icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

22 de septiembre de 2022
Científicos de la Universidad Nacional:

Investigación colombiana muestra cómo fabricar plástico a partir del tabaco

Investigación colombiana muestra cómo fabricar plástico a partir del tabaco

Durante el estudio se evaluaron alrededor de 2.400 explantes, o pequeños pedazos de las hojas de tabaco y se infectaron con la bacteria que contenía el gen necesario para generar polihidroxialcanoatos (PHAs).

Equipo Redagrícola

Generalmente, la bolsa plástica del mercado, o las botellas de gaseosa se elaboran a partir de derivados del petróleo que contaminan el aire y los océanos. Por ello, una novedosa técnica halla a partir de un estudio realizado por la Universidad Nacional de Colombia, muestra que gracias a la modificación genética que se consigue a través de la bacteria Agrobacterium tumefaciens, la planta del tabaco podría generar plásticos a base de sus hojas.

En la naturaleza, Agrobacterium tumefaciens infecta las hojas de la planta produciendo un corte en el que se inyectan genes específicos, que hacen que esta produzca alimento para la bacteria; sin embargo, tales procesos naturales se pueden modificar haciendo que ya no sea ese el gen que se introduzca, sino uno que produzca polímeros, es decir cadenas de carbono que crearían plástico natural.

En ese sentido, Meike Estrada, magíster en Ciencias Agrarias, y Mariana Moncayo, estudiante de Biología, trabajan con plantas de tabaco en el Laboratorio de Biología Molecular del Departamento de Biología de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL).

“Se evaluaron alrededor de 2.400 explantes, o pequeños pedazos de las hojas de tabaco, el 50% de la variedad Samsun y el otro 50% de la variedad k326, y se infectaron con la bacteria que contenía el gen necesario para generar polihidroxialcanoatos (PHAs) y ver si reaccionaba a este estímulo, pues estos son poliésteres producidos y degradados naturalmente por bacterias, cuyas propiedades los hacen similares a los plásticos derivados del petróleo”, destaca Estrada en un artículo publicado por la Agencia de Noticias UNAL.

Añade que este proceso se logra gracias a que se sintetiza el “cassette de expresión”, que contiene la secuencia genética con el gen phaCAC (o transgen), que ayudará a la planta a ser idónea para el proceso. Esta sinterización se hace en Corea, a donde Colombia envía las muestras.

“La empresa Macrogen envía el gen sintetizado en un ‘polvo’ que contiene una cantidad muy pequeña, la cual se diluye y añade a la bacteria con el método de electroporación (choque de corriente eléctrica en el microorganismo), abriendo sus poros para que absorba el gen”, resalta la estudiante Moncayo.

Luego se procede a poner las pequeñas hojas de las plantas, y la bacteria transformada genéticamente en cajas de Petri –recipientes de laboratorio– por dos días para observar si hubo una transformación exitosa, ya que no siempre se da.

Algunas plantas de tabaco han mostrado efectividad para ser utilizadas en el futuro en la creación de plástico natural.

“Si la bacteria cumple su propósito genético, en la planta se generarán polímeros en sus hojas, o, en este caso, biopolímeros, ya que vienen de un medio natural, que son compuestos químicos con cadenas de carbono clave para que algún día se puedan generar bioplásticos”, indica Moncayo.

Luego para comprobar la presencia del gen, se realizan pruebas tanto moleculares como una de tinción, denominada GUS, utilizando el reactivo X-Gluc, que se aplica a los pequeños explantes: si su superficie se pone azul, quiere decir que tiene el gen de producción de polihidroxialcanoatos, y por ende biopolímeros; si no, significa que el gen no está.

Vale destacar que, aún se está trabajando en maneras de extraer los polímeros, las más efectivas son a través de procesos químicos y mecánicos, que tendrían los siguientes pasos generales: trituración, filtración, clarificación, separación de fases líquidas, purificación, cremado y concentración.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados