icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2021 | Flores

Desarrollado por AGROSAVIA

Tricotec®, alternativa para el control de patógenos de alto impacto en la agricultura

Tricotec® reduce entre un 31% y un 60% la incidencia de las enfermedades de marchitamiento vascular (Fusarium oxysporum), adelgazamiento del tallo (Rhizoctonia solani), moho blanco (Sclerotinia sclerotiorum y Sclerotinia minor),  moho gris (Botrytis  cinerea) y añublo de la vaina del arroz (Rhizoctonia solani).

Ximena González V. Fotos: Agrosavia.

Martha Isabel Gómez Álvarez, Investigador Ph.D. Senior de Agrosavia.

Hoy en día, el sector agrícola ha venido migrando hacia un uso más racional de agroquímicos en los diferentes cultivos y por ello viene creciendo el uso de productos biológicos, desarrollados a partir de microorganismos benéficos (bacterias, virus, hongos) claves para controlar ciertos patógenos.

Bajo este escenario, un grupo multidisciplinario de investigación de AGROSAVIA desarrolló el biofungicida Tricotec®, a base del hongo antagonista Trichoderma koningiopsis cepa Th003 y, al mismo tiempo, desarrolló estándares de calidad que son referentes a nivel internacional.  Lo anterior indica que con Tricotec® se garantiza un bioproducto altamente eficaz, que reduce entre un 31% y un 60 % la incidencia de las enfermedades conocidas como marchitamiento vascular del tomate, causada por el fitopatógeno Fusarium oxysporum, adelgazamiento del tallo del tomate (Rhizoctonia solani), moho blanco de la lechuga (Sclerotinia sclerotiorum y Sclerotinia minor), moho gris en plantas ornamentales y frutos rojos (Botrytis cinerea) y añublo de la vaina del arroz (R. solani). Además, la cepa Th003 tiene la capacidad de promover el crecimiento vegetal, estimulando el desarrollo de raíces y la parte aérea de las plantas.

Desde el 2020 se está usando Tricotec en flores

Agrosavia inició los trabajos para el uso de Tricotec® en cultivos de flores en junio de 2018 y en 2019 se realizó la prueba de eficacia supervisado por  el ICA y se obtuvo el registro para ornamentales. Desde el año 2020 se viene utilizando en los cultivos de flores con foco en el manejo de Botrytis.

Tricotec® es uno de los productos estrella de la corporación. La Dra. Martha Isabel Gómez investigadora senior de AGROSAVIA, recuerda que este es un trabajo que se inició con la tesis doctoral de Alba Marina Cotes, quien aisló la cepa Th003 para el control de patógenos. “Alba Marina trabajó inicialmente en fríjol y pepino; posteriormente se realizaron varios trabajos de pregrado en tomate y cebolla de bulbo. Tricotec® es un producto que llevó muchos años de investigación. Lo desarrollamos primero como una formulación en polvo, pero después desarrollamos una formulación granulada de liberación rápida, que es la que tenemos actualmente”, destaca. De ahí en adelante, Tricotec® se ha transformado en un producto exitoso. “Lo es porque en su desarrollo han participado microbiólogos, ingenieros químicos, químicos farmacéuticos, biólogos e ingenieros agrónomos”, subraya el Dr. Carlos Andrés Moreno, también investigador de AGROSAVIA.

Carlos Andrés Moreno Velandia, Investigador Ph.D. del Centro de Investigación Tibaitatá.

Se trata de un producto que está formulado como un granulado dispersable (WG) a base del hongo T. koningiopsis Th003. Su formulación es original y presenta una vida útil de 18 meses a 6 °C y de 12 meses a 18 °C, lo cual es excelente considerando que la vida útil de la mayoría de bioproductos comerciales es inferior a 12 meses; Tricotec® es de fácil y homogénea disolución en agua; con la concentración más alta de principio activo entre los productos del mercado (1×109 conidios/g) y con un porcentaje de germinación de conidios mínimo del 80%, entre otras características que dan cuenta de su alta calidad y eficacia.

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS DEL TRICOTEC

Yimmy Zapata, investigador máster asociado del Centro de Investigación Tibaitatá.

El principio activo de Tricotec® son conidios (estructuras de propagación) del hongo nativo T. koningiopsis cepa Th003. Se trata de un hongo que se desarrolla bien a temperaturas entre los 20 °C y 30 °C, sin embargo, tolera temperaturas por debajo y por encima de este rango, propias de los sistemas productivos locales.

Los gránulos de Tricotec® son de color verde, dado por su alta concentración de principio activo. Este bioproducto se puede usar para aplicación foliar y edáfica. Por otro lado, además de los conidios de Th003, Tricotec® contiene agentes desintegrantes para facilitar su rápida disgregación al contacto con el agua. Estos diluentes lo hacen más fluido y contribuyen con la distribución homogénea del principio activo en el agua, lo que hace, a su vez, que su aplicación sea sencilla y fluida con todos los equipos de fumigación y riego disponibles, sin ocasionar taponamiento de las boquillas y los goteros.

Tricotec® también contiene protectores de secado que protegen los conidios durante el proceso de formulación del bioplaguicida y aseguran su viabilidad en el tiempo. También contiene protectores ultravioleta para proteger al hongo de este tipo de radiación cuando sea asperjado al follaje.  Tricotec® presenta baja toxicidad (categoría IV); sin embargo, para su aplicación se recomienda usar tapabocas y guantes.

CÓMO ACTUA TRICOTEC

De acuerdo con Yimmy Zapata, investigador máster asociado del Centro de Investigación Tibaitatá, la cepa Th003 tiene la capacidad de colonizar el suelo y los sustratos si se aplica en semilleros, además, es capaz de colonizar el ambiente foliar cuando se usa por ejemplo para el control de B. cinerea en rosas y frutos rojos.

RECOMENDACIONES GENERALES PARA EL USO DE TRICOTEC®

  • Reconstituir la cantidad requerida de Tricotec® en un recipiente con un volumen pequeño de agua y agitar para facilitar la disolución.
  • El contenido del recipiente se debe añadir al tanque de mezcla mientras se completa con el volumen de agua requerido para la aplicación. Para evitar residuos en el recipiente de disolución, se debe lavar con agua y vaciar los residuos en el tanque.
  • Aplicar la suspensión de Tricotec® al suelo para el control de los patógenos Fusarium oxysporum, Rhizoctonia solani, Sclerotinia sclerotiorum, S. minor y Botrytis cinerea.
  • Aplicaciones foliares para el control de patógenos como cinerea y S. sclerotiorum cuyas esporas (conidios y ascosporas respectivamente) son transportadas por el viento hasta los órganos aéreos de las plantas, donde causan infecciones.
  • Es importante que haya un buen cubrimiento del suelo con la suspensión de Tricotec®.
  • Se puede aplicar con una fumigadora de espalda, con un equipo de riego por drench o a través de sistemas de fertirriego debidamente calibrados.
  • No mezclar con residuos de ningún plaguicida químico o soluciones concentradas de fertilizantes.
  • Se puede asperjar con los equipos convencionales de fumigación utilizados en los diferentes sistemas productivos. Sin embargo, se debe realizar previamente un lavado riguroso de estos equipos.
  • Las aplicaciones periódicas para cada cultivo y enfermedad en particular son recomendadas con el fin de mantener el nivel de población mínimo efectivo del biocontrolador koningiopsis Th003.

Tricotec® está formulado como un granulado dispersable (WG) con una concentración de 1×109 conidios/g.

“Inicialmente, en hortalizas, la recomendación es aplicarlo en la etapa de semillero porque Th003 coloniza el sustrato y porque hay una interacción entre el hongo y la planta desde que entra en contacto con  las raíces, lo cual ayuda a que la planta vaya vigorizada al sitio de trasplante. Posterior al trasplante, se recomienda hacer aplicaciones refuerzo de Tricotec® para promover el establecimiento del hongo en el suelo y que de esta manera se favorezca el control sobre diferentes patógenos”, explica el investigador Zapata y remarca que T. koningiopsis promueve el crecimiento vegetal en algunas especies, como lechuga, tomate y en algunos frutales como el caso de la mora. El principio activo de Tricotec® también estimula respuestas de defensa en las plantas, es decir, no solamente ejerce acción directa sobre el patógeno, sino también una acción indirecta al inducir la resistencia de la planta frente a los fitopatógenos y a algunos insectos plaga.

“El suelo es típicamente el hábitat natural de este tipo de hongos benéficos. Sin embargo, este Trichoderma también actúa a nivel foliar, se puede adaptar al ambiente de las hojas y puede aplicarse para el control de patógenos típicamente foliares”, explica el Dr. Moreno, quien además destaca que han podido evidenciar que T. koningiopsis Th003 produce enzimas que degradan las paredes celulares de los hongos fitopatógenos.

AGROSAVIA INCURSIONA EN EL USO DE TRICOTEC EN CULTIVOS ORNAMENTALES

Aunque inicialmente la prioridad de investigación de AGROSAVIA fue desarrollar el bioproducto para cultivos de hortalizas como tomate y lechuga, luego incursionó en su uso en arroz. Sin embargo, debido a la importancia que tienen las flores en la generación de empleo y la economía del país, la corporación volcó también sus esfuerzos para evaluar el potencial de uso de Tricotec® para el control de problemas fitosanitarios de alta importancia en cultivos ornamentales.

Eficacia de control, entre los beneficios

  • Amplio espectro de acción contra fitopatógenos en los cultivos de tomate, lechuga, arroz y frutos rojos.
  • Eficacia de control de 30 al 60%.
  • Promueve el crecimiento vegetal.
  • Tiene la más alta concentración de principio activo entre los productos comerciales (1×109 conidios/g).
  • Sirve para aplicación foliar y al suelo.
  • Incrementa la resistencia de la planta a otros patógenos e insectos (resistencia sistémica inducida – ISR).
  • Compatible en rotación con insecticidas y fungicidas de síntesis química.
  • Rápida desintegración al momento de la mezcla en tanque, Tricotec® se humecta y se suspende rápida y homogéneamente en el tanque de mezcla.

“Hay unas enfermedades que son muy importantes en los cultivos de flores. Empezamos con Botrytis, partiendo del conocimiento previo que se tenía de que T. koningiopsis Th003 controlaba ese mismo hongo en frutos rojos, los estudios mostraron que Tricotec® redujo la producción de inóculo secundario de B. cinerea en los invernaderos y redujo la incidencia y la severidad de la enfermedad en las flores. Por lo cual Tricotec® fue registrado también para el control de Botrytis en cultivos ornamentales, con énfasis en rosas”, destaca el Dr. Moreno. Actualmente, Agrosavia está haciendo exploraciones para definir las recomendaciones de uso de Tricotec® para el control del marchitamiento vascular del clavel, una enfermedad devastadora causada por el hongo F. oxysporum f. sp. dianthi. “Estamos evaluando la actividad de Tricotec® en estos cultivos”, precisa sobre un producto que, en flores, introduce hongos benéficos en una industria donde los productores están tradicionalmente acostumbrados a usar muchos plaguicidas, fungicidas e insecticidas para controlar los problemas fitosanitarios. “El solo hecho de estar usando microorganismos benéficos ya es un beneficio”, apunta el investigador Zapata y subraya que con el uso de Tricotec se logran reducir los riesgos de desarrollo de resistencia en los patógenos. “La introducción de los biológicos además de que aporta una reducción de la enfermedad, permite la rotación de los químicos con otros productos y eso ayuda a romper la resistencia que estaban desarrollando los patógenos a las moléculas químicas a las que estaban acostumbrados”, explica.

CONTROL BIOLÓGICO, MEDIDA PREVENTIVA CONTRA LA INCIDENCIA DE PATÓGENOS

El principio activo de Tricotec® es el hongo Trichoderma koningiopsis Th003.

Según los investigadores de Agrosavia, para hablar del uso de este bioplaguicida es necesario partir de la premisa de que el control biológico es una medida preventiva contra la incidencia de patógenos o de enfermedades causadas por fitopatógenos y lo ideal, en el caso de Tricotec®, es que se aplique en el suelo antes de hacer las siembras de las plantas con el fin de que el microorganismo benéfico empiece a colonizar el suelo y a combatir los fitopatógenos que habitan de forma natural el suelo o que fueron introducidos con el material de siembra en previos ciclos productivos.

“Hemos evidenciado que para el control de B. cinerea una aplicación cada cinco semanas es correcto para reducir el inóculo y lo mismo estamos haciendo en el caso de clavel, donde estamos realizando aplicaciones cada seis semanas. Además, evidenciamos que con la dosis que estábamos aplicando, 30 litros (1 g/L) por cama, teníamos unas altas poblaciones que estaban entre 105 y 106 Unidades Formadoras de Colonia de T. koningiopsis Th003 por gramo de suelo al cabo de cinco semanas”, explica el Dr. Moreno.

Asimismo, el Dr. Moreno destaca que notaron que podían reducir la dosis para que sea económicamente viable para los floricultores, estando seguros de que la población de Th003 se mantendría alta en el suelo en ese lapso de tiempo. “Ahora estamos haciendo unas evaluaciones con el objetivo de que podamos reducir la dosis y nos quedamos con aplicaciones en drench cada seis semanas y con 15 g/cama, que son las indicaciones preliminares para las flores. Si son aplicaciones foliares, en rosas, se pueden hacer cada semana, desde la formación de botón hasta la cosecha”, sin olvidar las aplicaciones en drench dirigidas al suelo para reducir la propagación de Botrytis en los residuos vegetales en la superficie de las camas, explica el Dr. Moreno.

Por ahora, en ornamentales están trabajando en el control de Botrytis en rosas y Fusarium en clavel, pero están adelantando investigaciones para ampliar el registro a otros cultivos, mientras que, en flores, el objetivo es ampliar al control Sclerotinia en alstroemerias y Cladosporium en clavel.