icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter
29 de junio de 2022
Mecanismo autónomo:

Crean robot para la recolección de fruta en los campos

Desarrolladores del centro español AINIA buscan que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola.

Equipo Redagrícola

Naranjas y caquis fueron los protagonistas de las primeras recogidas realizadas por un robot en los campos valencianos.

Fue en esos cultivos donde es probo un robot móvil especialmente diseñado para la recolección de fruta desde el suelo. Creado por la organización española Ainia en la iniciativa llamada Foodcollect, el equipo cuenta con un sistema de navegación autónoma, un brazo para la recolección, y un mecanismo avanzado de visión para la detección y localización de la fruta.

El sistema de navegación con GPS tiene planificadores de trayectorias de y algoritmos globales de toma de decisión para que la plataforma sea capaz de recorrer el campo en búsqueda de frutos en el suelo.

El módulo de visión del equipo está compuesto por una cámara 2D y una cámara 3D. Por un lado, con la cámara 2D es posible identificar la fruta, analizar su color, su textura y su estado. Por otro lado, con la cámara 3D es posible analizar la forma, tamaño y la ubicación en el suelo. “El objetivo de la investigación es el desarrollo de algoritmos que permitan identificar, clasificar y localizar la fruta en el suelo para poder recolectarla”, dice Gabriele Kubiliute, técnico de la línea de Tecnologías de visión avanzada de la Unidad de Transformación Digital de AINIA.

Hasta el momento el proyecto se ha utilizado en naranjas y caquis, dos cultivos de alta relevancia en la Comunidad Valenciana.

“En un futuro, se pretende que esta tecnología se extienda a cualquier fruta susceptible de ser recolectada del suelo agrícola”, añade Gabriele Kubiliute.

Para ello, hay desarrollos adicionales que realiza Ainia, como la elaboración especial de una garra que junto al brazo mecánico podrá adaptarse a distintos tipos de frutas.

AINIA es un reconocido centro tecnológico europeo y con base en Valencia. Constituido en 1987 como asociación privada sin fines lucrativos, busca impulsar la competitividad de las empresas a través de la innovación.

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados