icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Arándanos

01 de junio de 2020
Desarrollo del cultivo en Boyacá

Estrategias de manejo del arándano en la empresa productora más grande de Colombia

Estrategias de manejo del arándano en la empresa productora más grande de Colombia

Colombia, con el privilegio de tener disponibilidad de arándano las 52 semanas del año, da un avance en el cultivo. Elite Blue, empresa que cuenta con los campos más extensos, donde han comprobado el potencial del cultivo en materas y su gerente de operaciones, Carlos Vial, da detalles del manejo para exportación.

Elite Blue ya cuenta con una finca con 64 hectáreas de arándano ubicadas en Sotaquirá, en el departamento de Boyacá. Este año planean culminar con 100 hectáreas sembradas aunque el proyecto tendrá en su totalidad, por lo menos unas 450 hectáreas en los próximos años.

Vial menciona que se empezó el cultivo en materas porque en la zona en donde están ubicados, el suelo es muy pesado, pero resalta que, aún cuando contaran con suelos más livianos, han decidido por mantener esta metodología ya que así controlan mejor los factores como plagas, enfermedades, fertilización y se llega a un mejor rendimiento productivo. Por ejemplo, con plantas bien desarrolladas, a los 8 o 9 meses ya se cuenta con producción, logrando de 4 a 7 t/ha durante el primer año y con plantas estabilizadas, a producciones de 30 a 40 t/ha al año.

-¿A cuánto pueden llegar los costes de instalación y de qué dependen?

-En nuestro caso, podemos considerar que para contar con un cultivo con buena tecnificación, se necesita por lo menos de  US$80,000 a US$100,000 de instalación por hectárea, teniendo mayor inversión en sustrato, materas, material vegetal, sistema de riego, reservorios y sistemas para controlar daño de heladas. En menor  proporción, pero de igual importancia: mallas perimetrales, cobertura de suelo, infraestructura de cobertura para un porcentaje de la finca, maquinaria y diseño del campo como por ejemplo, canales para lixiviados, entre otros.

En Elite cuentan con una parte del huerto cubierto con plásticos transparentes, esto les da la posibilidad de cosechar los días lluviosos. Dependiendo de las zonas e historial, las fincas deberán estimar la proporción de dejar campo abierto y con cobertura, debido a que cosechar con la fruta húmeda afecta de inmediato la calidad y perecibilidad del arándano.

EL MERCADO IDEAL PARA COLOMBIA

-¿Se busca un mercado específico y se punta a llegar a alguna ventana comercial  por medio de podas?

-Estados Unidos es nuestro principal mercado actualmente. Si bien se podría manejar el cultivo por medio de podas para lograr una ventana especial y tener concentrada mayor producción en tiempos en donde cualquiera de los competidores como el mismo USA, México o Perú no están en plena campaña, por el momento, encontramos mayor valor en tener constancia en volumen durante todo el año y calidad de fruta. Ahora estamos sacando un contenedor semanal de 10,000 a 12,000 kg, lo cual pronto aumentará a dos semanales. Lo hacemos en nuestro propio packing, el cual tiene la capacidad de procesar 10 contenedores semanales.

PRINCIPALES RETOS EN CAMPOS COLOMBIANOS

-¿Cuáles son los principales retos durante el manejo del cultivo?

-Sin duda las plagas y enfermedades son muy importantes ya que, al tener todas las fenologías en la misma planta, uno tiene muchos ciclos reproductivos, gran proliferación. A ello hay que sumarle que contamos con muy pocas herramientas ya que por el momento sólo existen 8 productos químicos y un par de productos biológicos registrados en el ICA.

En nuestro caso, estamos utilizando con mucha frecuencia productos biológicos, esto debido a las restricciones en cuanto a residuos de pesticidas que debemos respetar para los países de destino. Recordemos que en nuestro caso, al contar con todas las fenologías y actividad constante en la misma planta, uno puede tener desarrollo vegetativo, floración y frutos en un mismo ejemplar, por lo cual, cualquier aplicación química podría generar residuos en el fruto.

Lea la entrevista completa en la edición 3 de Redagrícola Colombia.

 

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés