icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Otros Cultivos

20 de abril de 2022
Para los productos colombianos

Rusia/Ucrania Los riesgos para las exportaciones agrícolas a la zona de conflicto

Rusia/Ucrania Los riesgos para las exportaciones agrícolas a la zona de conflicto

La fuerte devaluación del rublo por las sanciones financieras, el aumento del riesgo de no pago y los problemas logísticos son algunos de las claves de la incertidumbre que se ha generado, de acuerdo al experto. La empresa logró negocios entre sus clientes y Rusia por US$18 millones FOB en 2021.

Por  Miguel Patiño

Cómo si se tratase de Marco Polo aventurándose hacia el este, Diego Vicente lideró una de las primera iniciativas comerciales que abrieron definitivamente el camino para que productores chilenos -principalmente de frutas-, pudieran llegar de forma segura al mercado ruso. Su empresa ha sido un jugador relevante los cerca de US$ 100 millones anuales en fruta fresca que Chile ha venido exportando en promedio durante los últimos cinco años a Rusia, con la uva representando cerca de 20% de ese total.

Desde 2009, BDP Foods (de la cual Diego Vicente es CEO) ha construido una plataforma de negocios internacionales, que provee servicios de inteligencia de mercado y de representación comercial, a empresas exportadoras de alimentos, con la característica que trabaja para sus clientes en los destinos. La primera oficina que abrieron fue precisamente en Moscú, a cuadras de la tradicional plaza roja. Actualmente, trabajan con productores de diez países. 

UN MERCADO QUE CRECÍA. Las ventas colombianas a Rusia llegaron en 2021 a US$139,6 millones, un 35,9% más que en 2020. Entre los principales productos que exportó Colmbia destacaron la carne bovina, café tostado, banano y cacao. 

La experiencia que han amasado en estos casi 13 años desde que llegaron a Moscú, donde cuentan con un equipo de ejecutivos rusos que “nos permite tener un acabado entendimiento del mercado y una estrecha relación con los principales actores de la industria local”, como señala Vicente, les permite mirar tanto desde dentro como desde fuera los impactos del conflicto bélico entre Rusia y Ucrania, que tiene al mundo en vilo.

PALTA, CON CONSUMO EN EXPANSIÓN EN RUSIA

En Colombia trabajan actualmente con Green Superfoods, “Veníamos desarrollando el mercado ruso durante el último año con muy buenos resultados. La palta hass aún es considerada un producto ‘exótico’ en Rusia, pero como en todos los mercados donde ha llegado, su consumo aumenta rápidamente”, cuenta Vicente.  “Normalmente este producto llegaba a Rusia de México, Perú y algo de Chile, por lo que el primer trabajo fue demostrar que podíamos llegar con fruta de igual o mejor calidad desde Colombia, con precios competitivos y con un ‘transit time’ más corto que otros orígenes. Por ahora esperamos que la situación vaya volviendo a la normalidad para poder continuar con los embarques, pues tenemos la certeza de que este mercado se irá transformando de a poco en un importante destino para la palta Hass colombiana”, añade. 

CAFÉ, BIEN POSICIONADO. La cadena de tiendas de café premium, Juan Valdez, arribaba hace poco más de un año a Rusia, concretamente a las tiendas КуулКлевер (Kuulklever). “La pandemia nos impulsó a capitalizar oportunidades importantes que veníamos trabajando hace un tiempo., explicaba el vicepresidente Internacional de Procafecol, Sebastian Mejía.

-¿Cómo BDP Foods, sus principales clientes en destino son los supermercados? ¿De esas cadenas supermercadistas, hay algunos que tengan tiendas en zonas de conflicto?

-Sí, nuestros principales clientes son supermercados. El objetivo, o la misión de BDP Foods, es hacer más eficiente la cadena comercial, tratando de acercar lo más posible al productor con el consumidor. Es por esto que buscamos llegar directo a los supermercados o ‘retailers on line’, que son el eslabón previo al consumidor. Los principales supermercados rusos no tienen tiendas en Ucrania, por lo que no han visto afectada su infraestructura ni su normal funcionamiento.

“El primer trabajo fue demostrar que podíamos llegar con fruta de igual o mejor calidad desde Colombia, con precios competitivos y con un ‘transit time’ más corto que otros orígenes”.

-Cómo expertos en el mercado ruso, ¿cuáles creen que podrían ser las consecuencias de un conflicto armado para las exportaciones de fruta u otros productos, desde sus clientes sudamericanos (Chile, Perú u otros) hacia Rusia?

-La consecuencia más evidente es una brusca caída en los volúmenes exportados a este mercado. Esto debido a varios factores que están aumentando el riesgo o que generan problemas operacionales. Dentro de estos hay que mencionar al menos los siguientes:

La exclusión de Rusia del sistema Swift. Esto ya se materializó, pero por ahora, solo para un grupo determinado de bancos. Esta medida complejiza el pago de los importadores a los exportadores. Mientras algunos bancos sigan dentro del sistema, es algo que no debería de generar mayores consecuencias. Por otro lado, muchos de los principales importadores tienen cuentas bancarias fuera de Rusia, desde donde pueden generar los pagos.

CRECÍA EL AGUACATE. Aún visto como una fruta exótica, las exportaciones de aguacate Hass colombiano se estaban expandiendo al punto de que el país ya se había ganado un 10% del mercado ruso, que es dominado por Israel (31%) y Perú (30%).

Una fuerte devaluación del rublo. Con todas las sanciones financieras que se han anunciado y las restricciones al Banco Central de Rusia, se espera una alta volatilidad en el valor del rublo ruso, el cual ya ha llegado a tener una depreciación superior al 30% de su valor previo a al inicio del conflicto. Esa devaluación encarece el precio de las importaciones, limitando el poder de compra, y la volatilidad genera incertidumbre para los importadores, quienes pueden cerrar un negocio a un precio determinado al embarcar, pero al momento de tener el producto a la venta, el valor del rublo puede haber cambiado radicalmente y con eso los resultados del negocio.

Aumento del riesgo de no pago. La mayoría de las aseguradoras de crédito han avisado a sus clientes exportadores que suspendieron, o al menos disminuyeron de manera drástica, la línea de cobertura que daban a los clientes rusos. Esto, sumado a la incertidumbre que generan los otros factores, sin duda aumentan el riesgo de no pago. Para contrapesar esto es fundamental trabajar con anticipos importantes que disminuyan el riesgo para el exportador.

Problemas logísticos. Dada la incertidumbre de la situación hay navieras que están limitando los embarques que tienen a Rusia como destino. En la medida que las cosas vayan volviendo a la normalidad, las rutas deberían de reabrirse sin problemas, pero al día de hoy, es todo un desafío lograr embarcar con normalidad a Rusia.

-¿Cómo influirá en el precio de los productos el alza de precios de commodities como el petróleo o las complicaciones logísticas en llegar a un mercado complejo como Rusia, dado este contexto?

-Son innumerable los factores que influyen en el precio de un transable, pero creo que en este caso es la devaluación del rublo la que más afectará el precio potencial al que estén dispuestos a comprar los rusos. Por otro lado, es importante tener claro que los rusos quieren y necesitan seguir importando alimentos, y si son menos los oferentes dispuestos a enviar a este mercado, esa disminución de la oferta podría generar un ajuste al alza en los precios de los productos.

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados