icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

25 de agosto de 2021
Está ubicado en el municipio de Rionegro, departamento de Santander

Fedecacao abre laboratorio de análisis para fortalecer la cacaocultura colombiana

Fedecacao abre laboratorio de análisis para fortalecer la cacaocultura colombiana

La Federación Nacional de Cacaoteros-Fedecacao inauguró un nuevo laboratorio de análisis físico y sensorial de cacao en las instalaciones de su unidad técnica del municipio de Rionegro, en el departamento de Santander.  Con este laboratorio buscan fortalecer la cacaocultura colombiana.

A través de este laboratorio se pretende apoyar a los productores con la identificación de los perfiles sensoriales del cacao producido en sus fincas, además de prestarles el servicio de análisis de muestras y el desarrollo de talleres de transformación del grano con el análisis físico y sensorial para el fortalecimiento de los emprendimientos de la región.

FEDECACAO COMPROMETIDO CON LA CACAOCULTURA COLOMBIANA

 “Este es un nuevo paso para mostrar el compromiso que tenemos con el subsector cacaotero colombiano. Poco a poco vamos avanzando en el mejoramiento de nuestras instalaciones para prestar siempre un mejor servicio a los productores y continuar por el camino de la productividad, siempre de la mano con la calidad para aportar a la reactivación económica de nuestro país y seguir incursionando en los mercados internacionales que apetecen el cacao fino y de aroma colombiano”, señala el presidente de Fedecacao, Eduard Baquero López.

EL LABORATORIO DE FEDECACAO CUENTA CON ALTA TECNOLOGÍA

El laboratorio cuenta con maquinaria de alta tecnología, el cual tiene un ciclo de tratamiento que inicia cuando la materia prima es tostada para después ser triturada y descascarillada con una máquina de aire forzado, obteniendo un licor de cacao que finalmente es procesado y convertido en la barra de chocolate.

Este espacio además abre la oportunidad para que los productores se capaciten en las prácticas cacaoteras, así se afianza y se refuerza la actividad en Santander para posicionar el grano a nivel internacional.

 

Artículos relacionados