icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Septiembre 2021 | Aguacates

Chile, su próximo destino de exportación

El ambicioso plan de Managro Fresh en Colombia

Managro Fresh espera continuar consolidando sus inversiones en el país: la empresa comprará 3,700 hectáreas de tierras, de las cuales 2,800 serán plantadas con aguacate Hass y estarán distribuidas en todo el país, las cuales se plantarán con material genético importado desde Israel y que se propagará en viveros propios que, con manejos modernos, esperan lograr rendimientos productivos de 30 t/ha.

  Ximena González V. Fotos: Managro Fresh.

Tras cumplir el primer año y medio de operación de la marca Pacific Fruits International (hoy Managro Fresh), el holding agropecuario Managro continúa consolidando sus inversiones en el sector agrícola colombiano, donde se ha posicionado como una de las principales empacadoras y exportadoras de aguacate Hass del país.

Aunque Managro Fresh no cuenta actualmente con campos propios de aguacate Hass, ya que toda la fruta que exportan proviene de más de 1,200 familias productoras, en los próximos tres años la empresa realizará importantes inversiones para adquirir un total de 3,700 hectáreas de tierras productivas en Colombia, de las cuales 2,800 hectáreas serán plantadas con aguacate Hass.

Calidad del aguacate Hass colombiano reconocido a nivel internacional

De acuerdo con los directivos de Managro Fresh, empresa líder en el comercio y la exportación con sede en el departamento del Valle del Cauca, los aguacates producidos en Colombia cumplen con los estándares y requerimientos de los mercados internacionales. “Nosotros tenemos la ventaja de estar en el trópico y gracias a ello, la fruta concentra muy bien la materia seca, los contenidos de grasas y los atributos desde el punto de vista de salud”, dice Cárdenas.

Además, señala que en general todo el aguacate Hass que se produce en Colombia tiene muy buenas características. “Hay algo que se llama Marca País y los asiáticos, especialmente los coreanos y los japoneses han empezado a valorar muy bien el tamaño, la textura y el sabor del Hass colombiano respecto al aguacate que se produce en países como Chile, Perú o México. Se empiezan a ver diferenciales que nos favorecen y son atributos que debemos seguir profundizando”, agrega el directivo.

Así lo dio a conocer Carolina Vélez, subgerente de Managro Fresh. “La idea es que las tierras que vamos a plantar con aguacate Hass estén distribuidas en todo el país para tener producción casi que todo el año. Estas tierras estarán plantadas en los próximos tres años. En este momento estamos en todo el proceso de importación de las semillas y en la creación de viveros para producir estos mismos patrones. Es un proyecto que estamos iniciando”, sostiene.

SE IMPORTARÁ GENÉTICA DE ISRAEL PARA NUEVOS CAMPOS DE HASS

La compañía plantará 2.800 hectáreas de aguacate Hass en Colombia en los próximos 3 años.

De acuerdo con Jaime Cárdenas, líder del equipo técnico en Managro Fresh, las semillas se traerán desde Israel y se usarán para plantar esos campos propios. Se trata de un material genético que importarán contará con características de alta productividad, buen comportamiento para la zona tropical colombiana y alta densificación. “Densificar y tener mayor número de árboles productivos por hectárea le va a permitir al productor una mayor rentabilidad y vamos a poder tener mucha más biomasa, materia seca y productos para exportación”, sostiene y añade que el objetivo de la empresa es elevar los rendimientos productivos que, a nivel de país, continúan siendo bajos.

Explica que hoy en día, en fincas con una agronomía muy básica se pueden llegar a tener entre 6 a 8 t/ha/año, mientras que con manejos modernos estos llegan entre 15 y 20 t/ha/año. Sin embargo, destaca que, con las semillas traídas de Israel, con la genética adaptada a las condiciones colombianas se podría llegar a superar las 30 t/ha/año.

Actualmente, Managro Fresh está trabajando en todo el proceso de importación de las semillas, la genética, en los tramites de cuarentena para posteriormente empezar las multiplicaciones y las siembras masivas.

PROCESO DE INJERTACIÓN Y REPRODUCCIÓN SE REALIZARÁ EN COLOMBIA

Cárdenas resalta que, aunque los patrones son materiales importados, en Colombia se hará todo el proceso de injertación, que es el proceso técnico normal que se hace para obtener las plántulas en las bolsas, que luego serán llevadas y plantadas en los campos definitivos.

“Es un proceso muy controlado, son materiales que han sido probados, que tienen alta productividad, que tienen buenas condiciones, que desarrollan muy bien sus sistemas de raíces para obtener adecuadamente sus nutrientes y para que la productividad se exprese en las condiciones del trópico colombiano”, señala el líder del equipo técnico en Managro Fresh.

Por su parte, Carlos Londoño, gerente general Managro Fresh señala que este proyecto de importación de material genético además está encaminado a que la empresa misma haga la reproducción en viveros propios.

“El objetivo es arribar a Chile”, confirma Jaime Cárdenas, líder del equipo técnico en Managro Fresh, sobre un objetivo que esperan concretar durante el segundo semestre de este año.

“No encontramos en Colombia un socio suficientemente grande o con la experiencia adecuada en el desarrollo de este material, para que nos pudiera entregar las plántulas para la siembra en campo, por lo que la compañía tomó la decisión de iniciar el protocolo de ser el importador de la semilla y además ser quien la reproducirá y establecerá los cultivos”, explica Londoño.

El objetivo es que, en el futuro, muchos productores locales accedan a este material genético para mejorar la productividad de sus campos. “No hay ninguna exclusividad, queremos que los productores colombianos se beneficien con esta tecnología”, subraya Cárdenas.

MATERIAL GENÉTICO BRINDARÁ UNA MAYOR PRODUCTIVIDAD

Jaime Cárdenas, Líder equipo técnico en Managro Fresh.

En el mundo y en general en Colombia se ha avanzado en muchos estudios que indican que gran parte de la causal de mortalidad de muchos proyectos de aguacate Hass se da debido a que las raíces no logran tolerar las condiciones del suelo, enferman y mueren.

“Por ello, el material genético es un punto muy importante y vale la pena hacer la inversión y buscar internacionalmente qué materiales se adaptan mejor a las condiciones actuales. Es por eso que, la compañía tiene una serie de asesores internacionales quienes lograron identificar que ese material que estamos a punto de importar es el material que realmente le puede brindar un mayor beneficio a la empresa. Nos va a dar una mejor productividad, va a reducir un poco el tema de podas y es a esos beneficios a lo que le estamos apostando”, destaca el gerente general de la empresa.

AGUACATE HASS DE MANAGRO FRESH CON LA META DE LLEGAR A CHILE

Actualmente, el 80% del aguacate Hass de Managro Fresh es exportado a la Unión Europea, mientras que el resto es enviado a destinos como Argentina, Costa Rica, EE UU, Canadá, Japón, Hong Kong, China, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita.

Managro Fresh abrirá bodegas En Europa

Dentro de los planes que tiene Managro Fresh en el mediano plazo está abrir sus propias bodegas en Europa para distribuir ellos mismos la fruta y de esta manera tener un retorno más interesante para el productor. Según comenta Carolina Vélez, subgerente de Managro Fresh, este es un proyecto que estará consolidado a finales de este año. “Vamos a poder tener nuestras oficinas en Europa y vamos a distribuir directamente la fruta al consumidor final”, dice.

“El objetivo es arribar a Chile”, confirma Cárdenas, algo que esperan concretar durante el segundo semestre de este año. “Ya estamos en el proceso final del acuerdo para llevar nuestra fruta allí, un país que produce aguacate, pero cuya cosecha se extiende solo por seis meses. Esto nos abre una ventana muy interesante para los siguientes seis meses donde se pueden abastecer de la fruta colombiana. Esto nos va a ayudar a diversificar destinos”.

El líder del equipo técnico en Managro Fresh destaca que el acuerdo de exportación ya está firmado e incluso están acordadas las condiciones del plan de trabajo entre las autoridades fitosanitarias.

LIMITANTES EN EL SISTEMA DE PRODUCCIÓN DE HASS

Managro Fresh, conocida hasta hace poco como Pacific Fruits, es hoy en día una de las empacadoras y exportadoras de aguacate Hass más grande de Colombia.

Sin embargo, esto no es un proceso que se da de la noche a la mañana, sino todo lo contrario. Instalar un huerto de aguacate en el país, involucra una serie de temas que se deben tener en cuenta y que, de alguna manera u otra, definirán el éxito o fracaso del cultivo:

Material genético que se utiliza: Si no hay un buen material de siembra, los problemas en el cultivo, se empiezan a dejar ver a los tres o cuatro años después de plantado, cuando las inversiones son muy grandes. “Nuestra recomendación es utilizar genética con trazabilidad, genética con origen conocido, que tenga un fondo de investigación y desarrollo”, dice Cárdenas que además señala que esa genética solo es posible conseguirla en viveros registrados y autorizados por los organismos competentes de sanidad, en este caso el ICA.

Problemas fitosanitarios: Cárdenas dice que Colombia por su condición tropical tiene un desafío bastante grande. “Lo que no tiene Perú o Chile en plagas, sí lo tenemos nosotros por nuestra condición de alta biodiversidad. Tenemos mariposas que son de importancia cuarentenaria y que los países que compran el aguacate no permiten, además tenemos unos cucarrones, una plaga que al ser detectada en la fruta que arriba a destino, podría generar que nos cierren los mercados”, señala el experto.

Carlos Londoño, gerente general Managro Fresh.

Calidad e inocuidad:  El aguacate Hass, al ser un producto para consumo humano, debe garantizar las condiciones de calidad, inocuidad y seguridad para los consumidores. “Por eso nuestra planta empacadora y todos nuestros procesos se rigen por altos estándares de certificaciones y nos aseguramos que el producto que llega al destino cumple con todos los estándares de seguridad y de calidad”.

En ese sentido, Cárdenas señala que para hacerle frente a estas limitantes son fundamentales las buenas prácticas agrícolas. Señala entonces que para esto existen las certificaciones, las cuales algunas no tienen costo. “Las certificaciones conducen a atacar esas tres limitantes que tenemos. Hay que enfocarnos en las buenas prácticas agrícolas. Necesitamos que la producción sea sostenible desde el punto de vista ambiental, técnico y económico y además se requiere que todo esto esté balanceado para que el negocio funcione en el largo plazo”, concluye.