icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Aguacates

16 de noviembre de 2021
Se pronostican US$290 millones para 2022

“Al cierre de este año podemos estar en alrededor de los US$210 millones”

“Al cierre de este año podemos estar en alrededor de los US$210 millones”

De acuerdo con Jorge Enrique Restrepo, director ejecutivo de Corpohass, entre los retos que enfrenta el sector aguacatero colombiano está el poder habilitar más fincas que puedan exportar a los nuevos mercados y suplir la demanda de la fruta. Dijo que actualmente el aguacate Hass está llegando a aproximadamente 30 destinos y que cerca de 25 compañías realizan el 95% de los envíos.

Ximena González V.

-¿ En qué pie está hoy la industria del aguacate en Colombia?

-Este es un sector joven, muy dinámico, que ha tenido un crecimiento acelerado. El primer contenedor se despachó en el 2009 y hoy en día el aguacate Hass es el cuarto renglón en las exportaciones agrícolas del país, superado solamente por el café, el banano y las flores que son productos a los que podemos considerar tradicionales.

-¿Podría hacer un análisis de cómo se ha ido construyendo esta industria? ¿Dónde está el techo?

-Los primeros cultivos pueden tener alrededor de 20 años. La industria empezó desarrollándose en Antioquia, pero se ha ido expandiendo a otros departamentos productores considerando que es una fruta que se siembra a partir de determinada altura en una franja que va entre los 1.700 msnm y los 2,500. Los departamentos son Antioquia, los tres del Eje Cafetero, el Valle del Cauca, el Cauca, el Huila,el Tolima y algo en Cundinamarca porque son los que ofrecen esas condiciones no sólo de altura sino también el clima óptimo para la siembra. También se ha venido dando integración vertical hacia adelante y hacia atrás en la cadena, por ejemplo, hay empresas que empezaron la producción, después se volvieron exportadores, construyeron una planta exportadora e incluso han llegado hasta montar su propio vivero o empezaron siendo exportadores, después montaron una planta y posteriormente se volvieron productores, es decir, esos movimientos son una muestra de la consolidación del sector. En otros casos se ha tercerizado el proceso de maquila previo a la operación directa de una planta propia. De todas formas, existen planes de integración a futuro para algunas empresas a medida que van desarrollando su respectiva actividad como productores, empacadores o exportadores.

Hay zonas muy marcadas de producción… ¿Podría haber más? ¿Dónde?

-Fuera de esos departamentos mencionados , hay zonas donde ya se inició esta actividad agrícola de siembra y producción comercial en el departamento del Magdalena, específicamente en la Sierra Nevada de Santa Marta, donde se han logrado exportaciones pequeñas de aguacate Hass orgánico a Europa. Hay aproximadamente 40,000 hectáreas sembradas. Con registro ICA de predio exportador, al corte del 20 de octubre, hay 2,571 productores que suman 20,471 hectáreas.

LOS RETOS Y DESAFÍOS QUE ENFRENTA EL SECTOR EN COLOMBIA

-Productivamente, ¿cuáles son los desafíos?

Jorge Enrique Restrepo, director ejecutivo de Corpohass.

-Hay varios. Por el hecho de estar en el trópico se tiene la ventaja de que se puede producir fruta casi todo el año, aunque realmente son dos cosechas, la principal que va desde noviembre a marzo, que puede ser entre el 60% y 70% de la producción y la traviesa que va desde abril a agosto. Pero estar en el trópico también hace que estemos expuestos a variaciones severas en el clima, ya sean excesos de lluvia o sequías extremas. También el tema de control de plagas es más complejo en el trópico que en otras latitudes que cuentan con estaciones que marcan el período de producción de la fruta. Por otro lado, creo que el estado de las vías terciarias en algunas zonas de producción está muy deteriorado y eso afecta la productividad.

-Comercialmente, ¿qué retos enfrentan?

-Un reto grande es poder habilitar más predios y hectáreas que puedan exportar a los nuevos mercados, porque una cosa es tener el mercado abierto y otra cosa es consolidar el desarrollo de esos mercados al tener más oferta. A veces la dificultad no está en la demanda sino en tener más fruta disponible que cumpla las condiciones que exigen los mercados. Otro reto son las certificaciones, hace varios años los estándares internacionales eran una ventaja competitiva pero el mercado se va volviendo más exigente y ahora se van convirtiendo en estándares mínimos que los productores y los exportadores deben cumplir, es como un embudo que va depurando a productores que no cumplan con los estándares y las certificaciones. No solo se trata de certificarse sino también de recertificarse.

-¿Qué posibilidades hay para la industrialización del aguacate?

-La transformación del aguacate es una actividad agroindustrial que ha venido creciendo y en esa medida cada vez se va a necesitar más fruta como materia prima para procesos de elaboración de pulpa, guacamole, aceite e incluso para aguacate ultracongelado en trocitos o en mitades. Hay que aclarar que los mercados abiertos para la fruta procesada son distintos a los de la fruta en fresco y las condiciones, los requerimientos y los clientes también varían. Si el sector de la fruta en fresco se va desarrollando, también puede ir jalonando el crecimiento de esta actividad productiva en la cadena.

EXPORTACIONES DE HASS PARA EL CIERRE DEL AÑO LLEGARÍAN A US$210 MILLONES

-¿Qué balance hace del sector aguacatero colombiano durante este año? ¿A la fecha cuánto suman las exportaciones?

-De enero a agosto de 2021 según las cifras oficiales se han exportado US$151 millones y en todo el 2020 se exportaron US$146 millones. Ya superamos las cifras del total del año anterior con uncrecimiento del 47% en toneladas y en dólares del 77%. Al cierre de este año podemos estar en alrededor de los US$210 millones y posiblemente al final del 2022 entre US$290 millones a US$300 millones.

-¿Actualmente a cuántos países está llegando el aguacate Hass colombiano?

-El principal mercado y que se ha consolidado como el mercado natural es la Unión Europea que representa más o menos el 90% de las exportaciones totales, pero en los últimos 4 años se han abierto 7 nuevos mercados que son Estados Unidos, Argentina, Perú, China, Japón, Corea y Chile y eso nos va a permitir diversificar y tener nuevas alternativas para no tener las exportaciones tan concentradas en un único mercado.

La fruta está llegando a aproximadamente 30 destinos alrededor del mundo, más o menos 25 compañías hacen el 95% de las exportaciones. Hay que resaltar que ya se empezó a exportar a esos nuevos mercados, aunque a Chile todavía no, el mercado ya está abierto, pero falta un trámite de procedimiento en ese país. Aquí hay que aclarar que, de esos 30 países, el 90% son mercados de Europa y dentro de Europa hay 4 o 5 países que representan entre el 80% y 90% que suelen ser Holanda, Reino Unido, Francia, España y Bélgica.

-¿A qué destinos se espera llegar próximamente?

-La meta es seguir consolidando los nuevos mercados como Estados Unidos, pero hay grandes oportunidades con China, Japón, Corea y Chile, donde justo estamos a un paso para el inicio de las exportaciones, el protocolo ya está aprobado.

UNA APUESTA POR LA SOSTENIBILIDAD DEL SECTOR

-Algunos ambientalistas han dicho que la siembra de aguacate Hass afecta el ecosistema y las fuentes hídricas. ¿Qué trabajos se vienen adelantando desde la entidad para desmentir esas afirmaciones?

-En este aspecto tenemos varias iniciativas. Elpropósito superior de Corpohass es liderar la sostenibilidad de la agroindustria colombiana del aguacate Hass y de ahí se desprenden diferentes acciones y proyectos. Ya tenemos firmados y en operación 3 convenios con Corporaciones Autónomas Regionales en Antioquia (Cornare), Risaralda (Carder) y Huila (CAM) donde lo que buscamos es armonizar la actividad productiva con el cumplimiento de la normativa ambiental a través de la sensibilización, educación y formación de los productores para que hagan las cosas bien desde el principio. En esos convenios a través de las diferentes actividades y jornadas en campo ya hemos impactado a cerca de 750 productores desde octubre del año pasado. Otra iniciativa que nos gusta destacar y que ha sido bien acogida por la comunidad en general es un proyecto de polinización dirigida en 22 predios de 7 municipios deldepartamento de Risaralda con gran  articulación pública y privada. Nos han manifestado en varias oportunidades replicar el proyecto en otros departamentos productores.

Lanzamos el primer piloto del Sello Hass Sostenible a finales del año pasado, participaron 20 empresas de las cuales 10 son productoras y 10 exportadoras, ya se tiene el manual técnico, las condiciones de uso, los criterios para la auditoría y la imagen final del sello, solamente falta la adjudicación a los primeros acreedores que se va hacer durante Territorio Aguacate, en Medellín este 2 y 3 de diciembre. Por otro lado, venimos generando diferentes espacios académicos donde le transferimos conocimiento de expertos directamente a los productores en materia ambiental, los planes de trabajo para los nuevos mercados, manejo integrado del cultivo, certificaciones, entre otros temas. Este año hemos organizado jornadas en 44 municipios de 5 departamentos impactando 1,835 productores. Al final, la sostenibilidad también abarca  el desarrollo integral para la competitividad del productor facilitando la agroexportación.

-¿Están las empresas consientes de esta situación y le están apostando a las reservas de bosque para asegurar el mantenimiento del ecosistema?

-Los mercados lo van exigiendo. Hay determinadas certificaciones que son difíciles de cumplir pero hay que ir trabajando en esa materia. Se viene generando conciencia sobre la importancia de preservar los bosques nativos, hay empresas que también hacen inventarios de flora y de fauna y nosotros tenemos que mantener ese esfuerzo de llegarle al productor para educarlo sobre la importancia de la preservación de los ecosistemas porque eso es un compromiso con el país,  los mercados y las generaciones futuras.

 

Próximas Conferencias

Cursos de tu interés

Artículos relacionados