icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Aguacates

18 de abril de 2022
Gulupa y aguacate Hass

Jardín Exotics, frutas exóticas todo el año

Jardín Exotics, frutas exóticas todo el año

Jardín Exotics se ha especializado en el cultivo de gulupa y aguacate Hass, gracias a los cuales puede exportar las 52 semanas del año. Para ello, han debido sortear una serie de retos productivos, que han permitido posicionar los productos en diferentes países. El próximo desafío es llegar con la gulupa a EE UU y para ello se ha creado una asociación que espera agilizar la entrada a ese importante mercado de destino.

Por Ximena González V.   Fotos Jardín Exotics

Gulupa y aguacates Hass son dos cultivos que se complementan. Ambos son de climas fríos y de altura y requieren suelos bien drenados para su establecimiento. Debido a esas características, los responsables de Jardín Exotics plantaron en un mismo huerto una hilera de aguacates y dos de gulupas, aunque al poco tiempo se dieron cuenta que no era la mejor opción. Sin embargo, no continuaron con ese desarrollo porque el aguacate se elongaba demasiado.

En ese sentido, Pedro Pablo Díaz, presidente de Jardín Exotics, explica que notaron que el árbol de aguacate no crece bien cuando está en medio de la gulupa y tiende a estirarse demasiado porque empieza a buscar luz ya que la gulupa se planta en semitecho y eso le reduce luminosidad. “Esto hace que el aguacate no produzca muy buenas ramas en ciertas porciones del árbol y eso no es bueno, porque nosotros queremos un cultivo que enrame muy bien desde abajo”, explica y añade que la decisión fue separar completamente ambos cultivos, de los cuales hoy tienen 600 hectáreas (ha) de aguacates y 60 ha de gulupas.

Proyecciones de producción y ventas

De acuerdo con Pedro Pablo Diaz, entre las proyecciones que tienen para este año está exportar 200 contenedores de gulupa para lo cual deben ingresar a la planta más o menos unas 3.500 toneladas de fruta. En aguacate la meta es exportar en promedio 400 a 500 contenedores y para eso se requieren aproximadamente unas 11.000 toneladas de aguacate, puntualiza Díaz.

La gulupa es un cultivo más complicado por los diferentes problemas fitosanitarios que enfrenta.

“Para mí los dos cultivos son difíciles, a pesar de que el aguacate es aparentemente más fácil, aún hay grandes retos productivos que debemos solucionar”, advierte el presidente de la compañía. Uno de ellos es el de las semillas clonales, “que nos permitirán tener huertos más parejos”, destaca. El segundo desafío son los calibres de la fruta. “En Colombia la fruta es de un calibre más pequeño, pero los mercados demandan aguacates de un calibre mayor y eso es fundamental para acceder a ciertos países”, complementa. En el caso de la gulupa, los principales problemas vienen del lado fitosanitario, aunque Díaz confirma que le han ido agarrando la mano. Entre los problemas fitosanitarios más importantes están el Fusarium, virosis y roña.

“La virosis es un problema que por ahora nos vuelve nómadas. No tiene control, aunque tratamos de aplicar algunos inductores de resistencia para que la sintomatología no se manifieste así las plantas tengan el virus. A la roña le damos manejo con productos de síntesis y productos biológicos, haciendo aplicaciones semanales o quincenales. Otra forma de control es por medio de podas. Y el Fusarium lo estamos controlando con injertación sobre variedades tolerantes, no resistentes de otras pasifloras. Esto nos ha permitido crecer y los resultados son aceptables hasta el día de hoy”, explica Díaz.

MANEJOS EN CAMPO SON COMPLETAMENTE DIFERENTES

Pedro Pablo Diaz, presidente de Jardín Exotics.

Aunque si de manejos se trata, estos son bien diferentes en ambas especies. “El aguacate, a diferencia de la gulupa, requiere de manejos que los vamos viendo en los monitoreos que vamos haciendo. En cambio, la gulupa es más intensiva, sobre todo en el número de aplicaciones de cobre y de algunos productos biológicos para contrarrestar la presencia de plagas y enfermedades». Diaz comenta que utilizan productos como el Timorex Gold y Rhapsody para enfermedades y Lecanicillium lecanii y Beauveria bassiana para insectos chupadores.

“La gran diferencia es que la gulupa se cosecha tres veces por semana cuando está en la época de producción, y el aguacate se cosecha dos veces al año, entonces tienen un manejo completamente diferente. La gulupa es de mucho más manejo y demanda más mano de obra, puede estar entre tres y cuatro personas por hectárea, mientras que en el aguacate se necesita, en promedio, 1 trabajador por cada 1.000 árboles sembrados”, indica Diaz.

Por otro lado, destaca que al tener en aguacate una traviesa a mitad de año y una cosecha principal al final, deben hacer unos manejos muy repetidos en el primer y segundo semestre, es decir, aplicar todo el paquete tecnológico que incluye nutrición y fumigaciones. “Después de que se cosecha el cultivo se le debe dar manejo dependiendo de lo que se requiere, se mira si necesita poda o no y esto dependerá si necesitamos que entre luz a los árboles para lograr mejores producciones y de ahí se empieza a preparar la cosecha siguiente. Es decir, cuando estamos cosechando una fruta ya tenemos montada la fruta de la compaña siguiente y lo que hacemos es cuidar constantemente el árbol, pero en base al fruto que ya se tiene montado”, indica.

Las empresas detrás de Jardín Exotics

Jardín Exotics es la empresa dedicada exclusivamente a la comercialización de estas dos frutas y cuenta con cuatro empresas encargadas de la producción.

Agrojar S.A.S.: Inicialmente solo se dedicaba a la producción de gulupa y en los últimos 6 años empezó con la producción de aguacate Hass. Esta empresa tiene hoy en día cultivos en el municipio de Jardín, Jericó, y Urrao.

Agro Industria el Pentágono: Creada en el 2010 en Jardín Antioquia. Fue creada exclusivamente para la siembra de aguacate Hass.

Agroindustria las Violetas: Creada hace 18 años. Inicialmente comenzó con tomate de árbol, granadilla y aguacate Hass. Actualmente está dedicada solo y exclusivamente a producir aguacate Hass.

Monte Group Zumac S.A.S: Es una empresa que se creó por un tema tributario y tiene siembras de aguacate Hass y gulupa.

Sin embargo, la gulupa tiene diferentes ciclos y es una fruta que entra en producción al séptimo mes y no para de producir hasta el décimocuarto mes, con cosechas que se realizan tres veces por semana. Si no se recoge, la fruta cae al suelo y no se puede vender. Tras esa primera cosecha se realiza una poda severa para que la planta vuelva a producir transcurridos tres meses. “Produce cuatro meses más y se vuelve a podar. Ese es el ciclo productivo hasta por los siguientes tres o cuatro años, hasta que la planta se debe renovar”, explica Díaz y añade que lo fundamental es hacer una correcta programación de las cosechas de ambas frutas. “Eso es lo que nos permite exportar todo el año”, subraya.

Jardín Exotics está exportando anualmente en promedio de 350 a 360 contenedores de aguacate Hass.

En ese sentido, el directivo explica que esto es algo que han logrado muy bien en gulupa. Desde que nació la empresa han estado exportando gulupa a Europa las 52 semanas del año sin interrupciones y de forma escalonada.

“En aguacate lo hacemos por altura sobre el nivel del mar. Este año, por ejemplo, estamos logrando descansar muy poco tiempo, creo que en septiembre descansamos dos semanas y en marzo tres y gracias a esto estamos logrando exportar aguacate 48 a 49 semanas del año, por eso es que tenemos fincas sembradas en diferentes zonas, en los municipios de Jardín, Jericó y Urrao buscando esas diferentes alturas para poder tener fruta todo el año”, explica el directivo.

ASPECTOS ESENCIALES PARA UNA ADECUADA POSTCOSECHA

La meta de Jardín Exotics es exportar en promedio 400 a 500 contenedores de aguacate Hass este año.

Para lograr tener fruta de muy buena calidad, es importante que el aguacate se coseche y se envíe a la planta de proceso el mismo día, para que pueda ser procesada en la mañana del día siguiente muy temprano. Además, la fruta debe entrar rápidamente en cadena de frio y esta no debe romperse en ningún momento. Este es un aspecto clave también con la gulupa, ya que, si no llega rápidamente a frío, la fruta comienza a deshidratarse, sin posibilidades de poder comercializar esa fruta.

La compañía espera poder abrir el mercado de Estados Unidos para la gulupa.

De esta forma, Jardín Exotics se ha ido posicionando como un importante proveedor de ambas frutas en diferentes mercados tales como Europa, Alemania, Holanda, Bélgica, Reino Unido, España y Francia. “Hoy en día es muy común exportar ambas frutas, aunque la gulupa sigue siendo más complicado por un tema de mercado. Es decir, hay menos demanda y más empresas queriendo colocar su producto en otros países. Así, una vez se desarrolle un mercado hay que cuidarlo porque no hay muchos destinos para llevarla, la gulupa se consume bien en Europa, pero de resto no hay mucho a quien venderle. Pero el aguacate es un caso contrario, porque ya se vende en muchos destinos”, explica el directivo.

Actualmente, Jardín Exotics exporta un promedio anual de 360 contenedores de aguacate y 160 de gulupa. Según Díaz, para ambas frutas están enfocados en Europa y atienden mercados importantes como Alemania, que es su principal mercado, además de Holanda, Bélgica, Reino Unido, Francia y España. El nuevo destino para la gulupa es EEUU. Para conquistarlo, los principales exportadores de gulupa en Colombia formaron un pequeño gremio para tratar de abrir el mercado americano y esperan que el ICA y el propio gobierno les ayuden acceder a EE UU.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados