icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Capsicum

21 de septiembre de 2021
Tiene en la mira el mercado internacional

Cooperativa apunta a desarrollar la marca rocoto en Oxapampa

Cooperativa apunta a desarrollar la marca rocoto en Oxapampa

Los productores que integran la cooperativa apuntan a desarrollar la marca de rocoto en Oxapampa para generar mejores rendimientos y tener mayores oportunidades comerciales. Su vicepresidente, Juan Aroni Noa, adelanta que entre sus planes contemplan la obtención de la certificación orgánica, cerrar un nuevo convenio para hacer uso de una moderna planta procesadora de rocoto y tener un mayor valor agregado, así como el inicio de la exportación de sus productos en el corto plazo y continuar con la reconversión productiva. A la fecha, la cooperativa además apuesta por el cultivo de palta, café y cacao.

Miriam Romainville Izaguirre

Juan Aroni Noa, vicepresidente de la Cooperativa Agraria y Servicios San José del Valle de Paucartambo – Oxapampa.

La Cooperativa Agraria y Servicios San José del Valle de Paucartambo – Oxapampa se prepara para dar un salto cualitativo y contribuir al desarrollo de la marca de rocoto. “Es momento de que Oxapampa tenga un producto bandera y sea conocido en el mundo por su calidad y más que nada por ser orgánico. La diferencia es hasta de S/15 por caja [entre un rocoto orgánico y uno convencional], cuando la caja convencional está a S/40”, manifiesta su vicepresidente Juan Julian Aroni Noa. Se busca aprovechar las ventajas competitivas que ofrece la provincia más extensa del departamento de Pasco, que según la Asociación de Exportadores (Adex) destaca por tener un clima y suelo similar al de China y la India, que son los mayores productores de capsicum del mundo. “El piso ecológico de Oxapampa es especial. Es un piso ideal para el cultivo de rocoto en marco al clima, suelo, precipitaciones, etc.. Todo eso hace que nuestro producto salga, en su gran mayoría, de calibre súper”, refiere Aroni.

En los últimos tres años se han dado cambios vertiginosos en las provincias de Pasco. Villa Rica ha tomado la delantera en extensión del cultivo de rocoto y posee actualmente aproximadamente 2,000 hectáreas (ha). “Por la situación del precio del café empezaron a sembrar rocoto. El año pasado el café estaba a S/5 el kilo. Recién este año el precio del café ha subido hasta S/11 el kilo, tenemos entendido que ha sido por las heladas en Brasil”, explica Aroni. Le sigue Huancabamba con 450 ha de rocoto, Chontabamba con 100 ha y Oxapampa con 100 ha.  “Ha habido momentos en que Oxapampa ha tenido un promedio de 2,000 ha y un producto de buena calidad. Estamos hablando de seis años atrás. Todo esto cambió por la enfermedad de la roya amarilla. Oxapampa y Villa Rica fueron duramente afectados económicamente por la roya amarilla, se vivió muchos años de crisis. Cabe mencionar que, en su gran mayoría, los cafetaleros alternaron su cultivo por otro (rocoto, maíz, granadilla, caigua, palta y otros). Otros migraron a distintos lugares del país a buscar una mejor vida. Hoy Villa Rica tiene más hectáreas que en Oxapampa”, recuerda.

Cuadro 1. Superficie de rocoto en la provincia de Pasco (en hectáreas).

A ese fenómeno se suma el menor precio percibido por el productor de rocoto en el mercado nacional, debido a la sobreoferta; así como el encarecimiento de costos de productos que se usan en el manejo agronómico, tales como los pesticidas. “El 2021 hemos sufrido con el costo de los pesticidas, de los abonos. Para nosotros, prácticamente la agricultura se ha encarecido. Para venderlo a S/1,20 hoy día sacamos cuenta y ya no es tan rentable. El abono que estaba S/85 a S/90 el año pasado, ahora está en S/150 el saco de 50 kg”, explica el vicepresidente. La cooperativa a la fecha cuenta con 15 ha de rocoto. Una hectárea produce aproximadamente de 15,000 a 25,000 kilos de rocoto, según estimados de la cooperativa.

Algunas empresas ya apuestan por el procesamiento del rocoto y la fabricación de productos derivados, como salsas y mermeladas.

Cabe destacar que el rocoto de Oxapampa destaca por ser muy aromático, su variedad roja es la más comercializada. “El piso ecológico de Oxapampa es especial. Estamos hablando de los 1,100 msn, hasta 2,300 msnm. El rocoto en altura responde bien, un rocoto a 1,600 msnm es de buena calidad y si se produce a más altura es mejor, por el clima y por los suelos fértiles que aún se cuentan. De 1,800 msnm para arriba el rocoto es más grande y es de primera calidad”, manifiesta el experto. Explica que desde la fundación de la cooperativa las campañas anuales han sido ininterrumpidas. Si bien tienen espacio físico para crecer, por ahora el objetivo es trabajar en la superficie existente. “Tenemos las condiciones para seguir instalando más hectareajes, pero no tenemos un mercado garantizado respecto a los precios”, añade.

La cooperativa no solo produce rocoto, sino también cultivos como la palta y el café.

ESTRATEGIA EN MARCHA

Para poder ser más competitivos, obtener mejores retornos económicos y evitar tener suelos empobrecidos, los productores que integran la cooperativa buscarán obtener una certificación orgánica. “Cuando usas muchos pesticidas a la larga vas a empobrecer el terreno”, manifiesta Aroni, tras indicar que el rocoto tiene un periodo de producción de tres años. “Y se van rotando y alternando por la Phytophthora”, añade.

Con el objetivo de materializar dicho objetivo, buscarán el asesoramiento del Servicio Nacional de Sanidad Agraria (Senasa) y además tener un monitoreo constante, así como el compromiso de los socios. A la fecha, la cooperativa ya ofrece café ecológico A la par, se reunirán con algunas autoridades en Lima para evaluar cómo abaratar los costos de productos como los fertilizantes.

Un reto que tienen los productores es buscar alternativas a los pesticidas químicos. “Hay una enfermedad que le decimos la rancha. El momento en que los grillos comienzan a comer el tallo, ahí tenemos que combatir con pesticidas. Una vez que está en crecimiento, solamente hay que aplicar abono para el follaje y para garantizar su producción”, sostiene. El experto explica que el rocoto es atacado además por plagas como los ácaros, larvas de lepidóptero, nematodos y mosca blanca, así como diversas enfermedades, tales como Antracnosis: — enfermedad foliar conocida por los agricultores como Ch`uñu onghoy, palabra quechua que significa enfermedad semejante al chuño—, Amarillamiento y Cercosporiosis de la hoja (Ver cuadro 2).

Cuadro 2 Principales problemas fitosanitarios del rocoto.

Otro objetivo que perseguirá la cooperativa será cerrar un nuevo convenio con un Centro de Innovación Productiva y Transferencia Tecnológica (Cite) de Oxapampa para industrializar la producción de rocoto a través de una planta procesadora, con lo cual buscarán darle un mayor valor agregado al producto. “Estamos haciendo un convenio porque queremos hacer el intento de ya no vender con intermediario”, ratifica. El experto manifiesta que usualmente el rocoto de segunda y tercera categoría suele ser vendido a precios ínfimos, ya que su calidad es menor. En esa línea, como organización han planteado usar el rocoto como insumo para fabricar productos derivados, por ejemplo, encurtidos o pasta. Incluso se ha evaluado si el capsicum pudiese usarse como la base de un insecticida, una alternativa que no es comestible, pero que abre un nuevo camino a esta hortaliza.

La cooperativa posee 15 hectáreas de rocoto. Cada ha produce aproximadamente de 15,000 a 25,000 kilos.

COMPLEMENTANDO LA ESTRATEGIA DE NEGOCIO

Los miembros de la cooperativa además han apostado por la reconversión productiva, al incorporar cultivos como la palta —que ya se extiende en 120 ha de la cooperativa, este año se prevé aumentar 160 ha más—, el café y el cacao. “A largo plazo proyectamos instalar palto, café y cacao. Para la palta pensamos gestionar una planta de procesamiento primario”, manifiesta. Para concentrar dicha iniciativa, tienen previsto presentarse su plan ante el Programa de Compensaciones para la Competitividad – AGROIDEAS.

El rocoto de Oxapampa destaca por su aroma y por tener una excelente calidad por encima de los 1,800 m.s.n.m.

La cooperativa busca tener una cartera variada y ser más resistentes a la variabilidad del precio del rocoto. “Si sembramos en cantidad el problema es que los precios del rocoto se vienen abajo. Además, en el mercado nacional la gran mayoría lo compra una empresa de consumo masivo y ya tiene un precio estándar”, afirma Aroni, tras agregar que la carencia de vías de acceso dificulta que se realice la venta directa de los productos en el mercado nacional. Son pocos los agricultores que están cercanos a la carretera.

El mercado nacional no es el único de interés de la cooperativa. En el corto plazo el objetivo de la cooperativa es empezar a exportar, para ello es vital tener la certificación orgánica del producto, garantizar una cartera de clientes y aumentar la producción para atender los volúmenes requeridos. “Necesitamos objetivos claros. Asegurar quién nos va a comprar. Si tuviéramos un convenio con alguna institución, que nos diga: ‘te voy a comprar a tal precio y necesito que me vendas 30 toneladas mensuales’, inmediatamente masificamos la producción. Eso aseguraría un mercado de acá a cinco años”, remarca el vicepresidente de la cooperativa. Y continúa, “el próximo año tenemos que despegar, tanto en el rocoto como en la palta. Para eso necesitamos cumplir los requisitos”.

La visión de la cooperativa pasa por incorporar la tecnología para darle un mayor valor agregado a la producción de rocoto fresco, así como obtener retornos más atractivos y tener mejores oportunidades comerciales a través de una certificación orgánica. Frente a otras zonas productoras, existen ventajas competitivas que están decididos a aprovechar.

El rocoto está destinado al mercado mayorista local. Sin embargo, los productores proyectan empezar a exportar en el corto plazo.

PASCO Y SU RELEVANCIA COMO PRODUCTOR

Pasco fue la principal región productora de capsicum del Perú en 2019 con 46.325 toneladas, seguido por Lambayeque con 38.953 toneladas, Lima y Lima Metropolitana con 28.661 toneladas, La Libertad con 28.142 toneladas, Tacna con 11.669 toneladas, Arequipa con 9.957 toneladas. Estas 6 regiones representan el 89% de la producción nacional, de acuerdo con el Comité de Capsicum de la Asociación de Exportadores (ADEX). Ese año el ingreso de rocoto al mercado mayorista aumentó en 6% siendo el principal lugar de procedencia Oxapampa (Pasco).

LA RUTA DEL ROCOTO

Son más de 55 años que se cultiva rocoto en Oxapampa. La producción está destinada al Mercado Mayorista de Lima, desde donde se distribuye a otros mercados de la capital y hasta a otros departamentos, como Arequipa y Tacna. “Por este destino es que la fluctuación del precio condiciona decisiones en el lugar para seguir con el cultivo de rocoto. A pesar de la frecuencia en nuestras comidas y a pesar del éxito de la llamada cocina peruana, se mantienen todavía muchos problemas de duda entre los agricultores de Oxapampa que siembran este capsicum”, recuerda el autor del artículo El rocoto en tiempos de globalización, Humberto Rodríguez Pastor.

UN EJEMPLO PARA LA REGIÓN

Actualmente, ya existe una empresa en Oxapampa que ha industrializado la producción de rocoto. Se trata de L&B Böttger S.A.C, una empresa oxapampina que elabora productos derivados del rocoto con la marca Oxamanía y que está situada en la Reserva de Biosfera Oxapampa-Asháninka-Yánesha. La compañía produce desde salsa de rocoto, chutney de rocoto (de sabor agridulce de pulpa de rocoto con frutas), hasta mermeladas y encurtidos a base de este capsicum.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés