icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Febrero 2021 | Uva de mesa

Recomendaciones del ICA, autoridad colombiana

Uva de mesa: promueven la implementación de buenas prácticas agrícolas

Las buenas prácticas agrícolas (BPA) contribuyen a reducir el riesgo y la presencia de plagas y enfermedades en una plantación.

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) brindó recomendaciones a los productores de uva de mesa con el objetivo de que implementen buenas prácticas agrícolas (BPA) que reduzcan la presencia de plagas y enfermedades en las plantaciones. Se incluye desde aspectos como el monitoreo, hasta alternativas de intervención y manejo de arvenses.

El ICA destacó que el monitoreo permite advertir oportunamente la aparición de plagas y enfermedades y consiste en realizar frecuentemente, ya sea de forma semanal o quincenal, un recorrido de observación a través de la plantación, con el objetivo de evaluar el 10% del número total de las plantas establecidas.

“Este recorrido de observación consiste en la revisión visual de las diferentes partes de la planta y su entorno, iniciando desde el suelo, verificando el estado sanitario de la raíz, el contenido de humedad del suelo, la presencia de arvenses y su nivel de desarrollo, el estado sanitario del tallo, de ramas secundarias y terciarias, de hojas, de botones y flores, y de frutos Posteriormente, se registra cada eventualidad encontrada”, explicó el ICA.

En la fase de intervención la sugerencia es evaluar las alternativas de intervención y optar por las más conveniente. Algunas alternativas de intervención son los controles de carácter físico, biológico o químico. En el mercado cada vez hay más opciones de control biológico, que apuntan a fomentar una agricultura más sostenible.

Se recomienda además manejar las arvenses, que compiten con el cultivo por agua, luz y nutrientes. En especies perennes, como la vid, es necesario controlarlas permanentemente para que no afecten el desarrollo de la planta, el rendimiento del cultivo y la calidad de la fruta. El control de malezas también debe ser integrado, mediante el control preventivo y cultural, el manejo de coberturas vivas y los controles químico y mecánico.

La desyerba manual se puede hacer con machete o guadaña. En tanto, el control químico con herbicidas debe ser muy cuidadoso, se recomienda efectuarlo en horas en las que no haya viento y con la precaución de aplicarlo en tiempo húmedo, con pantalla y dirigido a la hierba, sin tocar la planta de la vid. Es preferible aplicar los herbicidas de contacto.

Otro aspecto que recomienda el ICA es la siembra de coberturas vivas nobles que protejan el suelo contra la erosión. Por ejemplo, se pueden usar siempreviva (Commelina virginica), grama de conejo o pelillo (Oplismenus burbannii), hierba de conejo, ilusión o paja churcada (Panicum trichoide), golondrina (Drymaria cordata) y maní ornamental (Arachis pintoi), que, además de proteger el cultivo, ayudan a la fijación de nitrógeno al suelo.