fbpx icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2020 |Arroz

Arroz: el INIA desarrolló una nueva variedad de alto rendimiento

La nueva semilla de arroz además es resistente a plagas y enfermedades. La variedad contribuirá a incrementar la productividad de los agricultores de la costa peruana.

El Instituto Nacional de Innovación Agraria (INIA) desarrolló una nueva variedad de arroz denominada INIA 515 – Capoteña, que además de presentar altos rendimientos productivos es más resistente a las plagas y enfermedades, como el virus de la hoja blanca, pudriciones fungosas, la mosca minadora y sogata. Ello permite reducir la aplicación de pesticidas para la protección de la planta.

La variedad INIA 515- Capoteña está dotada de la capacidad de producir hasta 12 toneladas/ha en parcelas comerciales, superando a otras variedades comerciales como el IR-43. Además posee una buena calidad molinera alcanzando el 63.7 % de grano entero luego de un proceso de pilado, frente al IR-43 que alcanza un 51.7%.

Adicionalmente, el grano de esta nueva variedad tiene una mayor calidad culinaria debido a que posee un porcentaje intermedio de amilosa muy similar a IR – 43 y a que el grano cocido tiene una temperatura baja de gelanización. Los hallazgos fueron posible gracias al equipo de científicos del Programa Nacional de Arroz de la Estación Experimental Agraria Vista Florida – Lambayeque, liderado por el ingeniero Fernando Montero Bances.

Este nuevo tipo de cereal — que se obtuvo tras 16 años de investigación, mediante el cruce de las  variedades de INIA 1529-ECIA / Fedearroz 2000 — beneficiará a agricultores de la costa del Perú, que en los últimos años han visto una reducción en su productividad por factores bióticos y abióticos.

Para el manejo del cultivo, el INIA recomienda que se siga los estándares que ya se aplican a la variedad INIA 513- La Punlla. Sugiere que antes del trasplante se incorpore el 40% de nitrógeno para incrementar la asimilación de nitrógeno por las menores pérdidas por volalización. Asimismo, recomienda que se realice una buena nivelación del terreno y se aplique dosis balanceadas de ferlizantes.