icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

12 de septiembre de 2022
En la India

Investigadores crean recubrimiento comestible para aumentar la vida útil de frutas y verduras

Investigadores crean recubrimiento comestible para aumentar la vida útil de frutas y verduras

La capa que está hecha principalmente de extracto de microalgas se puede recubrir directamente sobre el vegetal o incluso transformarse en una bolsa de almacenamiento de vegetales.

Científicos del Instituto Indio de Tecnología de Guwahati ha desarrollado un material biodegradable y comestible que, como recubrimiento para hortalizas y frutas, prolonga sustancialmente la vida útil de estas. El recubrimiento se probó en papas, tomates, pimientos verdes, fresas, mandarinas Khasi, manzanas, piñas y kiwis. Y se comprobó que mantenía los productos frescos durante casi dos meses.

Los resultados de la investigación, que estuvo dirigida por los profesores Vimal Katiyar y Vaibhav V. Goud, se publicaron en la Royal Society of Chemistry Advances (el artículo muestra el efecto del recubrimiento en los tomates) y en Food Science and Technology de la American Chemical Society, donde los autores hablan sobre la eficacia general del recubrimiento.

El recubrimiento está hecho principalmente de extracto de microalgas, dijeron los investigadores, y agregaron que podría recubrirse directamente sobre el vegetal o incluso transformarse en una bolsa de almacenamiento de vegetales. Para la realización de la cubierta se obtuvo un extracto etanólico crudo de microalgas a partir de residuos de biomasa de algas verdes desaceitadas o Dunaliella tertiolecta. Esto se obtuvo del Instituto de Energía y Recursos (TERI), India.

Estas microalgas, se encuentran generalmente en ambientes salinos, son conocidas por sus propiedades antioxidantes y tiene varios compuestos bioactivos, como carotenoides y proteínas. También se utiliza para producir aceite de algas. Una vez extraído el aceite, el residuo suele desecharse.

Los investigadores combinaron el extracto del residuo con quitosano, un carbohidrato obtenido de la desacetilación de la quitina, presente en crustáceos e insectos, que posee propiedades antimicrobianas y antifúngicas y puede convertirse en una película comestible. Así, se demostró que la bioseguridad de estos recubrimientos no es tóxica y, por lo tanto, es adecuada para empaques comestibles.

Al respecto, Katiyar dijo que los recubrimientos se pueden producir en masa y comer de manera segura, ya que no agregan ninguna propiedad desfavorable. “Conservan la textura, el color, la apariencia, el sabor y el valor nutricional de los alimentos, y también mejoran su vida útil a varias semanas o meses”, resaltó.

BIOSEGURIDAD Y PRUEBAS DE CAMPO

Su bioseguridad se probó mediante el tratamiento de células BHK-21, un protocolo estándar para probar la toxicidad y la biocompatibilidad en el que las células se obtienen de los riñones de crías de hámster y se utilizan para analizar la toxicidad de diversos materiales. Las pruebas revelaron que los recubrimientos eran completamente no tóxicos.

Los investigadores también han comenzado las pruebas de campo con agricultores para escalar el producto para un uso masivo, dijo el profesor Katiyar. Y agregó que una nueva empresa con sede en IIT Guwahati, ‘Biojagat Private Limited’, también está trabajando en la comercialización de las formulaciones desarrolladas. “Sin embargo, aún debe aprovecharse aún más para otras empresas”.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados