icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Enero 2021 | Aguacates

Alternativa de manejo fitosanitario

Uso de hongos endófitos favorecería control de la “tristeza del aguacate”

Los hongos endófitos crecen en el interior de las plantas y tiene entre sus propiedades la eliminación de los hongos dañinos.

Investigadores de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) exploraron usar hongos endófitos —que hacen mutualismo y viven dentro de la planta— para el control de la “tristeza del aguacate”. La alternativa contribuiría además a la reducción del uso de compuestos químicos sintéticos que puedan afectar al medio ambiente.

La investigadora Katheryn Camargo explicó que los microorganismos endófitos establecen una asociación mutualista con las plantas para la adquirir nutrientes, promover su crecimiento, inducir resistencia al estrés biótico o abiótico y defenderse ante herbívoros, y a cambio ellos obtienen nutrientes, hábitat y protección.

Los hongos endófitos generan un mecanismo de protección que es capaz de inhibir el crecimiento de hongos dañinos en las plantas. Esto es posible gracias a la producción de metabolitos secundarios como alcaloides y sesquiterpenos. Un metabolito secundario es un compuesto que sintetizan plantas o microorganismos que no son vitales para estos, pero que pueden servirles para protegerse o colonizar.

Durante la investigación se tomó vegetal sano y enfermo de los aguacates. Tras tomarse muestras, se identificó 141 cepas de hongos, 120 de hongos endófitos en plantas sanas y 21 de hongos patógenos o dañinos en plantas enfermas. Para extraer los metabolitos potencialmente antifúngicos se hizo una fermentación de los hongos.