icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Julio 2021 | Aguacates

Para producir fruta entre 10 y 11 meses en Colombia:

El plan de San José Farms es llegar a 1.000 hectáreas plantadas de aguacate Hass

San José Farms, es la compañía del empresario Ignacio del Río Goudie, empresa chilena dedicada a la producción y comercialización de múltiples especies y variedades de fruta (aguacate, cítricos, arándanos, nueces, almendras y otros) que opera desde diversos orígenes en los principales mercados del mundo. Según Sergio Plata Ortiz, Country Manager de Baika Colombia, la compañía ya cuenta con más de 600 hectáreas plantadas en diferentes fases de producción y se ha puesto como meta plantar al menos un total de 1.000 hectáreas de aquí al año 2023 en Colombia. Dentro de la estrategia de crecimiento de Baika Fruit en dicho país, está continuar trabajando de la mano con los productores locales.

Ximena González V.  Fotos: Baika Fruit

San José Farms, la compañía chilena del empresario Ignacio del Río Goudie, miembro fundador de Sodimac, ya se encuentra en Colombia para producir aguacate Hass, continuando con su plan de expansión agrícola en su búsqueda de alianzas internacionales para transformarse en un proveedor multi-origen y así, lograr su objetivo de proveer fruta los 365 días del año.

“El desafío que se nos viene por delante es exportar a China, Japón y Corea, destinos que debemos empezar a abrir prontamente. Además, queremos llegar a Chile cuando tengamos la posibilidad de entrar a ese mercado. Es lógico que, siendo chilenos, queramos que uno de los principales destinos de la fruta que producimos en Colombia sea Chile”.

Sergio Plata Ortiz, Country Manager Colombia de Baika Fruit

La empresa que nació hace 32 años en Chile, enfocándose principalmente en la producción de arándanos, a partir del año 2000 diversificó su portafolio e incursionó en los cultivos de cítricos y aguacate Hass como parte de su estrategia de globalización.

Sergio Plata Ortiz, Country Manager de Baika Colombia, la marca bajo la cual opera San José Farms en el país, destacó que actualmente tienen en diferentes fases de producción más de 600 ha de Hass en los departamentos de Caldas y Quindío. Además, el directivo señaló que la meta es plantar en Colombia al menos un total de 1.000 ha.

Baik Fruit, la marca de San José Farms en Colombia

Sergio Plata explica que San José Farms como tal, es el Holding empresarial del cual se desprenden compañías como Baika Fruit. “Nosotros como tal en Colombia ya contamos con varias razones sociales operativas para nuestras empresas agrícolas; sin embargo, la comercialización y la marca que hemos posicionado a nivel mundial  es Baika Fruit, compañía mediante la cual exportamos la fruta de Colombia para el mundo.

Por otro lado, Plata señaló que ya se encuentran exportando tanto fruta propia como de proveedores externos a destinos como EE.UU, Inglaterra, Emiratos Árabes y Argentina. La proyección que tiene la compañía es enviar fruta hacia China, Japón y Corea y alcanzar este año más de 4.000 toneladas exportadas.

– ¿Por qué escogieron Colombia para plantar sus cultivos de aguacate Hass?

Cultivos de Baika en el municipio de Génova, Quindío.

– El por qué se traduce en un interés de la compañía de poder establecer el aguacate como fruta insignia de lo que es Baika como empresa productora y exportadora y así, volvernos un actor relevante en el mercado mundial de exportación y producción de aguacate en el mundo. Por ello, establecimos una estrategia de proveeduría de 365 días de aguacate de calidad al mundo y dentro de esa estrategia vimos a Colombia como una plataforma productiva la cual actualmente es de 10 a 11 meses, es decir, escogimos a Colombia porque desde aquí podemos tener una producción los 365 días del año. Como compañía, nuestras actividades empezaron en enero de 2019, en esa fecha la compañía ya estaba legalmente constituida, sin embargo, todo el proceso de evaluación del proyecto, las visitas técnicas y demás iniciaron en 2017.

En este momento, los huertos en Colombia están en diferentes fases de producción. De las 600 ha, 53 de ellas ya están produciendo. Específicamente, son las que están instaladas en Calarcá, departamento del Quindío, pero además tienen un proyecto en desarrollo en el municipio de Génova de 320 ha, de las cuales nos quedan por plantar este año 100 ha.

Adicionalmente, San José Farms cuenta con huertos en Salamina, Caldas, que están finalizando de plantar, que involucran otras 260 ha. “La meta es terminarlas de plantar de aquí a final de año. Nuestra estrategia es contar en Colombia con más de 1.000 hectáreas productivas y plantadas de aquí al 2023”, sostiene Plata.

– ¿Las que ya están plantadas, ya están produciendo? ¿De cuánto es la productividad por hectárea?

– El primer campo, el de 53 hectáreas lo compramos ya plantado y en fase productiva, en estos momentos tenemos una productividad proyectada por hectárea en alrededor de 15 t/ha para 2021. Es un campo que a la fecha tiene en promedio de cinco años de haber sido plantado.

– Entonces, ¿ya iniciaron exportaciones?

Proyecto en Calarcá, Quindío.

– Como tal, iniciamos exportaciones tanto de producción propia como de terceros desde el año 2019. De hecho, lo primero que hicimos como compañía en enero de 2019 fue exportar fruta de terceros, y en abril de ese mismo año, empezamos a exportar fruta propia junto con fruta de terceros y así ha sido la dinámica. La verdad es que nuestra estrategia ha sido la exportación tanto de cultivos propios como de productores que cumplan con los estándares de calidad y las certificaciones requeridas por nuestros clientes.

– ¿Continuarán con esa estrategia de exportación de fruta propia y de terceros?

– Nosotros creemos en la agricultura colombiana. Hemos trabajado muy de la mano con muchos productores que están cerca de nosotros construyendo estrategias que mejoren la productividad, la condición y por su puesto los retornos esperados de la fruta. Hemos tratado primero, de entender la realidad colombiana, porque no venimos a imponer las costumbres o procesos de un cultivo en Chile, por lo contrario, creemos que reconociendo las diferencias de los cultivos y trabajando conjuntamente en abordar el día de día de los campos, los resultados serán muy favorables para todos. Durante estos ya casi 3 años de operaciones en el país, podemos decir gratamente que ha sido una muy buena experiencia que nos ha llevado a posicionarnos en estos momentos como uno de los principales exportadores del país, por lo que esperamos poder seguir construyendo confianza con el productor colombiano y así posicionar nuestro país como un proveedor fiable en el mercado mundial del aguacate.

– Con los productores externos, ¿cómo manejan el tema de la calidad de la fruta para que sea igual a la que produce su empresa?

– Todo ha sido un trabajo continuo y de comunicación. Tenemos a nuestro gerente de operaciones con más de 40 años de experiencia en manejo de aguacate, tanto en cultivo como en postcosecha, y lo que hemos visto es que hay que entender la realidad de cada huerto y el manejo que se le ha entregado a cada campo, entender el estado en que se encuentra el cultivo y hacer un acompañamiento.

– ¿Cuál será entonces la estrategia de crecimiento de la compañía en el país?

– Productivamente la estrategia está encaminada al cumplimiento de nuestro objetivo de llegar al 2023 con más de 1.000 hectáreas productivas y lograr una buena cantidad de fruta disponible para ofrecer a nuestros clientes a nivel mundial. Respecto a la estrategia comercial, seguiremos trabajando de la mano con los productores que han depositado su confianza en nosotros, creciendo conjuntamente y fortaleciendo relaciones al largo plazo basadas en la transparencia y comunicación. Creemos que ese ha sido el diferencial de lo que es hoy en día Baika en Colombia.

LA META DE LA COMPAÑÍA ES EXPORTAR AGUACATE A CHINA, JAPÓN Y COREA

– ¿Cuál son esos destinos a los que le están apostando para exportar la fruta?

– Las exportaciones iniciales que se hicieron de parte nuestra se concentraron en mercados como España y Holanda; sin embargo, a la fecha, ya hemos exportado fruta a EE.UU, Inglaterra, Emiratos Árabes y Argentina. El desafío que se nos viene por delante es exportar a China, Japón y Corea, destinos que debemos empezar a abrir prontamente. Además, queremos llegar a Chile cuando tengamos la posibilidad de entrar a ese mercado. Es lógico que, siendo chilenos, queramos que uno de los principales destinos de la fruta que producimos en Colombia sea Chile.

– ¿Qué ventajas representa Colombia en términos de exportaciones?

-Colombia tiene 2 factores diferenciales frente a otros orígenes como Perú, Chile y el mismo México que se resumen a: disponibilidad de fruta prácticamente todo el año y tiempos de tránsito cortos y competitivos, esto permite que podamos ser un proveedor de confianza todo el año, con fruta fresca y de calidad para el mundo.

TIPOS DE SUELO Y ALTURA, ENTRE LOS ASPECTOS RELEVANTES PARA ESTABLECER EL CULTIVO

– ¿Cuáles son esos aspectos claves que debieron tener en cuenta para la instalación de sus cultivos en el país?

– Básicamente, lo primero fue la disponibilidad de las tierras y la aptitud para el cultivo de aguacate, es decir, debimos tener en cuenta aspectos como: tipo de suelo, altura, disponibilidad de recursos hídricos, luminosidad y disponibilidad de mano de obra. Estos son algunos de los factores que encontramos dentro de la ecuación que nos incentivó a incorporarnos en la industria colombiana. Nos tomamos el tiempo suficiente para hacer la evaluación respectiva de los campos y por eso nos establecimos en el departamento de Quindío y de Caldas, aunque nuestra oficina administrativa se encuentra en Medellín.

Un aporte relevante en la generación de empleo

Plata señala que, en Colombia, Baika está generando aproximadamente entre 200 y 250 empleos directos, mientras que en empleos indirectos se estarían generando más de 1.000. “Hay un sin número de empleos complementarios, tenemos el servicio de maquila y procesamiento de la fruta en la ciudad de Medellín, también tenemos los servicios de transporte, el suministro de productos, entre otros. Yo diría que aproximadamente son más de 1.000 empleos indirectos”, destaca el directivo.

Actualmente, el servicio de maquila lo estamos trabajando con algunas empresas de la capital antioqueña, las cuales nos han prestado un servicio de calidad y con quienes también estamos desarrollando relaciones de largo plazo con transferencia tecnológica, que nos lleve al cumplimiento de los estándares exigidos por los clientes y el mercado

– ¿Han pensado en tener planta propia para empaque más adelante?

– Es algo que está en evaluación, sin embargo, estamos conformes y agradecidos con el servicio que hemos recibido en Antioquia con las empresas que hemos trabajado. No lo tenemos 100% determinado ni definido a la fecha, es algo que estamos evaluando, viendo proyecciones y alternativas.

– ¿Qué tan costoso resulta plantar un cultivo de aguacate en Colombia frente a los costos de Chile?

En Génova el proyecto de la empresa es plantar 320 hectáreas, de las cuales faltan por plantar este año 100 hectáreas.

– Algunos conceptos como la mano de obra y el costo de la tierra son más baratos en Colombia que en Chile. Sin embargo, hay otros aspectos que hay que considerar. Por ejemplo, en Colombia, todavía estamos en nuestra fase inicial de conocimiento y estamos desarrollando buenas prácticas. Es una curva de aprendizaje, lo que puede llegar a ser un poco más costoso en nuestro país.

– ¿Cuáles van a ser los principales diferenciales de la fruta producida en Colombia frente a la que producen en Chile?

– Mi apreciación principal, es que la fruta colombiana se puede poner en el mercado 10 a 11 meses del año y la fruta chilena lamentablemente solo se puede poner en el mercado 5 o 6 meses, ese es el principal diferencial. Otro tema es que la fruta chilena hoy en día entra a más mercados porque no tiene las barreras fitosanitarias que tenemos en Colombia.

Asimismo, Plata destaca que uno de los desafíos principales que tiene la industria colombiana en lo que corresponde a la calidad y condición de la fruta es el tamaño. “El desafío es continuar trabajando en poder ofrecer al mundo los calibres adecuados para el cliente adecuado y en la fecha adecuada. Para ello, estamos trabajando con transferencia tecnológica, con relacionamiento con los productores en aras de desarrollar buenas prácticas que nos lleven a eso”, finaliza.