icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Noticias

06 de mayo de 2020
Proyecto se hizo en Holanda

Cultivan hortalizas sin verter aguas residuales durante un año

Cultivan hortalizas sin verter aguas residuales durante un año

El instituto Wageningen Plant Research lideró un proyecto de investigación que demostró que es posible cultivar pepinos y pimientos sin descargar aguas residuales.

Un equipo de investigadores de Wageningen Plant Research, instituto de investigación privado con presencia en los Países Bajos, afirmó que es posible cultivar hortalizas sin verter aguas residuales durante todo un año tras concluir un proyecto de investigación en pepinos y pimientos.  El proyecto se llevó a cabo en un invernadero de Holanda.

El investigador del Wageningen Plant Research, Erik van Os, explicó que actualmente los horticultores riegan sus plantas usando una solución que contiene nutrientes como el nitrógeno y el fosfato y reciclan el excedente de agua. Sin embargo, eso hace que las sales se acumulen en el agua debido a la salinidad de las aguas superficiales y subterráneas de los Países Bajos. Así, la mayoría de horticultores vierten agua residuales después de tres a cuatro meses de uso.

Para el investigador esa práctica no es necesaria, ya que puede ser reemplazada por agua de lluvia que está libre de sodio. Además agrega que el agua usada para limpiar los filtros para riego de los invernaderos se puede reutilizar en lugar de votarla, de la misma forma se puede rehusar el agua usada para el nuevo sustrato.

A la par, sugiere que se libere el agua retenida por la matriz del sustrato. «De lo contrario, el sistema de drenaje se desbordará y se perderá mucha agua«, aclara Van Os.  El sustrato es un medio sólido inerte que tiene una doble función: la primera, anclar y aferrar las raíces protegiéndolas de la luz y permitiéndoles la respiración y la segunda, contener el agua y los nutrientes que las plantas necesitan, según Calderón LABS.

La investigación busca adelantarse a los cambios legislativos, dado que Holanda ha establecido que a partir del 2027 estará prohibido el vertido de aguas residuales que contengan nitrógeno y fosfato.