icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Abril 2021 | Aguacates

Hass Colombia

Con el objetivo de exportar 13,000 toneladas de aguacate Hass esta campaña 2021

Tras una década produciendo aguacate Hass, la Asociación de Productores de Aguacate Hass Colombia SAT tiene el desafío de enviar a los mercados internacionales fruta de la mejor calidad. Para ello, es esencial transferir técnicas, tecnologías y conocimientos a los más de 300 agricultores que trabajan con esta empresa. Campaña tras campaña han expandido las producciones y los envíos y este 2021 han proyectado exportaciones por 13,000 toneladas, con el reto de llegar por primera vez con su fruta a China, Japón y Corea del Sur.

 Ximena González. Fotos: Hass Colombia SAT. 

 En el año 2007 un grupo de agricultores ubicados principalmente en el oriente del departamento de Antioquia buscó unir fuerzas con el firme objetivo de producir y exportar aguacate Hass, la fruta que desde ese momento se proyectaba con gran potencial y que, es hoy en día, uno de los principales productos de exportación del agro colombiano. Así nació la Asociación de Productores de Aguacate “Hass Colombia SAT”. 

La compañía, que inició con cerca de 400 agricultores, cuenta a la fecha con aproximadamente 40 asociados y cerca de 300 aliados comerciales de diversas partes del país, quienes proveen el aguacate que hoy envían a Europa y EE UU y que próximamente llegará al mercado asiático. 

Fruta con el mejor sabor 

“Que una fruta cuente con el mejor sabor, dependerá de que la fruta haya cumplido su ciclo fenológico en el árbol, además los nutrientes deben estar en su distribución adecuada y debe haber un proceso de cosecha y poscosecha adecuados, esto va relacionado con la buena maduración y por ende con el sabor de la fruta”, explica Meneses.   

Actualmente, gracias al trabajo articulado de los productores que hacen parte de esta sociedad agrícola, Hass Colombia cuenta con dos plantas de empaque, una en Antioquia y otra en Tolima, gracias a las cuales son capaces de procesar 24 toneladas por hora. Es así como se ha venido consolidando como unos de los principales exportadores de aguacate Hass del país, alcanzando el año pasado las 10,000 toneladas, enviadas a diversos mercados internacionales. 

Entrevistamos a Juan David Restrepo, gerente general y a Esteban Meneses, director de abastecimiento de Hass Colombia SAT, quienes nos contaron cuáles son los planes a futuro y cómo están asesorando y transmitiendo el conocimiento a los agricultores para que produzcan aguacate con mejor sabor y calidad de exportación.

Juan David Restrepo, gerente general de Hass Colombia SAT.

Esteban Meneses Agudelo, director de abastecimiento de Hass Colombia SAT.

– ¿Cómo ha venido funcionando el tema de la asociatividad en Hass Colombia? 

– J.R. La asociatividad ha consistido en que mantenemos un servicio hacia los productores que son socios nuestros, quienes están en el campo produciendo el aguacate. Nosotros les aportamos desde nuestro trabajo, transmitiéndoles todos los requisitos y estándares que pide el mercado internacional, en cuanto al calibre, maduración y calidad de la fruta. Además, no solo nos hemos dedicado a los socios que hacen parte de la Asociación, sino que también hemos invitado a otros en una relación comercial de alianza, y les ha gustado trabajar con Hass Colombia. Esperamos que poco a poco se vayan convirtiendo en asociados. 

– ¿Con cuántos productores cuenta la asociación y dónde están ubicados? 

– J.R. En este momento, como asociados tenemos alrededor de 40 productores, que están ubicados desde la región del sur del país, como lo es Huila, hasta Tolima, el Eje Cafetero y Antioquia. Nuestra estrategia ha sido estar presentes en todo el país, en todas esas zonas donde se produce aguacate Hass y donde hay potencial de producción, por eso nos reconocen en las diferentes regiones. 

– ¿Cuál es la meta que quieren alcanzar en cuanto a productores vinculados? 

– JR. Tenemos una proyección de estar abarcando entre 1,000 y 1,500 productores de aguacate Hass en todo el país. 

La empresa no cuenta con campos propios son los asociados o productores aliados quienes tienen los cultivos.

– E.M. Hoy en día hay más o menos 40 asociados, pero también más de 300 agricultores aliados con los que tenemos una relación.

– ¿La Asociación cuenta con campos propios? 

– J.R. Como empresa nosotros no tenemos campos de producción propios, son nuestros asociados o nuestros productores aliados quienes tienen sus cultivos y nosotros les brindamos todo el trabajo logístico cuando ya se está en el momento de la cosecha. Nosotros vamos a las fincas con toda la logística y los camiones de recolección y llevamos el aguacate hasta las plantas de empaque, a la de Antioquia o la Tolima, según la zona. Una vez en la planta, el producto pasa por una selección y un empaque. Ahí se etiqueta con todas sus características, especificando el lote y la finca de donde proviene, para mostrarle al cliente que realizamos una trazabilidad del producto. Hay que aclarar que Hass Colombia exporta contenedores completos, los cuales pueden llevar, en promedio, unas 24 toneladas de aguacates Hass. Sin embargo, no necesariamente un solo productor reúne esta cantidad, pueden ser varios productores. Pero la selección se hace en ese orden, el producto llega a la empacadora, ahí se selecciona, se etiqueta y ya se reúne en los contendedores. 

“Hemos hecho varias exportaciones a Estados Unidos que es el mercado de mayor consumo. Aunque de momento no se muestran cifras significativas, tenemos mucha expectativa con este mercado. Asimismo, esperamos que a mitad o finales de este año llegar al mercado de Asia. Nuestros objetivos están en tres mercados: China, Japón y Corea del Sur”, confirma Juan David Restrepo. 

Hoy en día, según cuentan los ejecutivos de Hass Colombia, Antioquia es la principal zona productora de aguacate, ya que allí es donde se han concentrado las principales inversiones. Sin embargo, hay un desarrollo importante en toda la región Andina, empezando en el sur del Huila, Cauca, Nariño, Cundinamarca, Tolima, todo el Eje Cafetero y el Norte del Valle del Cauca, “es ahí donde se está percibiendo un mayor crecimiento en la producción”, sostiene Restrepo. 

– ¿Cómo estuvo la campaña pasada? ¿Se consiguieron las proyecciones de producción? 

– E.M. Estuvimos acorde con lo que se había proyectado, de pronto si se adelantó un poco frente a lo que habíamos pensado. Normalmente, el aguacate se atrasa o se adelanta unas tres o cuatro semanas y eso es difícil saberlo con anticipación, pero esto no causó un mayor trastorno a nivel comercial y podemos decir que los resultados fueron muy positivos. 

– ¿Qué determina ese atraso o ese adelanto? 

– E.M. Definitivamente, el clima es un factor importante. Si hace mucho calor el metabolismo de las plantas es mucho más acelerado y por ende aguantar la fruta en el árbol es más difícil y todo lo contrario si es en épocas de lluvia, vamos muy de la mano con lo que el clima nos permita trabajar. 

 HASS COLOMBIA APORTA CONOCIMIENTO A LOS AGRICULTORES EN CAMPO 

– ¿Cómo transmiten los aspectos técnicos entre los productores para que tengan los conocimientos básicos para producir de la mejor manera? 

– E.M. Contamos con un equipo muy robusto de personal técnico en campo, y en cada región hay un responsable. En este momento tenemos 13 personas en campo, incluyendo un equipo de certificaciones especializado. Además, continuamente nos estamos formando o fortaleciendo con las experiencias de los agricultores de otras regiones, que a su vez trasmitimos a otros. Además, hemos entendido que la fruta colombiana tiene un comportamiento diferente, entonces el desarrollo agronómico para evaluar esa fruta es muy propio y se ha desarrollado basado en nuestra experiencia. Los técnicos de campo van, evalúan la fruta, el cultivo, hacen algunas recomendaciones, toman muestras y aprovechan estas visitas para compartir al agricultor las diferentes estrategias que lo llevarán a mejorar su fruto en el tiempo. Posterior a eso, dentro del proceso de empaque, se desprende una información valiosa para desarrollar planes de mejora en los cultivos y, por último, se resaltan los aspectos a mejorar en cada plantación. Paralelo a esto, hay un programa de certificación que asumimos desde Hass Colombia para acompañar y guiar a los agricultores para acceder a los certificados que nos piden los diferentes mercados internacionales. 

– J.R.  Ahí es muy importante destacar la frecuencia y la permanencia de nosotros en las fincas. No somos solo una empresa que tiene una relación de compra, nosotros somos aliados de los productores y estamos con ellos todo el tiempo en campo.  

A diferencia de otras zonas productoras, el aguacate que se produce en el trópico posee calibres medianos y pequeños. Sin embargo, en Hass Colombia, al recibir fruta de diversos orígenes y diferentes productores, deben trabajar intensamente para procurar que el calibre de la fruta sea el más homogéneo posible. “En una operación como la nuestra donde hay un volumen importante de contenedores lo que hacemos es que, cuando recibimos un lote de producción de una finca, generalmente no toda se va en el mismo contenedor, sino que hay una planificación previa que involucra diferentes fincas que hacen volumen para poder homogenizar los calibres. En un mismo palet que trae aproximadamente 1,200 kilos solo empacamos el mismo calibre. Basados en los destinos, así homogenizamos contenedores, esto lo hacemos en planta. En la finca homogenizamos las calidades, es decir, los aspectos no relacionados con el tamaño de la fruta sino con la calidad interna de la misma”, explica Meneses. “Adicionalmente, en la parte nutricional de las fincas, se les dice a los productores la frecuencia y los momentos en que deben aplicar ciertos nutrientes. Con este tipo de manejos nos aseguramos que podamos tener fruta con los calibres lo más homogéneo posible. Son técnicas que ayudan a tener fruta con mejor calibre”, complementa Restrepo. 

Pioneros en construir plantas de proceso 

“En el 2010, Hass Colombia construyó la primera planta de empaque que hubo en el país de aguacate Hass, se construyó en El Retiro, Antioquia, con el fin de hacer toda la labor de poscosecha que se requiere para la exportación. Hace dos años construimos otra planta con mejores especificaciones para atender a las regiones que por la distancia les cuesta mucho llegar hasta la del Retiro. Esta segunda planta opera en el municipio de Armero Guayabal, Tolima”, cuenta el gerente general de Hass Colombia. 

Hoy, la planta de El Retiro, tiene una capacidad de 6 t/hora, mientras que el packing de Tolima tiene una capacidad de 18 t/hora. Entre ambas plantas, tienen la capacidad para empacar 24 t/hora. “De momento estamos proyectando una ampliación de nuestra capacidad de empaque que puede consistir en ampliar las plantas existentes o construir una planta de empaque nueva de mayores especificaciones. Nuestros productores pueden tener la confianza que vamos a ir al ritmo del desarrollo del sector”, sostiene Restrepo. 

– ¿Cuáles son esas prácticas que se realizan frecuentemente para mejorar los calibres del aguacate? 

– J.R. Entre esas prácticas se puede destacar la aplicación de fertilizantes con mayor frecuencia, de esa forma los árboles pueden aprovechar los nutrientes de mejor manera.  

– E.M. Nosotros tenemos un sistema donde evaluamos las condiciones nutricionales del cultivo, considerando el sitio de la finca y la textura de su suelo. Sugerimos aumentar la frecuencia de la fertilización, pero no solo esto, ese es un caso puntual. Paralelo a la fertilización, recomendamos planes de poda, control de plagas y enfermedades enfocados a la obtención de fruta de calidad. 

– ¿Cómo se aseguran de la calidad e inocuidad de la fruta? 

– E.M. Lo primero es que la calidad hay que medirla desde diferentes aspectos. Nosotros evaluamos la calidad del cultivo y paralelo a eso, con las certificaciones, podemos evaluar las prácticas que se tienen. Si hablamos puntualmente de inocuidad, las fincas que trabajan con nosotros tienen prácticas adecuadas, entre ellas, capacitan a su personal, tienen calibrados sus equipos de aplicación, utilizan los productos permitidos y en las dosis recomendadas, tienen historial del terreno, llevan registros de sus labores, cosechan en los momentos oportunos y han desarrollado prácticas de cosecha y de transporte que disminuyen los riesgos asociados a la inocuidad. Nosotros constantemente hacemos un monitoreo de todas esas prácticas.  

CON EL OBJETIVO DE CONQUISTAR CHINA, JAPÓN Y COREA DEL SUR 

Durante la campaña 2020, Hass Colombia logró exportar 10,000 toneladas, una cifra que ha ido en permanente aumento durante los últimos. Según cuenta el gerente general, el pronóstico para la temporada 2021 está en lograr envíos entre 13,000 y 15, 000 toneladas. Concretamente, la compañía ha exportado entre el 90 y 95% de la fruta producida. Aquello que no califica para la exportación se destina a satisfacer las demandas de los consumidores locales. 

Hass Colombia más allá de comprar fruta busca poder desarrollar programas de trabajo de mediano y largo plazo con los agricultores.

Hoy en día, la fruta de Hass Colombia llega a Europa, teniendo como principales mercados el Reino Unido, Países Bajos y Alemania. “Hemos hecho varias exportaciones a Estados Unidos que es el mercado de mayor consumo. Aunque de momento no se muestran cifras significativas, tenemos mucha expectativa con este mercado. Asimismo, esperamos que a mitad o finales de este año llegar al mercado de Asia. Nuestros objetivos están en tres mercados: China, Japón y Corea del Sur”, confirma Restrepo.

– ¿Cuáles son las principales condiciones que deben cumplir para llegar a estos destinos? 

– E.M. Lo primero, es que la finca y el productor deben estar registrados como predio exportador ante el ICA, que es el organismo de control agrícola en el país. Además, la fruta debe cumplir con la madurez fisiológica adecuada y cumplir con los requisitos de plaguicidas permitidos en Europa u otro mercado que no tenga una barrera fitosanitaria. Por otro lado, si se va a exportar a Estados Unidos, Japón, Corea del Sur, China, Argentina, el predio debe estar certificado como libre de plagas para este mercado, esta es una certificación adicional que otorga el ICA. Además, el predio debe estar certificado en otras normas tanto de inocuidad como de buenas prácticas sociales y ambientales. 

FORMALIDAD Y TECNIFICACIÓN, ENTRE LOS RETOS DEL SECTOR AGUACATERO 

«Hay un reto muy importante relacionado con la informalidad. Hoy el mercado es muy abierto, cualquier nuevo comercializador o integrante de la cadena puede ingresar sin ningún tipo de restricción y culturalmente en Colombia el sector agrícola es muy informal y eso tiene rezagos en la comercialización de aguacate», explica Esteban Meneses. 

– ¿Cuáles son los retos a futuro, tanto en la parte productiva y comercial? 

– J.R. El principal reto que vemos en este momento es poder aprender a cultivar un aguacate de buena calidad. 

– E.M. Hay un reto muy importante relacionado con la informalidad. Hoy el mercado es muy abierto, cualquier nuevo comercializador o integrante de la cadena puede ingresar sin ningún tipo de restricción y culturalmente en Colombia el sector agrícola es muy informal y eso tiene rezagos en la comercialización de aguacate. Otro reto es la tecnificación y la implementación de los estándares de calidad en el sector para permanecer en la cadena productiva.