icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2021 | Noticias

Productividad podría aumentar un 7,6%

Producción de café colombiano se incrementaría con el cambio climático

Según un estudio elaborado por investigadores de Colombia y Estados Unidos, y publicado en la revista Agricultural Systems, el café de Colombia saldrá beneficiado del cambio climático porque su productividad podría aumentar un 7.6% en 2061, aunque con desigualdades regionales en las zonas donde se cultivan sus granos. Así lo destacó un artículo publicado en el Diario Expansión.

«Colombia es un país grande con una geografía muy distinta. Las montañas de los Andes cruzan el país de su esquina suroeste al noreste. El café colombiano está creciendo actualmente en áreas con diferentes niveles de altitud y los impactos climáticos probablemente serán muy diferentes para las regiones de baja y gran altitud», dijo Sandy Dall’Erba, profesor del Departamento de Economía Agrícola y de Consumo en la Universidad de Illinois (Estados Unidos), y coautor del artículo.

Tal como lo reseña dicho diario, el trabajo realizado por los investigadores analiza la producción de café en los 521 municipios colombianos que lo producen a partir de sus datos climáticos de temperatura y lluvia entre 2007 y 2013, y modela las condiciones climáticas previstas entre 2042 y 2061, y la futura producción cafetera en cada área municipal.

De igual forma, los investigadores llegaron a la conclusión que este incremento en la productividad se dará con diferencias espaciales que van desde un incremento de 16% en las regiones de mayor altitud (unos 1.500 metros sobre el nivel del mar) hasta una disminución de un 8.1% en las zonas más bajas.

Con este análisis, indican que el calentamiento global beneficiará a las zonas actualmente marginales para la producción cafetera, mientras que las áreas que actualmente son lugares de cultivo de café de primera serán demasiado calientes y secas en el futuro.

«Los municipios de baja altitud se verán afectados negativamente por el cambio climático y
miles de productores y sus familias en estas áreas verán su sustento en peligro porque es probable que la productividad caiga por debajo de su umbral de rentabilidad a mediados de siglo», agregó el coautor del artículo.