalla que la producción de mandarinas en el país más o menos se ha mantenido en torno a las 480,000 toneladas anuales, lo que significa un incremento de 37% frente a las 350,000 toneladas que se producían hace diez años. “Es la agroexportación la que está siendo la locomotora de este crecimiento”, sostiene.

No obstante, indica que existen factores que condicionan el avance de la exportación de mandarinas.  “Las exportaciones de cítricos son muy sensibles a los cambios del mercado y a las condiciones competitivas de producción. Considero que vamos a seguir creciendo en razón que hoy ya tenemos la suficiente producción para hacerlo, sin embargo, el costo que implica la exportación posiblemente no lo soporten muchas variedades y finalmente esa producción quedará en el mercado local”, estima.

DIVERSIFICACIÓN DE CULTIVOS FAVORECE A CÍTRICOS

Son pocas las plantaciones nuevas de cítricos que se han registrado en el país, algunas se han situado en La Libertad y otras más al norte del país, por ejemplo, en Piura, donde se ha apostado por el limón Tahití. Una de las principales limitantes que existe para la ampliación de la frontera agrícola es la carencia de proyectos de irrigación. A lo que se suma la preferencia de algunos productores por otros frutos, como el arándano y la uva, que han tenido un mayor crecimiento en volumen de exportaciones.

La superficie sembrada de cítricos ha venido creciendo a un ritmo cercano al 1.5%, en gran parte impulsada por la reconversión de cultivos agrícolas. Del Castillo destaca que desde el Programa de Compensaciones para la Competitividad (Agroideas) del Ministerio de Desarrollo Agrario y Riego (Midagri) se ha buscado impulsar la reconversión productiva de algunas zonas ocupadas por maíz y algodón, hacia producciones de cítricos y paltas. Esto se ha dado en valles de Lima e Ica con pequeños agricultores. “Son programas que ya vienen de años por la problemática que hubo en estos sectores de cultivos antiguos (maíz y algodón)”, sostiene. Respecto a las grandes empresas, considera que la posibilidad de que aumenten su superficie de cítricos depende no solamente del tema fitosanitario, sino también de la situación de los mercados. “Las inversiones son decisiones muy complejas”, dice.

CIFRAS SIMILARES. En la próxima campaña la producción de cítricos se mantendría en niveles similares a los del 2019, alrededor de 1.3 millones de toneladas

A la par, se ha venido dando una moderada reconversión varietal en productores de cítricos. Por ejemplo, la agroexportadora Casa Chica retiró unas 60 ha de tangelo y apostó por las mandarinas W. Murcott y Tango. “El citricultor que tenía 20 ha lo que ha hecho es reconvertirlo a otras variedades. No tenías que sacar los portainjertos, si tenías los portainjertos adecuados simplemente cambiabas de copa y ponías tu nueva variedad y en dos años ya estabas sacando las nuevas producciones”, indica.

El gerente general de Procitrus comenta que a finales de los años 40 migrantes japones trajeron mandarinas Satsuma al Perú, una variedad que creció muy bien en el valle de Huaral, Cañete y Chincha. “Lo que se comenzó a plantar antes de 1900 fue la naranja Washington Navel”, dice. Posteriormente, arribaron al país híbridos tardíos como la Clementina y W. Murcott, cuya característica principal es la poca o nula presencia de semilla y la facilidad para pelar.

“La variedad que más se ha sembrado en los últimos años es la W. Murcott. Es una variedad traída de EE UU que tiene parentales similares en Europa, donde paga royalty y tiene que ser exportada con el nombre de Nadorcott. Acá en Perú la variedad W. Murcott está libre. Es la que ha sido la locomotora del recambio de variedades”, sostiene. Muestra de ello es que hace diez años se redujo a un tercio la superficie del tangelo Minneola. “Las otras dos terceras partes se reconvirtieron a W. Murcott”, agrega.

Si bien la previsión del ejecutivo es que la variedad W. Murcott se mantenga como la reina de las variedades en el mediano plazo, espera es que en algún momento se repita lo observado en industrias como la de arándanos y uva de mesa, donde se ha explorado nuevas variedades para no saturar al mercado.  Algunas de las alternativas de cítricos que están comenzando a pedir los mercados son las variedades de mandarinas Tango, Orri y Nova. “Son variedades que al menos han estado siguiendo los pasos a la W. Murcott. Al igual que la W. Murcott, [las mandarinas Tango, Orri y Nova] satisfacen las expectativas de los consumidores de fácil pelado, sin semillas, color intenso, dulce y con buen sabor”, destaca.

La perspectiva para el próximo año es que la producción de cítricos sea óptima y se pueda, en palabras del gerente general de Procitrus, “repetir el plato”.  “Va a haber tanta fruta como este año”, resalta, tras agregar que etapas fenológicas como la floración y cuaje anticipan que se tendrá una buena cosecha. Sin embargo, la demanda no sería tan dinámica como la registrada este año y los niveles de exportaciones se mantendrían.

 

Artículos relacionados