icon-category icon-close icon-closequote icon-down icon-download icon-evento icon-facebook icon-instagram icon-lang icon-linkedin icon-lupa icon-menu icon-next icon-openquote icon-paper icon-pluma icon-popular icon-prev icon-send icon-share icon-twitter icon-ultimo icon-video icon-youtube share-facebook share-gplus share-linkedin share-mail share-twitter

Enero 2021 | Flores

Insectos polinizadores

Abejorros son selectivos y memorizan la ubicación de las mejores flores

Científicos de la Universidad de Exeter examinaron los vuelos de aprendizaje que realizan los abejorros y las abejas.

Científicos de la Universidad de Exeter en Reino Unido descubrieron que los abejorros son selectivos y memorizan la ubicación de las mejores flores. Además, concluyeron que el tamaño de los insectos influirá en el nivel de recordación y aprendizaje de la ubicación de las flores predilectas.

“El hallazgo sorprendente de nuestro estudio es que el tamaño de una abeja determina esta toma de decisiones y el comportamiento de aprendizaje», remarcó Natalie Hempel de Ibarra, profesora asociada en el Centro de Investigación en Comportamiento Animal de Exeter. Cabe recordar que las abejas y abejorros pertenecen a la misma familia, la familia Aphidae.

Durante la investigación se observó que las abejas cautivas visitaron flores artificiales que contenían una solución de sacarosa (azúcar) en concentraciones variables. Cuanto más grande fue la abeja, más varió su comportamiento de aprendizaje dependiendo de la riqueza de la solución de sacarosa.

En esa línea, los científicos determinaron que las abejas más pequeñas invirtieron la misma cantidad de esfuerzo en aprender la ubicación de las flores artificiales, independientemente de si la concentración de sacarosa era alta o baja.

De otro lado, se comprobó los diferentes roles de las abejas en sus colmenas. “Los abejorros grandes pueden transportar cargas más grandes y explorar más lejos del nido que los más pequeños. Los pequeños con un rango de vuelo y una capacidad de carga más pequeños no pueden permitirse ser tan selectivos, por lo que aceptan una gama más amplia de flores”, detalló Hempel.