icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Aguacates

23 de marzo de 2020
Aguacate colombiano

Cómo es la fruta que envió Westfalia en su primer contenedor a Japón

Cómo es la fruta que envió Westfalia en su primer contenedor a Japón

El barco que transportó la fruta partió del puerto de Buenaventura el día 16 de enero y arribó -con fruta en buenas condiciones para la comercialización- al puerto de Yokohama el 12 de febrero. O sea, luego de 26 días de viaje en barco. Según la especialista Gilma Orrego, Gerente técnica de Westfalia Colombia, explica que entre los principales objetivos que tuvimos en mente para arribar con éxito a Japón se priorizó la calidad de poscosecha, la calidad externa de la fruta, el buen sabor y el no uso de fungicidas clásicos. Además, entregó su visión de la próxima temporada aguacatera que para ellos comienza en abril.

-¿Cuáles son las principales condiciones que deben cumplir para llegar a Japón?

-Los japoneses son extremadamente exigentes en cuanto a calidad externa de la fruta. Es decir, tienen cero tolerancia a daños físicos, pero así mismo son muy exigentes en lo que respecta a sabor, lo que era nuestra principal preocupación. No voy a mencionar otros orígenes, pero los japoneses han tenido experiencias no muy buenas en los que respecta a sabor de la fruta. Por otro lado, el proveedor principal de Japón ha sido México, país que se caracteriza por proveer fruta de muy buen sabor. Por esto, buscamos fruta con índices ni muy altos ni muy bajos de materia seca.

-¿Cómo se aseguran de la calidad e inocuidad de la fruta?

Lo hicimos básicamente con fruta de nuestros huertos propios, ya que además los japoneses no quieren ningún tipo de residuo de fungicidas en la fruta. Tuvimos que hacer mucho trabajo previo -de precosecha- para que la fruta llegara bien y con cero aplicaciones de fungicidas.

-¿Cómo segregan la fruta que van a enviar a destinos lejanos y exigentes como Japón?

-Una de nuestras grandes ventajas es que tenemos huertos que están a 20 minutos de la empacadora. Entonces, nosotros llevamos directamente la fruta a la planta y la sometemos a una inspección estricta. Seleccionamos fruta con entre 24,5 a 25% de materia seca. Ni muy baja ni muy alta, pensando tanto en la poscosecha como en el buen sabor.

Gilma Orrego, Gerente técnica de Westfalia Colombia

-¿Hay exigencias especiales en lo referente a calibre?

-En cuanto a calibre el mercado japonés es bastante restrictivo. Piden solo calibres 24, 30 y 35, que es la calibración de ellos, en cajas de 5,6 kilos. Es así que prefieren calibres medios a bajos y solamente compran 3 calibres.

-Algo muy bueno porque permite comercializar fruta que en otros mercados no son tan bien pagadas o muy demandadas…

-Correcto. La realidad es que no tenemos muchos huertos aprobados y los que están aprobados normalmente también lo están para los mercados de EEUU y Argentina. Entonces, esto es muy bueno para nosotros porque nos permite repartir los calibres grandes a EEUU, medianos y pequeños a Japón y Argentina los calibres pequeños.

-¿Hacen análisis de fruta desde el punto de vista nutricional, por ejemplo relación calcio nitrógeno?

-Ese es un aspecto que recién estamos aprendiendo en Colombia, pero si bien no lo hicimos para Japón, ahora ya estamos implementando estos análisis, particularmente para hacer seguimiento a la relación calcio/nitrógeno.

-¿Qué tecnología de poscosecha utilizaron para el transporte naviero?

-No pudimos utilizar, por motivos logísticos y de disponibilidad de las navieras, lo último en tecnología de poscosecha para conservación de aguacates. Sin embargo, si enviamos la fruta en container de atmósfera especial (ExtraFresh).

SITUACIÓN DE WESTFALIA ANTE COSECHA Y COVID19

-¿Cuánto ha afectado el Covid19 la cosecha de aguacate en el caso de Westfalia?

-Nosotros terminamos la cosecha la semana pasada (segunda semana de marzo), que fue cuando cargamos el último contenedor. Pero volvemos a cosechar en abril y respecto de eso si que tenemos una gran incertidumbre. No sabemos qué va a pasar con la cosecha, pero además, por su parte, los mercados están resentidos y es posible que se resientan mucho más.

Sobre las expectativas de precio, Gilma Orrego recuerda que se viene la producción peruana, “que ya es un volumen gigantesco, con cerca de 400.000 toneladas, por lo que los precios se vendrán difíciles los próximos meses del año. La verdad es que estamos preparados para una temporada muy difícil, tanto por la baja en el consumo como por la sobre oferta de Perú”.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados